19 Octubre 2018 4:27 PM

PortadaCiudad

Conflicto entre CORAASAN y la Alcaldía se profundiza

Nelson Peralta | ACTUALIZADO 02.01.2018 - 7:08 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Santiago.-El conflicto de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago y el Ayuntamiento de este municipio se profundiza, luego que la Alcaldía dispusiera por segunda ocasión el cierre de la oficina comercial  ubicada en el edificio municipal de la avenida Juan Pablo Duarte y en respuesta nuevamente fuera cancelado el hermano del síndico  Atuey Martínez.
    
Se recuerda que la crisis entre ambas instituciones dirigidas por dos dirigentes del PLD, miembros del Comité Político y Central de la entidad, había tomado un giro importante de solución luego que se pusieran de acuerdo en la forma de pago y se reapertura la oficina de Coraasan que opera en el cabildo.
    
Pero sorprendentemente sin razón, aparente la semana pasada volvió el alcalde Abel Martínez a cerrar las puertas de la oficina y  procedió a cambias las llaves de las  puertas, de manera  tal que Coraasan no tiene control del espacio.
    
En medio de la primera crisis, había sido cancelado como gerente de    de Aguas Residuales el ingeniero Atuey Martínez y luego  de superado en parte restituido en la empresa, pero como asistente del gerente de operaciones, ingeniero Jaquez, pero ayer se informó que había sido destituido por segunda ocasión.   
    
Se informó que se proyectaba una reunión para tratar el aspecto relativo al cobro del servicio de recogida de la basura en el recibo de Coraasan, a la que la institución  no está obligado por Ley, sino que la legislación manda a ponerse de acuerdo, pero no lo han hecho.
    
Sin duda que a partir de que un empresario contratista del Ayuntamiento  bloqueo los fondos  de la cuenta donde deposita Coraasan al cabildo,  se agudizó la litis judicial que mantienen las dos  instituciones por demandas y contrademandas a causa de deudas millonarias que datan desde el año 1999.
    
El enfrentamiento entre el alcalde Abel Martínez y el ingeniero Silvio Durán, director general de CORAASAN tiene su origen en una demanda que contra el Ayuntamiento se presentara en la justicia reclamando el pago de 185 millones de pesos.
 
Se recuerda que esa demanda fue presentada por los abogados de CORAASAN contra el cabildo luego que Abel Martínez depositara una querella por supuesta negativa de  la entidad a entregar  los fondos al cabildo.
   
El 16 de julio del 2017, el abogado Jorge Luis Polanco, en representación de CORAASAN, presentó la demanda contra el Ayuntamiento, reclamando el pago de los 185 millones de pesos como deuda por servicios de agua potable y alcantarillado desde el 1999 hasta la fecha.
   
No obstante, el Ayuntamiento de Santiago alegaba que CORAASAN le debía alrededor de 100 millones de pesos.
 
El pasado 15 de diciembre del 2017, la cuenta del Ayuntamiento en CORAASAN recibió un embargo retentivo u oposición de pago por un monto de 84 millones de pesos, luego que un empresario reclamara el pago de trabajos realizados y no pagados a la administración municipal.
    
La acción de embargo se hizo a través de la Suprema Corte de Justicia, basado en una sentencia donde se ordenaba al Ayuntamiento de Santiago hacer un pago de 12 millones 814 mil 769 pesos a favor del contratista Rafael Conrado Santos, lo cual no fue acatado.

Este diario confirmó la información de que CORAASAN está cumpliendo con el embargo impuesto por la Suprema Corte de Justicia y no le está entregando los recursos económicos que percibe por el cobro del servicio de recogida de basura al Ayuntamiento local.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.