21 Noviembre 2018 4:13 PM

PortadaDeportes

Distinta...

Redacción | ACTUALIZADO 17.10.2018 - 9:04 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Quienes vieron al boricua Kenny Vargas el año pasado y lo  han visto ahora, es probable que estén de acuerdo de que se trata de una versión distinta del jugador con respecto al 2017-2018.
  
 La temporada pasada, aún cuando conectó algunos buenos batazos con el conjunto aguilucho, Vargas realmente no llenó las expectativas con el bate,  y predominaron en su accionar los ponches.
   
Es por eso que, cuando se anunció su contratación para la presente estación con las Aguilas, algunos fanáticos vía redes sociales en forma de broma,  escribieron:"prepárense para que vean muchos ponches".
   
Y ciertamente ese fue el concepto que se hicieron los aficionados de Vargas como bateador, pues en la campaña pasada, el nativo de la comunidad de Canovanas, Puerto Rico,  se ponchó en 20 veces  en los 14 partidos en que vio acción y en los 54 turnos agotados. En la ocasión concluyó con average de 222, con 12 hits, dos cuadrangulares, cuatro dobles, ocho vueltas anotadas y cinco impulsadas.
   
No obstante, en el corto lapso que va del presente torneo de béisbol Otoño-invernal, los fanáticos de los 21 veces campeones nacionales se han llevado una grata impresión.
   
Esto así, porque el Vargas que se ha visto  hasta ahora está mucho más efectivo en el plano ofensivo y ha logrado conectar a la bola de manera oportuno y contundente. De hecho, él ha sido de importancia en algunas  de las carreras que han anotado las Aguilas en los cuatro juegos que han tenido frente a rivales distintos, desde que fue inaugurado el joven campeonato.
   
En efecto, Vargas tiene un respetable de  400 en 15 turnos agotados y cuatro partidos jugados, seis imparables, dos vueltas anotadas y tres remolcadas. La verdad es que se ha visto mucho mejor que en su actuación pasada.
   
Dueño de un físico impresionante -de gran parecido al astro dominicano David Ortiz-, Vargas, quien se desenvuelve como primera base, en principio descolló como un gran prospecto de los Mellizos de Minnesota, con quienes militó por cuatro años en el equipo grande.
   
El 2017 fue su año más reciente con los Mellizos, período en el que bateó para promedio de 253, en 78 juegos jugados y 241 turnos agotados, con 11 jonrones, 13 dobles, 33 carreras anotadas  y 41 remolques.
   
De por vida, batea en la gran carpa para  252, con 35 vuelacercas,104 vueltas anotadas y 116 impulsadas.
   
Este año Vargas no vio acción en las Mayores. Empero,  a sus 28 años de edad -nació el 1 de agosto de 1990-, con salud y un poco de suerte, el muchado podría regresar a las Grandes Ligas. Tiene el talento y en esta liga, bien podría convertirse en un bateador temible, en razón del poderío que alberga,siempre que pueda mantener la consistencia en el plano ofensivo. Empero, habrá que darle tiempo. Por lo pronto, ha tenido un buen comienzo. Y ese es muy buen indicio. ESQUINITAS-. El mexicano Saúl -Canelo-Alvarez, actual campeón unificado de los medianos, acaba de dar "un palo" como se dice en buen dominicano. Pactó ayer  un contrato de 365 millones de dólares por cinco años y 11 peleas con la cadena Dazn, un servicio de transmisiones en directo de eventos deportivos. Es el contrato más lucrativo en la historia del deporte que, dicho sea de paso,  lo convierte  en el deportista mejor pagado.El contrato entrará en vigencia el próximo 15 de diciembre cuando "El Canelo" se mida al británico Rocky Fielding en eL Madison Square Garden, de Nueva York, por el trono supermedio del segundo versión Asociación Mundial de Boxeo -AMB-...PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES:En 1979, Jesús Rojas Alou compartió las funciones de jugador y coach de los Astros de Houston, oportunidad en la que el dirigente lo era Bill Virdon. !Suena la campana! !Climmp!



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.