20 Junio 2019 10:09 AM

PortadaOpiniónColumnas

Escribiendo con el cuidado de seguir viviendo

Pascual Ramos

Pascual Ramos

Pascual Ramos | ACTUALIZADO 22.05.2019 - 7:20 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

A alguien se le ha ocurrido la idea de escribir de manera libre lo que piensa, observando desde su refugio de imposiciones religiosas y económicas, tratando de poner en práctica los principios de la Trinitaria y los valores éticos de los autores de la Poesía Sorprendida; comodines que a lo mejor le pueden estar protegiendo, de no ser víctima de las maquinaciones y asechanzas malsanas, de los empedernidos dirigentes religiosos y políticos, quienes siempre están prestos a aislar y hasta hacer desaparecer, a los que enjuician sus acciones pecaminosas, en la sociedad del imperio del poder económico monetario, donde se financia la: “Impunidad”, en un sistema de justicia, que sabe muy bien dictaminar, el: “Un no a lugar”.
 
Él sabe muy bien, que hay que tener cuidado, en referirse a eso de la: “Impunidad” y a la afirmación de: “Un no a lugar”: porque los amos y señores del importante escenario, conocido con el nombre de Congreso Nacional, no comen cuento y tienen toda la de ganar. Sí señor. Que se entienda muy bien. Toda la de ganar.  Entonces, es de procedimiento entender, que hay que estarse tranquilo y seguirle la corriente, a los que dicen que su función legislativa: “Es el resultado del voto popular”.
     
Lo expresado se ha convertido, en el título estándar, que refuerza el decir de la: “Compra y venta de conciencia”; denominación gramatical que encabeza, el discurso con meta mensaje, donde se promueve el fenómeno político de las promesas, enredando el pensar de humildes votantes, que sumergido en la miseria, se convierten en presas fáciles, de los estrategas del poder del Estado, con incidencia de apadrinamiento, en la empleomanía empresarial privada y en los llamados con el metafórico nombre, de: “Aliados bisagras”.  
    
La inteligencia de la dirigencia política y religiosa, en un país presidencialista paternalista, es la que decide cómo se debe proceder, cuidando siempre en favorecer a los diseñadores del sistema, protagonistas de un rodaje audiovisual, fundamentado en la formación de pensamientos, defensores de ideas que protegen posiciones del grupo de personas predilectas por décadas, en los puestos públicos de las instituciones, industrias y empresas del Estado, siendo defendidas y protegidas, desde la Presidencia de la República y del Congreso Nacional.
   
En este contexto toma valides de reforzamiento formativo integral, lo escrito por el doctor honoris causa Fernando Savater, en su libro ¡No te Prives! Defensa de la Ciudadanía; donde precisa lo siguiente: “En el juego político hay indeseables, aunque la legalidad actual les ampare y encuentren votantes que le apoyan. Y no deja de sorprender lo poco que cuentan los principios para los principales partidos cuando les tienda la rebatiña electoral y el oportunismo”. (2014. Pág. 173).
   
Lo explicado puede que moleste a alguien, pero la reflexión al respecto, solicita de quien se sienta interpelado con lo sentenciado, por lo menos permitir que se pueda utilizar la comunicación escrita con el cuidado de seguir viviendo; para que la llamada democracia, tenga la gracia de ser tomada en cuenta, con el amen del padre Rogelio Cruz, cabalgando por Loma Miranda y por otras zonas del país, proclamando con el: “Dios, Patria y Libertad”; justicia religiosa, social y política.


   

   

 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




View My Stats