20 Junio 2019 7:36 PM

PortadaOpiniónColumnas

Laureles para el Concejo de Desarrollo de Santiago

Rafael A. Escotto

Rafael A. Escotto

Rafael A. Escotto | ACTUALIZADO 19.05.2019 - 5:01 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

In Memoriam: A don Víctor Espaillat  Mera, José Armando (Poppi) Bermúdez y Luis Crouch Bogaert; Y en vida, a don Alejandro Enrique Grullón Espaillat: Evocamos los esfuerzos y capacidades de estos hombres de generar nuevos conceptos de asociaciones de ideas de desarrollos y de prosperidad socioeconómicas.
    
Recordaos estas sacrosantas palabras del miliar y político rumano Ion Antonescus: «Estoy orgulloso por haber tenido en la vida como faro brillante y director, a la corona de laurel del gran Trajano y al sublime sacrificio del rey Dacio«.
   
Cuando los hombres de ideas, los intelectuales, las iglesias y el empresariado se juntan en comunión de intereses, el desarrollo de los pueblos y ciudades es más duradero y sostenible.
   
Hay que saludar con fervor el hecho de que un núcleo de gentes voluntariosas de Santiago hayan unido sus energías creadoras y su determinación alrededor del Consejo para el Desarrollo Estratégico (CDES), cuyos directivos, hombres y mujeres de convicciones vigorosas, examinaron y valoraron los avances de Santiago que la distinguen de  ciudad incluyente, cultural y saludable.
   
Lo saludable se debe a la higiene, el ordenamiento, los espacios públicos, como los parques bien ambientados y seguros, la recogida sistemática de los residuos sólidos, el agua y el saneamiento del entorno físico hacen de Santiago  una  ciudad modélica dentro de todas las ciudades latinoamericanas, incluyendo a Buenos Aires, México y Santiago de Chile descritas como las ciudades más contaminadas en Sudamérica, de acuerdo a un informe preparado por Felipe Alcaíno Vergara, ejecutivo de Marketing e Innovación en la Provincia de Santiago, Chile..
    
Todos estos esfuerzos y cometidas han merecido el reconocimiento de alcaldes de más de ciento veinticinco ciudades iberoamericanas reunidas en Santiago de los Caballeros, en lo que fue un encuentro auspicioso e interesante de cuya asamblea salió una agenda llena de anhelos y optimismos.
    
Al comparar el Santiago de hoy con el Santiago de hace pocos años  atrás, podemos deducir, sin muchos esfuerzos, que el Alcalde Abel Martínez,  aparte de que está ejecutando lo que es su propio proyecto de ciudad prototipo, también ha estado siguiendo las pautas trazadas por el Consejo de Desarrollo Estratégico de Santiago, lo que combinados ambos bocetos de ciudad el resultado final es la respuesta social, política y urbanística que tenemos hoy.
    
Me propongo  hacer, en este cruce de ideas, una advertencia sensata: Cuando se va a hacer una evaluación objetiva de una labor edilicia o de un gobierno nacional, debemos aprender a no ser mezquino en nuestra apreciación  ni dejarnos seducir por simpatías políticas que suelen ir y venir como las oportunidades, aun las que perdemos. Recordemos una frase de Napoleón Bonaparte: «Dos fuerzas guían al hombre, el miedo y el egoísmo«.
    
Naturalmente, en Santiago se ha podido lograr el cambio de imagen de una ciudad porque existe una mancomunidad de instrumentos técnicos y normativos que se han conjugado para ordenar los usos de los espacios urbanos prudentemente. En estos elementos transformativos ha estado el éxito de la administración de Abel Martínez y del CDES y los munícipes han respondido favorablemente la nueva orientación de la ciudad.
    
Tenemos que sentir alegría y gozo por las cosas que nos son concedidas sin fijarnos quien las ha provisto, porque en definitiva en Filipenses 4:19 dice que:«Dios proveerá todas vuestras necesidades, conforme a sus riquezas en gloria a Cristo Jesús«.
    
Otro aspecto sobresaliente que ha impactado formidablemente el desarrollo cultural, artístico e intelectual de Santiago ha sido la apertura del Centro de Convenciones y Cultura Dominicana/UTESA (CCCD-UTESA), el cual junto con el Centro León, por su amplitud conceptual, su progresismo y las ofertas culturales que promueven sus suntuosas salas se ha convertido en dos centros que han dinamizado el quehacer cultural y artístico de a región.
    
Santiago tiene otras ofertas culturales importantes, tales son los casos de Casa de Arte, 27 por las tablas, Corporación Carnavalesca, Centro de la Cultura, el Gran Teatro del Cibao, con doña Marcela de Mirabal y, de manera especial, el Ayuntamiento que ejecuta una agenda cultural fascinante, colocando en el casco urbano una hermosa muestra muralista que agrega a la ciudad otro atractivo que invita un turismo artístico.
    
Justo seria, en el colofón de este trabajo felicitar al amigo Félix García por el Bono Estrategia Senior, la suprema distinción de Santiago que reciben los hijos que dedican tiempo y esfuerzos para evocar el respeto acuñado en letras de oro estampadas sobre el mármol de la inmortalidad por el insigne patriota cibaeño  Pedro Francisco Bonó, sociólogo, filosofo, novelista y defensor acrisolado de la Patria.
    
Dejo entrever  mi empeño porque el rector Magnifico de la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA) Príamo Rodríguez Castillo, sea reconocido como hijo benemérito de Santiago por sus aportes al emprendimiento empresarial y a la facilitación de espacios educativos para la formación profesional de generaciones de hombres y mujeres responsables del progreso socioeconómico del pais.
    
Y, a los honorables asambleístas del CDES,  recientemente elegidos y juramentados por Monseñor Agripino Núñez Collado, para presidir la directiva (2019-2021) del Consejo de Desarrollo Estratégico de Santiago, les deseamos éxitos al frente de los destinos gloriosos de esa ingente institución.
    
Permitidme despedir este nuevo alumbramiento con una frase de estimulo para todos los directivos del Consejo de Desarrollo Estratégico de Santiago que acaban de asumir una responsabilidad patriótica con una frase del poeta, filosofo venezolano Andrés Bello: «Suene ya la trompeta guerrera, y responda tronando el cañón; de la Patria seguid la divisa, que os señala el camino de honor«.
 
 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




View My Stats