18 Diciembre 2017 8:31 PM

PortadaOpiniónColumnas

Otro Diciembre

Josefina Almánzar

Josefina Almánzar

Josefina Almánzar | ACTUALIZADO 07.12.2017 - 10:08 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

“Cada final marca otro comienzo. En ese inicio viviremos nuevos instantes que también nos enriquecerán, como todo lo que aprendimos durante el camino.  Y esa es la magia de la aventura de vivir:  Que todo se renueva constantemente para nuestro crecimiento y para la concreción de nuestros sueños”.  (Paulo Coelho).
 

Y a se  inició otro diciembre, para unos representa la conclusión de un año cargado de experiencias satisfactorias y realizadas, para otros es la culminación  de un tiempo más, de un año que no representa ni pena ni gloria porque pasaron sus días sin vivirlos, amargados, en espera de que ocurrieran milagros que le resolvieran su existencia sin hacer nada para lograrlo.
  
Han pasado once meses en nuestro calendario ordinario de los cuales hemos sido protagonistas de vivencias, elecciones y decisiones.  Hemos tenido el pincel en nuestras manos para pintar nuestra vida con el color que nos plazca.
    
La Divinidad durante todo este tiempo nos ha concedido oportunidades revestidas de bendiciones para poder hacer de estos días un nuevo comienzo, un nuevo hoy. Pero, qué hemos hecho con todo este tiempo concedido.?  Cuál ha sido nuestra inversión?
¿Acaso lo hemos dedicado a sembrar las semillas de la intriga, la envidia, la ambición, el egoísmo o al contrario hemos contribuido a cultivar, a regar las semillas de la paz, armonía, esperanza y el amor?.
    
Es tiempo, en este otro diciembre, que tenemos por delante, últimos treinta y un días del año, donde las emociones al igual que las musas comienzan a volar, de detenernos en nuestra agitada cotidianidad y mirarnos dentro. Buscarnos en ese rincón, en ese espacio donde no hay máscaras ni disfraces donde sólo estamos nosotros con nuestro Yo Superior y preguntarnos:  ¿Qué hemos hecho, hacia dónde nos conduce este nuevo horizonte que se presenta ante nuestros ojos, hacia dónde proyectaremos nuestros sueños todavía irrealizados, con quién lo compartiremos?
    
Es tiempo, una vez más de calmar nuestros agitados pasos para redescubrir  y encender la luz del espíritu que habita en nuestro ser.  Es otra oportunidad de cumplir nuestra misión dentro del marco existencial que nos ha tocado vivir.  No te robes a ti mismo la Gracia que de antemano te fue concedida para que seas feliz.
    
Date en este nuevo proyecto de vivencias que se avecina la posibilidad de realizarte.  En tus manos están tus sueños esperando volar y convertirse en  realidad.
Adelante, aprovecha otro diciembre, no lo dejes escapar.
 
La autora es abogada y docente universitaria.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords