17 Agosto 2019 6:56 PM

PortadaNación

Pareja del exembajador dice crecimiento de RD se debe a fondos del narco procedentes de Venezuela

Redacción | ACTUALIZADO 15.07.2019 - 8:59 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

 Santo Domingo.-El consorte del exembajador de los Estados Unidos en la República Dominicana, James Brewster, declara en su libro “Breaking Protocol”, publicado el pasado 4 de julio, que el crecimiento económico del que goza la República Dominicana en los años recientes se debe a fondos económicos que vienen desde Venezuela a través del narcotráfico y el lavado de dinero.
   
Bob Satawake relata en la página 131 del texto que “el estilo monopólico y las medidas proteccionistas (que aplican las autoridades) hacen que la inversión extranjera en la República Dominicana sea virtualmente imposible, razón por la cual el mercado actual del país” se mantiene “estancado”, indica.
   
Sostiene que estos recursos provenientes de Venezuela fluyen a través de la construcción excesiva de condominios y complejos de oficinas. Satawake alega que las autoridades dominicanas se han hecho de la vista gorda con esta situación a cambio de recibir generosas sumas de dinero.
   
En “Breaking Protocol” el embajador aborda parte de sus memorias desde el momento en el que la pareja fue elegida y confirmada como embajadores, hasta la difícil bienvenida en la República Dominicana debido “a cristianos intolerantes”. También toca los temas de la corrupción, la construcción de amistades diplomáticas y el retorno a los Estados Unidos.
   
En 2013, Bob Satawake acompañó a su esposo el embajador James (“Wally”) Brewster a la República Dominicana para una histórica e innecesariamente controversial representación en la República Dominicana, como la primera pareja gay diplomática en el hemisferio occidental. Satawake asegura que recibió poca, sí alguna, guía por parte del Departamento de Estado de los Estados Unidos sobre cómo asumir este rol, dejándoles con muy pocas opciones, más que romper el rígido protocolo diplomático.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.