23 Agosto 2019 2:21 AM

PortadaOpiniónColumnas

Religiosidad vs Espiritualidad

Rafael Baldayac

Rafael Baldayac

Rafael Baldayac | ACTUALIZADO 17.04.2019 - 7:14 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Este tema siempre me ha llamado la atención, y seguro que a muchos de ustedes también. La mayoría de la gente lo confunde.  En la práctica de una fe hay dos cosas que se pueden hacer, ser religioso o ser espiritual. Aunque las dos parezcan ser lo mismo, están muy distanciadas unas de las otras.
   
Expondré  algunas diferencias entre la religiosidad o y la espiritualidad que he visto por experiencia propia.
   
La religiosidad. Está enfocada en las costumbres y ritos y en su mantenimiento. Afecta de forma negativa las relaciones con otras personas de diferentes creencias. Promueve la división y a veces la intolerancia. Hace que quieras cambiar a otras personas por las malas,  creyendo tener la verdad absoluta la congregación, secta o doctrina a que pertenece.
   
La religiosidad es la expresión por medio de los signos, ritos, oraciones y celebraciones que son el resultado de una relación particular con un SER transcendente, que manifestamos en nuestra vida o durante una parte de ella.
   
La espiritualidad. Está enfocada en tu relación contigo mismo, con los demás y con Dios

Promueve las relaciones positivas con otras personas. Es tolerante y sufrida. Hace que no quieras cambiar a otros si más bien compartir tu testimonio. No estoy hablando de religiones sino más bien de la forma de practicar una fe determinada.
   
La religión es una institución establecida por el hombre, por diversas razones. Ejercer el control, inculcar la moral, golpear los egos, o lo que sea que hace. Todas las religiones organizadas, estructuradas no hacen sino eliminar a Dios de la ecuación. Usted confiesa sus pecados a un miembro del clero, asiste a iglesias elaboradas a rendir culto, le dicen qué rezar y cuándo hacerlo. Todos estos factores lo alejan de Dios.
    
La espiritualidad es nacida en una persona y se desarrolla en la persona. Pudiera ser detonada por una religión, o pudiera detonarse por medio de una revelación. La espiritualidad se extiende a todas las facetas de la vida de una persona. La espiritualidad es elegida, mientras que la religión es a menudo forzada.         Ser espiritual para mí es más importante y mejor que ser religioso.
    
La verdadera espiritualidad es algo que se encuentra profundamente dentro de uno mismo. Es su manera de amar, aceptar y relacionarse con el mundo y la gente que lo rodea. No se puede encontrar en una iglesia o creyendo de una cierta manera.
   
Hay profundas diferencias entre las enseñanzas de Cristo y las prácticas del cristianismo, entre lo que Krisna enseñó y el hinduismo, entre las enseñanzas de Buda y el Budismo.
   
El mensaje original era espiritual, pero en grados tan diversos que el espíritu se ha diluido o perdido en interpretaciones equivocadas, a través de la perdida de la practica espiritual de la meditación, a través de los intentos de individuos por cubrir los conceptos espirituales con el dogma y a través de religiones que se convierten en partidos políticos.
   
Lo que nos ha quedado de varias religiones es una confusa mezcla de verdad y dogma.
   
Para poder comprender las diferencias acerca de estos dos términos comúnmente mal interpretados, es necesario saber la definición de cada uno de ellos.
   
La religión es la creencia en un Dios o Dioses, adoración del mismo en forma de ritos, como por ejemplo una misa; un conjunto de creencias que llevan a los fieles a una comunión con el ser supremo.
   
Finalmente, está claro que la espiritualidad  se enfoca en el mundo espiritual, en lugar del físico; va más allá de la religión y no está supeditada por ninguna. La espiritualidad apunta al valor que tiene el mundo intangible, con el que es necesario estar en comunión y no solo prestar atención al mundo físico.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.