14 Noviembre 2018 1:29 PM

PortadaCiudadAyuntamiento y Democracia

Migración: problemática social muy complicada en RD

Ignacio Guerrero | ACTUALIZADO 27.08.2018 - 7:45 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

"La crisis se produce cuando lo viejo no acaba
de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer."
( Bertolt Brecht)



La masiva emigración del campo a la ciudad en República Dominicana se ha convertido en una problemática social y económica bastante compleja, cuyo proceso requiere que el Estado le ponga la atención que amerita.
   
Cada día se incrementa la cantidad de personas que huyen de las zonas rurales, como consecuencia de problemas como desempleo, pobreza, marginalidad y de las condiciones inhumanas en que viven miles de familias abandonadas y olvidadas a su suerte.
   
Además, en la ruralidad se sufren los efectos del deterioro de caminos y carreteras, deficiencia de servicios de agua potable, energía eléctrica y asistencia médica.
   
Se trata de un drama tétrico, por tanto, es insoportable y eso obliga a que la población se aleje de costumbres, tradiciones, familia y de todo lo que forma parte de su existencia.
   
También se suma a esa realidad, esto es lamentable, que terratenientes, hacendados y  latifundistas, quienes han contado con el respaldo de autoridades, el despojan a los agricultores de las tierras y otras propiedades; incluso a quienes permanecen las comunidades los explotan como jornaleros, ya que le pagan entre 300 y 400 pesos por diez horas de trabajo, sin ninguna protección laboral, carente de seguros social y médico.
   
En nuestros campos se ha establecido una especie de “esclavitud” del siglo XXI, porque a los obreros agrícolas los subyugan y los oprimen, hasta el punto que sobrevive en medio de precariedades, hacinamiento, promiscuidad, insalubridad y todas las calamidades.
   
Por eso la población rural se ha reducido a un 20 %, porque una inmensa mayoría se ha radicado en las áreas urbanas y se radican a orillas de ríos, arroyos y cañadas se adicionan a los cinturones de miseria que se desarrollan en los pueblos.
   
Partido Fuerza de la Revolución ha presentado un panorama crítico, el cual debe superarse con urgencia para frenar la migración campesina.

¿Qué hacer?
   
Lo primero es que el Gobierno debe ordenar un estudio que permita determinar con exactitud la crisis, base esencial para elaborar un diagnóstico objetivo que permite plasmar las alternativas factibles para dignificar la vida en el campo.
   
No obstante, es visible que se necesita la recuperación de las tierras y distribuirlas entre las familias, a fin de que se incorporen a la producción y logren obtener los ingresos para desenvolverse con decoro.
   
En adición a esto, se deben ejecutar programas sociales y económicos que aseguren salud, educación, alimentación, sana recreación y bienestar en todos los aspectos, es decir, desarrollar un plan integrado por la paz social y la tranquilidad de los dominicanos que residen en secciones y parajes de República Dominicana.

Para eso hace falta voluntad política y un plan social y económico, la clave en busca de detener el flujo migratorio del campo a la ciudad.

*Cortitos Políticos
Cada día se acentúa la crisis que sacude al gobernante Partido de la Liberación Dominicana…Los seguidores de Danilo Medina y Leonel Fernández Reyna escenifican confrontaciones radicales, las cuales podrían degenerar en la división de la organización…La oposición, en cambio, carece de discurso, misión y una plataforma programática con vocación de poder…Es preciso, entonces, que se conforme una real alternativa para enfrentar a los partidos y dirigentes tradicionales del sistema, porque son responsable de la crisis estructural que agobia a la población…



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.