21 Septiembre 2019 9:18 AM

PortadaMirador

Entre usted y yo...

Entre usted y yo...

ampliar foto

Rafael De Leon (Rafelito) junto a una de sus obras.

Luisa Rebecca Valentín | ACTUALIZADO 22.05.2019 - 6:18 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

"Pero un amigo, es un amigo, hasta tanto se pruebe lo contrario..."  Amaury Pérez.

***

Casa de Arte, la casa de los artistas, ha realizado dos actividades que a mí, particularmente me conmueven y felicito a Rafael Almánzar Mármol por todo su empeño en todas estas historias que a diario pasan en Casa de Arte.  Pues, el 15 de mayo se dio apertura a la exposición pictórica "Visión Surrealista de lo Nuestro", del escenógrafo y pintor Rafael De León (Rafelito) y también la dedicatoria al mismo Rafelito del XV Festival de Teatro de Casa de Arte, un homenaje a su amplia trayectoria de más de 40 años como escenógrafo de Santiago y el país.  Pocos saben que él es también artista plástico.

***

Rafelito, a quien conozco desde hace tantísimos años, pertenece a ese extraño y escaso grupo de personas que no te fallan nunca.  Sensible, leal, artista, terco y con esa profunda e intensa visión del arte, a su manera, en su grandioso mundo al que pocos tienen acceso, igual que a su gran corazón.  Un hombre de teatro y de creación,  antes de que existiera el Centro de la Cultura él ya estaba ahí y ahí estará, pase lo que pase, rondando los pasillos y sótanos del  edificio, llenando los espacios con su presencia, su cigarrillo y su martillo.  No hay nada imposible para Rafael De León en términos de realizaciones cuando algo pasa por la mente de algún ideador.  Por extraño que parezca, él tiene la solución para llevar a la realidad cualquier idea, por compleja que sea.  Solo hay que darle unos días para que su desbordante creatividad asome y se manifieste creando objetos, utilerías y escenografías sorprendentes.

***

Sin ínfulas, sin creerse nada, ni superior, Rafael De León ha vivido simple y sencillamente siempre,  en un diálogo permanente con su arte y sus espacios creativos,  poco valorado muchas veces por los mismos que acuden a él, para soluciones escenográficas y de utilería, por eso valoro tanto esta distinción de Casa de Arte.  A su mundo particular, pocos han tenido el privilegio de entrar, me llena de orgullo poder tener el privilegio.  Disfrutar con Rafael De León de sus vivencias, de sus creencias, conocer de su íntima expresión creativa en la pintura y compartirla, es una experiencia memorable.  Es justo reconocer a este gran trabajador, a este hombre lleno de vivencias, de historias, de ideas y sobre todo, un hombre que, lejos de esa apariencia común, encierra el creador escenográfico más sensible que conozco, dueño de un corazón bueno, reflejo de su gran calidad como ser humano y artista.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.