24 Septiembre 2018 9:06 PM

PortadaCiudad

Club Rotario Santiago Monumental y los ancianos

Redacción | ACTUALIZADO 14.05.2013 - 9:15 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

 Por Francisco ANGELES

En el año 1990 la Junta Directiva de  Rotary Internacional llamó a los Clubes Rotarios de todo el mundo: “A dar nuevas oportunidades a los ancianos”. Antes el Club Rotario Monumental lo hacía en el Hogar de ancianos San Vicente de Paúl de Santiago.
   
En mi condición de seguidor fiel de Paúl Harris y de Ricardo de La Rocha (Fundador de Los Monumentales), así como de mis padrinos Luis  Ramón Bisonó y Juan Rafael Trigo Fondeur y a partir de que viniera mi profesor de Geriatría de Madrid Miquel Marí a quien el Club reconoció con un Paúl Harris en 1992 a partir ahí se hicieron los operativos geriátricos de este Club que se hacían dentro del marco de los operativos médicos donde se veían de 60 a 80 enfermos de edades comprendidas desde 65 y 110 años.
   
Dichas actividades de asistencias a los ancianos se empezaron haciendo en las comunidades que existían grupos de Rotary para  Fomento para el Desarrollo de la Comunidad, de los cinco existentes en el Club Rotario Santiago Monumental dos se formaron en el período 2010-2011 bajo el lema de “Fortalecer comunidades, unir continentes”, que se puede ver en el libro del Club “40 Años de Servicios Comunitarios”.
   
Dado el aumento sustancial de la población mundial y por ende de los envejecientes en Santiago la demanda de personas de la tercera edad se han multiplicado y esa población demanda una atención especial, lo cual siempre han entendido los socios monumentales sin olvidar sus proyectos principales 1) Regalo de  Vida donde se operan alrededor de 150 niños de corazón anual que dirige Juan Ramírez, y las becas estudiantiles que se iniciaron en el 1976 con el CR Príamo Rodríguez Castillo, las cuales han continuado gracias a Miguel Ángel Núñez y Máximo Domínguez.
  
 Como se ve este Club siempre ha trabajado a favor de los ancianos y nunca ha dejado de colaborar con el hogar San  Vicente de Paúl, así como los ancianos de Moca, La  Vega, La  Casa Sacerdotal de Matanzas, el Hogar de San José de Las Matas donde se iniciaron operativos junto a la madre Aura, así como el último hogar de Santiago el de Villa González el cual se hace a través de la presidencia de Roberto Almonte y que esperamos que continúen. Es importante destacar que los mismos se han podido llevar a cabo gracias  aporte de la matrícula del Club, así como de nuestro socio honorario que aún vive “Don Manuel Arsenio Ureña”,  La Fundación ADEMI, La Cooperativa La Altagracia y la Segunda Brigada del Ejército Nacional que nos ha prestado su asistencia desde los inicios de este Club hasta nuestro día, lo cual esperamos que continúen haciendo por el bien de los ancianos de Santiago y el mundo.
   
Las personas mayores de edad o envejecientes casi siempre necesitan expresión de cariño de sus familiares, amigos y las comunidades donde viven, es por ellos que el ala juvenil de los Monumentales entiéndase Interact y Rotaract siempre ha prestado su asistencia a dichos centros, no solo en el área de la alimentación y la higiene sino también el área del entretenimiento y la lectura, lo cual le exhortamos que continúen haciendo, para que así un día entiendan porque “se benefician más lo que mejor sirven”.
   
Quien suscribe como rotario en licencia de este Club Monumental quiero felicitar a los demás Clubes Rotarios de Santiago que también dedican recursos y tiempo a los hogares de ancianos, así como los clubes de La Vega, Moca, Macorís, Bonao, Puerto Plata, Mao y los clubes de Santo  Domingo y el Sur, sin olvidar los del este del país; pues queda claro que el Distrito 4060 jamás se ha olvidado de los ancianos quien lo dude, solo debe revisar las cartas mensuales de los últimos 20 años y se encontrará con esa realidad lo cual dice la coherencia de Rotary frente a los ancianos.
   
Rotary entiende los cambios físicos, Psicológicos y sociales de los envejecientes así como las necesidades que los mismos requieren y tiene interés en apoyarles por lo que le recuerda que “vivir es cambiar” y con ello puedan tener una mejor salud y bienestar evitando las caídas y visitando sus  médicos para evitarle el dolor y el sufrimiento siempre estando sujeto al batón que Rotary le recomienda, para que así siempre pueda estar en casa , el mejor lugar donde se puede estar y puedan mantener sus relaciones sociales en bienestar y calidad de vida como lo quiere el Señor y recuerden que la mejor medicina debe ser su alimento, ya que la nutrición y la higiene después del amor son los mejores medicamentos para los ancianos como decían los médicos antiguos y los rotarios del pasado.
   
Con el servicio a los ancianos este Club fortalece: “La paz a través del servicio” y “Vive Rotary para cambiar vidas”.

El autor es especialista en Psicología, Psiquiatría y Geriatría.





0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.