13 Noviembre 2018 4:03 PM

PortadaTendenciasReflejos

La red de la civilizaciones actuales

La red de la civilizaciones actuales

ampliar foto

Ingrid González de Rodríguez | ACTUALIZADO 06.09.2018 - 6:24 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Es innegable que las civilizaciones actuales no son una realidad aislada en el transcurso de los años y de los siglos que constituyen la historia sino una realidad a su pasado, el próximo y el remoto, hasta enlazar con el futuro, un futuro que cimenta sus bases en el hecho del impactante avance del conocimiento, la ciencia y la técnica del siglo XX, indudable promotor de la actual transformación social y cultural que avanza a ritmo acelerado. En las comunidades más remotas, al igual que en las modernas megalópolis urbanas, las viejas normas de conducta y los valores tradicionales se están alterando o son sustituidos. Una inmensa red de comunicaciones  interrelaciona (África, Asia, Europa, América y Oceanía) los diferentes pueblos del mundo se comunican con una inmediatez y una rapidez impactantes. Cada día incontables mensajes cruzan la tierra en todas direcciones creando una dinámica de estímulos, información y mensajes que no tiene paralelo.
 
Frente al avance arrollador de la tecnología, de una cobertura global de internet accesible a un coste casi cero, en una plataforma que ya cuenta con un registro de 70 millones de blogs y 150 millones de páginas web, desde la cual se envían 210.000 millones de correos electrónicos diariamente, en donde la capacidad de almacenamiento se incrementa de forma exponencial, yendo del gigabyte al exabyte (verbigracia: cinco exabytes representan el equivalente a 37.000 bibliotecas congreso de los Estados Unidos), ciertamente que el mundo afronta cambios de paradigma.
 
En este contexto, nuestra vida está colmada de situaciones que nos mantienen ocupados o preocupados. Salta a la vista que en las sociedades posmodernas estamos asistiendo a un cúmulo de transformaciones sociales, económicas, políticas, y culturales.
 
El hombre no es un ser aislado sino que está inmerso en una realidad sociocultural que lo hace responsable de construir actividades críticas que promuevan valores y le impulsen a buscar conocimientos de otras culturas y cultive en ellos los valores del respeto, tolerancia y solidaridad hacia la cosmovisión histórica de los diferentes pueblos del mundo.
 
Hoy más que nunca se hacen operativas las ideas que promueven la síntesis entre fe y cultura, vida y cultura, valores y cultura, cultura de paz, etc. Hacemos notar que reflexionar sobre las ideas y  valores que determinan la forma de pensar y rigen la conducta de los individuos, con consecuencias en sus conocimientos, artes y ciencias, es imprescindible para todos aquellos que se preocupan por el bien de la comunidad y de la sociedad. Necesitamos comprender que es lo que hay en la cabeza y el corazón del hombre actual. Ese ser humano que habita en este mundo nuevo, impactado por nuevos paradigmas socioculturales -el reto de vivir entre la tradición y modernidad- o como dicen los historiadores entre modernidad y posmodernidad. Lo cierto es que la cultura representa a cada época y su lectura es un marco de referencia singular para comprender la complejidad, la crisis y el cambio del mundo en que vivimos. 

ingridderodriguez@hotmail.com



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.