23 Mayo 2019 12:56 AM

PortadaOpiniónColumnas

Aún hay esperanza para usted

Maricela Ortiz

Maricela Ortiz

Maricela Ortiz | ACTUALIZADO 02.09.2014 - 9:44 am

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

“Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.” Isaías 43:1  Dios le dice que no tema, porque él es su sustentador, porque fue él que nos redimió.  No se impaciente  por nada de lo que esté pasando en su vida, Dios tiene el control de todo.
 
Quizás usted esté pasando por una prueba muy fuerte, pero aún eso le ayudará a bien, porque su palabra dice que “a los que aman a Dios todas las cosas le ayudan a bien, esto a los que conforme a su propósito son llamados.”

Dios prometió que él estará con usted sin importar lo grande de su prueba. “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Isaías 43:2.

Muchas veces hay situaciones donde las aguas son impetuosas, donde las olas se agitan y usted ahí expectante de un milagro, pero debo decirle, no se canse de esperar en el Señor, él es fiel y vendrá a su encuentro, solo confíe en su misericordia; él prometió que las aguas no le iban a anegar  y el fuego no le iba a quemar.

Job fue un hombre de fe y no se dio por vencido, él esperó en Dios.  Job lo perdió todo, su ministerio, sus hijos, hijas, sus ganados  y su casa, y como si todo eso fuera poco enfermó de lepra.

Job seguía creyendo en  Dios, por eso dijo: “Yo sé que mi Redentor vive, Y al fin se levantará sobre el polvo;”   JOB 19.25  Crea que él se levantará sobre esa situación que usted está pasando. La esposa de Job le decía: Maldice a tu Dios y muérete, pero Job estaba enfocado en quien él había creído, al final de su prueba Dios lo levantó.

“Y bendijo Jehová el postrer estado de Job más que el primero; porque tuvo catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas,  Y no había mujeres tan hermosas como las hijas de Job en toda la tierra; y les dio su padre herencia entre sus hermanos.  Después de esto vivió Job ciento cuarenta años, y vio a sus hijos, y a los hijos de sus hijos, hasta la cuarta generación.  Y murió Job viejo y lleno de días.” JOB42.12, 15-17.

Usted y yo somos muy especiales para el Señor tanto que él nos dice: “Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.” Is. 43:4  Nosotros somos de gran estima ante los ojos del Señor, somos honorables qué más queremos, por eso hoy le digo no temas, el Señor estará con usted, él prometió estar con usted siempre.  Solo abrace su palabra confíe en Señor y espere en él.

“Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.” Salmos 40:1-2 Esa prueba por la cual está pasando son momentáneas y solamente es para el Señor disciplinar y/o fortalecer su vida.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.