25 Septiembre 2018 1:12 PM

PortadaOpiniónColumnas

Los Premios a la Calidad del MAP y el sector privado

Luis Céspedes Peña

Luis Céspedes Peña

Luis Céspedes Peña | ACTUALIZADO 07.09.2018 - 6:40 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El Premio Provincial a la Calidad de  Santiago, que nació como un ensayo de los sectores público, privado y la sociedad civil, es hoy toda una institución de prestigio, cuyos resultados ya comienzan a rendir sus frutos en otros países, los cuales están enviando técnicos a la República Dominicana, con la finalidad de copiar las buenas prácticas dominicanas en materia de administración pública.
    
Siempre existió la duda de que los sectores público, privado y la sociedad civil, no se pondrían de acuerdos para trabajar unidos por el progreso. ¡Santiago de los Caballeros puso el gran ejemplo!
    
Y, a nivel global, está el otro gran ejemplo con el surgimiento del Premio Nacional a la Calidad y Reconocimientos a las Prácticas Promisorias. Para el Premio Nacional a la Calidad, el ministerio de Administración Pública, licenciado Ramón Ventura Camejo, viajó a todos los continentes para traer al país las mejores prácticas de  esos gobiernos.
    
Esas experiencias fueron obtenidas por Ventura Camejo y parte del equipo que lo acompañó  en los viajes, cuando todavía existía la desaparecida Oficina Nacional de Administración y Personal (ONAP) y posteriormente la Secretaría de Estado de Administración Pública (SEAP), también extinguida por el nacimiento del Ministerio de Administración Pública (MAP).    
  
 Ese trabajo produjo que ya en todo el país los empleados del Estado, los empresarios, industriales, académicos, profesionales, sindicalistas y la sociedad civil en general, estén hablando de calidad de los servicios públicos. ¡Y no es que se está hablando, es que se está practicando calidad!
    
A parte de la calidad que ya existe, cada vez que pasa una versión de los Premios Nacional a la Calidad y el Provincial de Santiago, inmediatamente las instituciones públicas comienzan sus labores para seguir mejorando los servicios y prepararse para competir en la venidera versión. ¡Ya pasó la quinta!
    
Debemos señalar que los éxitos son compartidos entre el MAP, el sector privado, la sociedad civil y otros sectores.
    
En el caso de Santiago, los éxitos son para el sector público con el MAP como guía, el sector privado con las instituciones empresariales que cada día se empeñan más en  hacer sus aportes al Premio Provincial. Es preciso reconocer  que los empresarios, la sociedad civil y otros, no tienen ningún beneficio, excepto los buenos servicios públicos, los cuales les suman a su capacidad de competencia
    
Hay que destacar la transparencia en el manejo de los recursos, sean los que aporta el gobierno o las instituciones internacionales, como es el caso de la Unión Europea. También hay que reconocer el trabajo de los asesores del MAP, los cuales trabajan, no solamente diciendo qué  cosas deben hacer, sino que se involucran en el trabajo para que el proyecto camine correctamente.
    
No hay ninguna duda de que el involucramiento de todos esos sectores en la lucha por la calidad de los servicios públicos, es el resultado del grado de honestidad, transparencia y entrega del ministro Ventura Camejo. ¡Él fue el artífice para atraer al empresariado, la sociedad civil, las academias y otros sectores!
    
Es preciso destacar que los Jurados del Premio Nacional a la Calidad y el Provincial de Santiago, cada año son compuestos por un conjunto de instituciones del empresariado, la sociedad social y otros sectores, en los cuales no hay representantes del MAP.
    
Por ejemplo, el presidente del Jurado del Premio Provincial de la Calidad de Santiago, recién concluido, lo fue el vicecanciller de la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA), Frank Rodríguez.
 
En el MAP no hay mucho dinero para cumplir con un número mayor de metas, pero sí hay honestidad en el manejo de sus recursos. Y es bueno resaltar el trabajo que desarrollan los asesores de la categoría de José Darío Suárez, José Herrera y otros.
    
Es probable que al ministro Ventura Camejo no le guste que escriba de que mientras se él trabajaba en el montaje del Premio Provincial a la Calidad de Santiago, estuvo involucrado en una confrontación con uno o dos técnicos que laboraban en el MAP, los cuales tuvieron que renunciar porque el funcionario les negó continuos permisos o licencias por viajar al exterior, dejando a un lado sus responsabilidades.
    
Y si esos técnicos tuvieron que renunciar por esa causa, es probable que estén muy molestos con el ministro Ventura Camejo. Pero si Ventura Camejo no tomaba una postura responsable, otros podrían comenzar a presionar para que se les permitan licencias o permisos  para visitar otros países, en un momento en el que el MAP está involucrado en un plan de trabajo  a favor de la transparencia, fundamentalmente de la rendición de cuentas.
 
El país tiene en el ministro Ventura Camejo una gran esperanza.
 
¡Gracias por leernos!

 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.