21 Noviembre 2018 4:46 PM

PortadaCiudad

Advierten presencia record de deportados de EEUU podría elevar inseguridad

Nelson Peralta | ACTUALIZADO 16.03.2017 - 8:33 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

SANTIAGO.-La presencia de dominicanos deportados de los Estados Unidos, “ya graduados en la maldad” podría convertirse en más oxígeno que fomentará la llama de violencia y alarmante situación de inseguridad que vive el país”, advirtió ayer el semanario católico Camino de la Iglesia Católica  en Santiago.
 
Sin embargo, pide no cerrarle las puertas ni estigmatizarlos como personas contagiosas, ya vienen de sufrir el desengaño de no hacer posible  el sueño americano que le pintaron.
 
Llegan destruidos y con menos fuerzas para enfrentar el nuevo reto que le ¬presenta la vida.
 
“Ante esta situación, creemos que el Estado dominicano debe, y puede crear programas de ¬asistencia a estos hermanos nuestros que causaron daño a la nación que los acogió, y que mellaron la imagen de la comunidad dominicana en Estados Unidos que se ha caracterizado por la solidaridad, el amor al trabajo y a la Patria que un día los vio partir.
    
La publicación del arzobispado de Santiago, mostró preocupación porque dijo que solo en lo que va del año más de 500 dominicanos han sido repatriados desde Estados Unidos al cumplir condenas en cárceles de esa nación.
    
La mayoría, sostuvo han cometido delitos de narcotráfico, homicidios, falsificación de documentos, aunque algunos llegaron  a esas tierras con la ilusión de mejorar sus condiciones de vida, y la de los familiares que dejaron en el terruño que los vio nacer, pero el nuevo ambiente volvió añicos sus valores.
     
Advierten que de continuar esta tendencia la cifra de repatriados será superior a los 3 mil enviados en el 2015, y a los 2,368 del año pasado.
   
Además, “tenemos que advertir que si delinquieron allá, donde las leyes son más severas y las hacen cumplir, qué será en nuestro país, donde hay tantas dobleces en la justicia y donde por años el delito queda sin castigo”, sostuvo.
     
Camino en su editorial, señala  que la presente realidad, con este fenómeno social de los repatriados, preocupa, aunque esta consciente que  dentro de los miles de deportados hay algunos que cometieron faltas menores y que deben ser tratados de una forma diferente.  



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.