21 Septiembre 2019 5:12 AM

PortadaOpiniónColumnas

Vientos del Norte en el horizonte

Miuris (Nurys) Rivas

Miuris (Nurys) Rivas

Miuris (Nurys) Rivas | ACTUALIZADO 20.05.2019 - 6:59 pm

1 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Desde niña escuchaba decir, que “de buenas intenciones está lleno el infierno”, en ese tiempo, a pesar de que la frase chocaba con mi ingenuidad infantil, la olvidaba fácilmente, mi infancia hace tiempo que pasó, por lo tanto, pocas cosas me causan extrañeza.
   
De chiquita, también me sorprendía que Estados Unidos, intervenía países entre ellos el nuestro y no pasa inadvertido que se le tiene mas que respeto, un miedo irrazonable a ese anhelado país del norte.
   
Todo esto viene a mi mente a propósito de la carta del senador estadounidense Bob Menéndez, al Secretario de Estado de ese país, Mike Pompeo. Dicho sea de paso que el senador Menéndez lleva 26 años reeligiéndose en el Congreso Norteamericano, dígame usted si alguien con semejante historial, tiene derecho a hacer tal reclamo.
   
Con una supuesta defensa a la democracia de “todo el mundo”, el senador en cuestión pide a su Secretario de Estado, “intervenir para evitar la modificación de la Constitución para un nuevo mandato del presidente dominicano Danilo Medina”.
   
La pregunta es, a cual derecho se aferra este estadounidense para intervenir en asuntos internos nuestros, es lo que puede considerarse una injerencia.
   
Lo que no puede hacerse es callar ni bajar la cabeza ¿Qué la supuesta reforma a la Constitución es un problema? Sería en todo caso nuestro problema y aquí lo solucionaremos sin que elementos foráneos se crean con el derecho a intervenir.
  
 Lo peor es que callamos, acatamos en silencio el abuso condenable de este señor estadounidense a quien más valdría ocuparse de sus propios asuntos, dejando a cada país, resolver los suyos.
   
Esto ha traído a mi mente el lejano recuerdo del refrán con que inicio este artículo, preguntándome además, que persigue el susodicho, ya que me niego a creer en una defensa desinteresada.
   
Mister Menéndez y todo extranjero que pretenda meter cuchara en cocina ajena,  entiendan de una vez por todas que este es un país libre.  


1 comentario(s)


  • 1

    Ramona Rivas

    21.05.2019 - 7:04 pm

    Excelente!!!


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.