12 Diciembre 2018 2:52 PM

PortadaOpiniónColumnas

Impacto de la reputación familiar en el comportamiento

Rocío Pérez Russo

Rocío Pérez Russo

Rocío Pérez Russo | ACTUALIZADO 06.12.2018 - 6:12 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La reputación puede ser interna o externa en las familias pero en conducta social adquiere trascendencia porque se trata de ejemplificar  y es por esta razon que debemos  recordar a Abraham Lincoln, con su frase “el carácter es como un árbol y la reputación como su sombra. La sombra es lo que pensamos de ella. El árbol es lo real”.
   
La estrategia de Responsabilidad Social  sería la realidad y la reputación la sombra que proyecta, para que exista reputación tiene que existir esta realidad. Lo adecuado es que nadie sea objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación.
   
Toda persona tiene derecho a la protección de su honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación. Creemos en ser honrados, verídicos, castos, benevolentes, virtuosos y en hacer el bien a todos los hombres; en verdad, podemos decir que seguimos la admonición de Pablo: Todo lo creemos, todo lo esperamos; hemos sufrido muchas cosas, y esperamos poder sufrir todas las cosas. Si hay algo virtuoso, o bello, o de buena reputación, o digno de alabanza, a esto aspiramos.
   
Una controversia se adjudica a que los servicios informáticos, computarizados o no, públicos o privados, no suministren informaciones que afecten la intimidad personal y familiar. Al honor y a la buena reputación, a la intimidad personal y familiar así como a la voz y a la imagen propias.
   
Esta circunstancia emparenta el desarrollo social necesariamente con el desarrollo económico en la medida en que solo a partir de este las expectativas de la sociedad pueden llenarse. No obstante, el desarrollo económico por sí solo no es suficiente para que el bienestar social sea pleno, en la medida en que los seres humanos necesitan de tiempo de ocio, recreativo y de relaciones interpersonales plenas para que puedan desarrollarse en todo su potencial.
   
Debemos tocar la resiliencia y la pasión por la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas y responder de manera adecuada. Algunas normativas de distintos países de América Latina se corresponden.
   
En el Artículo 8 de la constitución dominicana. se reconoce como finalidad principal del Estado la protección efectiva de los derechos de la persona humana y el mantenimiento de los medios que le permitan perfeccionarse progresivamente dentro de un orden de libertad individual y de justicia social, compatible con el orden público, el bienestar general y los derechos de todos. Para garantizar la realización de esos fines se fijan las siguientes normas:
   
a) La inviolabilidad de domicilio. Ninguna visita domiciliaria puede verificarse sino en los casos previstos por la ley y con las formalidades que ella prescribe.
b) En el artículo 9, se toca  La inviolabilidad de la correspondencia y demás documentos privados, los cuales no podrán ser ocupados ni registrados sino mediante procedimientos legales en la substanciación de asuntos que se ventilen en la justicia. Es igualmente inviolable el secreto de la comunicación telegráfica, telefónica y cablegráfica.
       
La reputación se construye en buena medida sobre la base de las comunicaciones que compartimos con el entorno. A mi juicio, si hablamos de comunicación, no caben ya estrategias de avestruz, de esconder la cabeza y no quiero que se sepa nada de mí ni de mi empresa como, ha sido muy común en el ámbito de familias empresarias. No hacer ostentación o querer manejarse con un bajo perfil  no está reñido con tener una estrategia de comunicación.
   
Finalmente, debe reflejar los valores y principios del país y el programa debe partir de las condiciones reales de los dominicanos y las familias son parte de la sociedad como ente que debe madurar el impacto que tiene su conducta.

Todos somos parte de una filosofía que se identifica con el nombre y es de valor hacer estadísticas familiares para que los programas de terapia familiar se correlacionen correctamente con las necesidades expuestas.
   
Será de valor saber cuáles familias tienden a conductas auditables por patrones patológicos y hacer la reinserción pertinente. Es por esto que la escolaridad, religiosidad, empleo y salud de todos es un derecho humano. En las condiciones de alto riesgo no hay programas de previsión para que se mejoren aspectos como el abandono, la violencia, la criminalidad o la indigencia.
   
Que Dios permita que se pueda alcanzar lo establecido en Eclesiastes 8, 1:5
 ¿Quién como el sabio? ¿y quién como el que sabe la declaración de las cosas? La sabiduría del hombre ilumina su rostro, y la tosquedad de su semblante se mudará.
2 Te aconsejo que guardes el mandamiento del rey y la palabra del juramento de Dios.
3 No te apresures a irte de su presencia, ni en cosa mala persistas; porque él hará todo lo que quiere.
4 Pues la palabra del rey es con potestad, ¿y quién le dirá: ¿Qué haces?
5 El que guarda el mandamiento no experimentará mal; y el corazón del sabio discierne el tiempo y el juicio.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.