20 Junio 2019 10:03 AM

PortadaTendencias

Poesía y Cultura

Ignacio Guerrero | ACTUALIZADO 17.05.2019 - 5:37 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

“La libertad está en ser dueños de nuestra propia vida.)
(Platón)


¿Qué es la vida?

La vida es respiración,  latir del corazón, amar, servir a la patria y convivencia con nuestros seres queridos; hay que vivir plenitud para ser feliz.
   
Hoy comparto con ustedes poemas que nutren la existencia con sentimientos nobles, motivación, entusiasmo, amor y sonrisas afables; vívanla con alegría por su felicidad, amable lectores y lectoras. Bendiciones. Ignacio Guerrero)

*“La carrera de la Vida”
(Anónimo)


“La vida es una carrera
muy larga y dificultosa
y el que supera la prueba
ve la vida muy hermosa.
Todos pasamos momentos
de cansancio y de fatiga
y si tú no los superas
esta vida te retira.
La vida es como una noria
tu puedes subir muy alto
pero en cuanto te descuides
de bajar, ya estarás harto.
La carrera de la vida
no corras para ganarla
córrela para vivirla
para verla y disfrutarla.
Porque si no la disfrutas
cuando mires hacia atrás
comprobaras que tu vida
sin vivir se va a marchar.
La vida es un paraíso
lleno de magia y de encanto
por eso yo te aseguro
que si sabes disfrutarla
la importancia del dinero
veras que no es para tanto.
Por eso en esta carrera
no salgas para ganar
córrela con alegría
disfrutando cada día
y veras que bien te va.

*“Lo que puede
 comprar el dinero”
(Anónimo)


“El dinero puede comprar una casa, pero no un hogar.
El dinero puede comprar un reloj, pero no el tiempo.
El dinero puede comprar una cama, pero no el sueño.
El dinero puede comprar un libro, pero no el conocimiento.
El dinero puede pagar un médico, pero no la salud.
El dinero puede comprar una posición, pero no el respeto.
El dinero puede comprar la sangre, pero no la vida.
El dinero puede comprar sexo, pero no el amor.
Con dinero podemos comprar una cama, pero no un sueño.
Con dinero podemos comprar libros, pero no cultura.
Con dinero podemos comprar comida, pero no apetito.
Con dinero podemos comprar adornos, pero no la belleza.
Con dinero podemos comprar una casa, pero no un hogar.
Con dinero podemos comprar medicinas pero no salud.
Con dinero podemos comprar lujos pero no simpatía.
Con dinero podemos comprar diversiones, pero no felicidad.
Con dinero podemos comprar un crucifijo, pero no un Salvador.
Con dinero podemos comprar una iglesia, pero no el cielo.
Y recuerda que lo que el dinero no puede comprar,
Dios nos lo da diariamente, sin cobrar!”

*“El miedo global”
(Eduardo Galeano)


“Los que trabajan tienen
miedo de perder el trabajo.

Y los que no trabajan tienen miedo
de no encontrar nunca trabajo.

Quien no tiene miedo al hambre,
tiene miedo a la comida.

Los automovilistas tienen miedo a caminar y
 los peatones tienen miedo de ser atropellados.

La democracia tiene miedo de recordar
y el lenguaje tiene miedo de decir.

Los civiles tienen miedo a los militares.
Los militares tienen miedo a la falta de armas.

Las armas tienen miedo a la falta de guerra.

Es el tiempo del miedo.

Miedo de la mujer a la violencia del hombre
y miedo del hombre a la mujer sin miedo.

Miedo a los ladrones y miedo a la policía.

Miedo a la puerta sin cerradura.

Al tiempo sin relojes.

Al niño sin televisión.

Miedo a la noche sin pastillas para dormir
y a la mañana sin pastillas para despertar.

Miedo a la soledad y miedo a la multitud.

Miedo a lo que fue.

Miedo a lo que será.

Miedo de morir.

Miedo de vivir.”

*“Oda a la vida”
(Pablo Neruda)


“La noche entera
con un hacha
me ha golpeado el dolor,
pero el sueño
pasó lavando como un agua oscura
piedras ensangrentadas.
Hoy de nuevo estoy vivo.
De nuevo
te levanto,
vida,
sobre mis hombros.
Oh vida, copa clara,
de pronto
te llenas
de agua sucia,
de vino muerto,
de agonía, de pérdidas,
de sobrecogedoras telarañas,
y muchos creen
que ese color de infierno
guardarás para siempre.
No es cierto.
Pasa una noche lenta,
pasa un solo minuto
y todo cambia.
Se llena
de transparencia
la copa de la vida.
El trabajo espacioso
nos espera.
De un solo golpe nacen las palomas.
Se establece la luz sobre la tierra.
Vida, los pobres
poetas
te creyeron amarga,
no salieron contigo
de la cama
con el viento del mundo.
Recibieron los golpes
sin buscarte,
se barrenaron
un agujero negro
y fueron sumergiéndose
en el luto
de un pozo solitario.
No es verdad, vida,
eres
bella
como la que yo amo
y entre los senos tienes
olor a menta.
Vida,
eres
una máquina plena,
felicidad, sonido
de tormenta, ternura
de aceite delicado.
Vida,
eres como una viña:
atesoras la luz y la repartes
transformada en racimo.
el que de ti reniega
que espere
un minuto, una noche,
un año corto o largo,
que salga
de su soledad mentirosa,
que indague y luche, junte
sus manos a otras manos,
que no adopte ni halague
a la desdicha,
que la rechace dándole
forma de muro,
como a la piedra los picapedreros,
que corte la desdicha
y se haga con ella
pantalones.
La vida nos espera
a todos
los que amamos
el salvaje
olor a mar y menta
que tiene entre los senos”.

“La vida es como un rompecabezas. Pero hay que saber encajar todas las piezas.”
(Anónimo)




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




View My Stats