Celebran actos 175 aniversario natalicio Manuel de Jesús Peña y Reynoso

Celebran actos 175 aniversario natalicio Manuel de Jesús Peña y Reynoso

Elsa Brito encabeza la mesa principal del acto en honor al 175 aniversario del natalicio de Peña y Reynoso. Foto: Bartolo García

Félix Parra | ACTUALIZADO 03.12.2009 - 10:14 am

Con motivo del 175 aniversario del natalicio del educador y gran maestro Manuel de Jesús Peña y Reynoso, el Ateneo Amantes de la Luz desarrolló ayer una concurrida actividad, en su sede de esta ciudad de Santiago.
   
La profesora Elsa Brito de Domínguez al pronunciar las palabras de motivación del acto, resaltó los aportes que hiciera Peña y Reynoso al sistema educativo dominicano, sobre todo de Santiago, por lo que en el nuevo aniversario de su nacimiento era digno de tal reconocimiento.
    
"Hoy estamos celebrando una fecha muy importante, no sólo para el sector educativo nacional, sino también para todos los dominicanos, porque estamos conmemorando el natalicio de un hombre excepcional", expresó.

Como parte del programa un grupo de estudiantes del Colegio San Juan Bautista, hicieron la biografía dramatizada de Peña y Reynoso, con la escenificación de la fábula "Las dos Palmas".
 
Luego tuvo a cargo las palabras la directora del Colegio San Juan Bautista, licenciada Mercedes Coronado de Grullón, quien también resaltó los dotes que adornaban al ilustre educador dominicano.
    
Durante la actividad se presentó también una exhibición del Batón Ballet y los Abanderados del Colegio San Juan Bautista y la Banda Municipal de Música interpretó el Himno Nacional.
    
Biografía
    
Manuel de Jesús Peña y Reynoso nació en Licey al Medio de la provincia de Santiago el día dos de diciembre de 1834, siendo sus padres dos agricultores de origen canario, Diego de Peña y Juliana Reynoso.
     
Sus primeros estudios los realizó bajo la dirección de los ilustres maestros el presbítero Gaspar Hernández, Juan Luis Franco Bidó y Benigno Filomena de Rojas.
    
Gran civilista de múltiples facetas, educador, político, periodista, poeta y crítico. La revolución del 7 de julio de 1857 lo motivó a viajar a Santiago de Cuba, donde junto al general Carlos Manuel de Céspedes participó en la primera guerra contra el dominio español, y luego junto a su compatriota, el general Máximo Gómez.
     
En 1873 retornó a la patria donde reinició su fecunda labor educativa, donde fundó el Colegio La Paz y el periódico El Dominicano. En 1874, reafirma su pensamiento civilista, creando la Sociedad Literaria Amantes de la Luz, institución a través de la historia representa uno de los centros culturales de más prestigio en el ámbito nacional.
    
Entre otros cargos educativos fue director de la Escuela Superior de Montecristi, y luego el Colegio San Felipe, de la ciudad de Puerto Plata, eminente director del Colegio Central de Santo Domingo y en 1902, fue enviado a dirigir la Escuela Normal de Santiago de los Caballeros.
     
En la poesía alcanzó sus mejores logros en las fábulas "Las dos Palmas", "El color azul" y "Reminiscencias". Su labor crítica la plasmó en dos notables ensayos sobre "El Enriquillo" de Manuel de Jesús Galván y "Fantasías Indígenas", de José Joaquín Pérez.
    
Murió en Cuba el día dos de agosto de 1915, donde aún reposan sus restos. El Pueblo dominicano se sentirá altamente complacido con el retorno de los restos del ilustre pensador y educador dominicano, lo que constituye un reto de nuestra historia.
   
Con el acto patriótico cultural el Ateneo Amantes de la Luz quiso enaltecer la ilustre figura de su fundador, el gran ateneista Manuel de Jesús Peña y Reynoso.