13 Noviembre 2018 4:03 PM

PortadaOpiniónColumnas

En el aeropuerto

Josefina Almánzar

Josefina Almánzar

Josefina Almánzar | ACTUALIZADO 06.09.2018 - 6:32 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Durante muchos años he tenido la oportunidad de viajar. Esta actividad me fascina, pues me siento conectada con otros mundos, otras realidades y formas de vida.
   
Cada vez que piso un aeropuerto, ya sea para irme o para recibir a alguien siento que mis pulmones se expanden y mi vista vislumbra nuevos horizontes porque sé que fuera de esta isla hay mucho más por descubrir, conocer, aventurar.
   
En esta ocasión, sentada a la espera de un vuelo retrasado, me puse a observar a mi alrededor, con la intención de que el tiempo pasara pronto haciendo algo productivo.
   
Me puse a mirar a toda la gente que estaba cerca de mí, a la espera de partir y me decía a mí misma: cuántas historias hay en estas paredes. Los que van, los que vienen.

Los que esperan, los que reciben. Cuántas sorpresas, regalos envueltos en sus equipajes. Cuántas cargas, a veces innecesarias llevan a cuestas y por las cuales tienen que pagar un alto precio.
   
Y así, en este escenario de idas y vueltas, de partidas y llegadas, vivimos la vida en sus diversas manifestaciones y etapas.
   
Somos viajeros dentro de una existencia Divina. Con múltiples bendiciones y oportunidades que muchas veces no valoramos por estar en una cotidianidad envolvente. Cargando sobre peso de equipaje y pagando el precio por no saber ajustarnos a los nuevos tiempos y a los cambios diarios que la vida nos exige.
  
Viajeros en el aeropuerto de la vida. Ojalá podamos elegir vivirla en primera clase, sin excesos de equipaje.

La autora es abogada y docente universitaria.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.