25 Septiembre 2018 8:31 PM

PortadaCiudadAyuntamiento y Democracia

Encuestas y partidos políticos emergentes

Ignacio Guerrero | ACTUALIZADO 31.08.2017 - 8:12 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

“Se madura y evoluciona cuando se hace
 autocrítica y se acepta la crítica constructiva”.
 (Jorge González Moore)


Resultados de encuestas políticas realizadas recientemente, los cuales presentan una radiografía del posicionamiento de los partidos y los dirigentes con aspiraciones presidenciales,  deben obligar a las cúpulas de las agrupaciones emergentes a reflexionar para adquirir consciencia sobre su realidad.
   
Tenemos un cuadro político-electoral que favorece a las fuerzas  tradicionales como PLD, PRM, PRD y PRSC, ya que concentran más del 90% de la preferencia entre los ciudadanos con derecho al voto.
   
En la mayoría de las investigaciones no aparecen las entidades alternativas, y en las que suelen colocarse no llegan ni al dos por ciento de simpatía, situación que debe preocupar a quienes guían a las mismas.
   
Alianza País, Opción Democrática, Partido Humanista Dominicano, Partido de los Trabajadores Dominicanos, Fuerza Nacional Progresista, Alianza por la Democracia, entre otros estamentos están distante de la vocación de poder.
   
Pero tampoco se observan en la plataforma de las encuestas a Guillermo Moreno, Minou Tavárez Mirabal, Max Puig, Elixido Padua, Pelegrín Castillo, quienes promueven proyectos en busca de la presidencia.
   
Como los estudios de marketing políticos son instrumentos de trabajo, es oportuno que los hallazgos en los mismos sirvan de base para que las direcciones de los partidos emergentes organicen talleres, seminarios y hasta congresos para determinar las causas de su debilidad ante en el electorado.

¿Qué hace falta?

Es posible, apreciamos nosotros, que los dirigentes no tengan  un discurso que logre conexión con las masas, una propuesta programática que atraiga a la gente, una ideología clara y precisa, así como una visión acabada del momento social, político y económico que se vive en el país.
   
Urge, esto es vital, que el liderazgo de las fuerzas alternas detecten sus debilidades para erradicarlas; y las oportunidades para afianzarlas en la búsqueda de  construir la vocación de poder.
   
Además, si se basan en los mismos objetivos es pertinente que edifique la unidad, porque disgregados continuarán muy lejos del poder, el cual es el propósito esencial en el campo de la política.
   
O actúan con razonamiento y serán sepultados por la realidad que prevalece en el momento.
   
Es imprescindible que apliquen  el concepto filosófico que establece que los líderes deben adecuar su comportamiento a la actualidad, es decir, ni quedarse atrás y tampoco adelantarse, porque es lo que permite aprovechar las circunstancias para llegar al poder.
  
 ¿Se animan los dirigentes de los partidos emergentes a desarrollar un  ejercicio crítico y autocrítico? Ojalá que sí, ya que es la fórmula para comprender, asimilar e interpretar la objetividad y definir políticas para crear las condiciones subjetivas para transformarse en opciones capaces de llegar al poder.
 
  De lo contrario, que no quepa duda, seguirán arando en el desierto. ¿Sí o no?




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.