22 Septiembre 2018 6:31 PM

PortadaTendencias

Amor: néctar que nutre nobles sentimientos

Ignacio Guerrero | ACTUALIZADO 29.04.2016 - 5:37 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Mis amables lectores y lectoras aquí estamos de nuevo, como cada sábado,  con la aplicación de múltiples dosis que afianzan el amor y que le dan sentido a la vida.
   
Es amor que es “tan bello como una estrella, pero tan difícil de conquistar como a una de ellas”, como bien establecen poetas y compositores, es la fuerza que motoriza el curso y el pulso de la humanidad.
   
El amor, sin ser medicina, es capaz de curar el alma, porque es especie de néctar que nutre los sentimientos nobles que se acudan en nuestro adentro, pero que brotan para llevar alegría y felicidad a los seres que adoramos.
   
Gustavo Bécquer, Alberto Cortez, Carlos Luis, Príncipe del verso y nuestros mensajes, convierte nuestra columna de hoy en una fuente de vida, porque sus mensajes convocan a compartir el amor para que la quietud espiritual nos permita amar con toda la fuerza del corazón.
   
Hoy dedicamos la columna a una doncella, mulata que engalanas sus entornos con belleza y miradas atractivas que inducen a cultivar el amor con ardor: Aisha María Ramírez Germoso, hija de Adalgisa Germoso y Bernardo Ramírez, quienes festejaron los 15 años de feliz existencia de su descendiente.
   
Para ella y sus seres queridos bendiciones por su felicidad y para que se desenvuelvan en un hábitat agradable. ¡Salve, su majestad, Aisha!

“Amor eterno”
(Gustavo Adolfo Bécquer)


“Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.
¡todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor”.

Amor verdadero Bécquer)
(Príncipe del verso)


Mira muy adentro de mí,
te encontraras solo a ti
porque te convertiste en parte de mi ser
  En un sentimiento inevitable de sentir,
Y difícil de comprender.

Tu manera de Amar,
se apodero de mi alma, mi corazón
y de mis sentimientos.    
Cada momento que me das
me da vida,
 Para AMAR...

Yo me entrego por entero...
y respiro después,
porque siento que este
¡Es Amor Verdadero!
Tu que crees?.

Me da miedo, que un día, tal vez,
ese Amor se desprenda de mi...
Pero se que el Amor Verdadero,
nunca piensa en el fin...

Y en cada beso tuyo
se que ahí esta.

¡Dame tu vida
Que quiero bendecirme
con tu bendición!
sintiendo cada uno de los latidos, de tu tierno corazón.

Amor Verdadero, ¡no pido mas!
Dame tu amor
que solo a tu lado, en tus abrazos,
hallo dicha y felicidad.

Y ya no quiero ni pensar,
que todo este placer
algún día,
se pueda perder.
Te amo,
te amo cada día mas,
en cada latido, la respuesta encontraras”.

Para mi bella doncella
(Carlos Luis)


“Te prometo la eternidad
en cada uno de mis textos
tu, vuélveme inmortal
con solo uno de tus besos.
 
Yo te ascenderé
al cielo infinito.
Tú, sorpréndeme con tus abrazos
sobre este suelo finito.
 
Cada día te ofrezco la luna,
la bella doncella que gobierna la noche.
Cada día espero a que salga la luna,
pues la luna eres tu, así te observo de noche.
 
Eres bella ¡Oh! tan bella
que las musas entraron en una posible querella
por ser la mas bella después de ti, tu ¡oh! tan hermosa
que vuelves a la mar tan silenciosa.
 
Te compararía al sol
pero tan solo la opacarías,
pues si solo de mirarte
al mundo le cegarías.
Belleza infinita.
 
Aun así te observo ante tal consecuencia
y cuanto más puedo, te hablo con un beso
de tu boca, yo soy la presa”.

SOY UN SER HUMANO
(Alberto Cortez)


"Más allá de cualquier ideología...
más allá de lo sabio y lo profano,
soy parte del espacio, soy la vida
por el hecho de ser un ser humano.

Yo soy el constructor de mis virtudes
como lo soy, a la vez, de mis defectos;
torrente inagotable de inquietudes...
genial contradicción de Lo Perfecto.

Yo puse las espinas en la frente
los clavos en los pies y en ambas manos...
después rompí a llorar amargamente
la muerte irreparable de mi hermano.

Por mí se hace polémica la duda...
¿Quién soy?, ¿adónde voy?,
¿de dónde vengo?...
a través de los tiempos, tan aguda,
que con ella renazco y me sostengo.

Soy el que abrió la caja de Pandora
que guardaba los males del planeta.
No escapó la esperanza...
¡En buena hora!
por ella sobrevivo y soy poeta.

Yo soy quien ha creado las prisiones,
la lucha fratricida y la injusticia,
más también he inventado las canciones
y el encanto sutil de una caricia.

En nombre de mi Dios, soy asesino,
embustero, fanático y tirano
desafiando las leyes del destino
tengo sangre de siglos en las manos.

Más también en su nombre soy la rienda
que consigue domar a tanto potro...
Sería, sin un orden, la merienda
de comernos los unos a los otros.

Soy el poder, que condena los instintos
naturales del hombre, mi censura
reptando por oscuros laberintos
impone la moral de su estatura.

Yo soy un individuo entre la masa.

La coincidencia, es sólo un accidente...
Busco esposa, doy hijos, tengo casa,
soy la opción de un cerebro inteligente.

¿Qué vale más, inquietud de mi existencia,
cuando llegue el final y quede inerte?

¿El arte, por fijar mi trascendencia
o el eterno misterio de la muerte?.

Por todo, más allá de ideologías...
más allá de lo sabio y lo profano...
soy parte del espacio, soy la vida
por el hecho de ser un ser humano."
 



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.