17 Noviembre 2017 11:30 PM

PortadaOpiniónColumnas

Comunicación y vida

Héctor Páez

Héctor Páez

Héctor Páez | ACTUALIZADO 13.09.2017 - 10:28 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Estamos inmersos en una serie de cosas extrañas, maquiavélicas, que generalmente no estábamos acostumbrados en nuestro país, pero que de un tiempo a esta parte, nos han quitado lo que teníamos, “la capacidad de asombro”.
    
Dicen que de lo malo se extraen muchas oportunidades y creo que esta desgracia de Emily Peguero, puede servir de inicio a una carrera inagotable hasta la solución, pero no con marchas, ni discursos ni pedidos de renuncias, necesitamos efectividad, y enfrentar a quien sea perdiendo el miedo, porque el delincuente cuando sabe que lo van atacar de frente, se esconde, por eso las marchas deben ser ahora efectivas, con una oposición que de hecho ya lo tienen  con palabras.
    
Afortunadamente moviendo el selector de canales, me encontré con un programa que conduce mi amigo y amigo de todos el Lic. Virgilio Apolinar Ramos (Polo) que además de su Convivencia radial y de tv., tiene el programa Comunicación  & vida, un diálogo con el Arzobispo Metropolitano de Santiago y otras gentes de esa categoría humana. No es un programa de los que podríamos decir religioso, y no lo considero de esa forma, creo que es uno de esos programas que se pierden por traer los fundamentos de la Comunicación: Informar, Educar y Entretener, de una manera muy sencilla, sinceras sin ningún ánimo de competencia, pero con un contenido muy valioso, porque además de que Fredy Breton trae anécdotas, Polo pone de su parte con pinceladas educativas y de formación moral, con el vocabulario entretenido de Monseñor, secundado por mi amigo personal “ el curita” (como le llamo a Polo Ramos).
    
Una hora de contenido que debemos aprovechar con la finalidad de poder llegar a la meta de lo que queremos y exigimos; volver a los valores tradicionales y buenos, una seguridad basada en ética y moral que debemos exponer como ayuda a la autoridad, sin pretextos ni tampoco exigencia, si no tenemos una conciencia que se nos enseña desde niños, “AYUDATE QUE DIOS TE AYUDARA”. Mons. Fredy Breton y hermano Polo, no creo que podrán obtener un Soberano de parte de Acroarte, pero si tengan seguro en sus escaparates  espirituales que el verdadero SOBERANO, los bendice en cada amanecer.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords