23 Septiembre 2018 11:40 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Tareas pendientes

ACTUALIZADO 21.09.2018 - 7:01 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Quienes controlan el poder, condición que le confiere la conducción del Estado dominicano, deben encarar con responsabilidad los retos y las tareas pendientes para solucionar problemas sociales y económicos que atormentan a la población.
   
Es una prioridad del Gobierno ejecutar políticas eficaces para generar energía eléctrica, producir electricidad limpia, abaratar el servicio en favor de los usuarios y modernizar las redes.
   
Procede que se le ponga la atención que amerita el sistema eléctrico nacional, con el objetivo de superar la crisis energética y dar respuestas satisfactorias a las necesidades y demandas de los distintos sectores, debido a que la energía eléctrica es vital para el desarrollo industrial, comercial, económico y la paz social.
   
Otros problemas  que deben resolver las autoridades son criminalidad, delincuencia, narcotráfico y la violencia para garantizar seguridad a los dominicanos; la inseguridad es “dolor de cabeza” en este momento.
   
Además, urge que la Oficina Supervisora de Obras del Estado concluya la reparación de los hospitales del país, porque no puede continuar el descalabro de los sanatorios, debido a que en la actualidad es difícil controlar, curar, vigilar y prevenir las enfermedades que gravitan en la vida del dominicano.
   
Modificar la Ley de Hidrocarburos también es un gran desafío inmediato, proceso que requiere de voluntad política y la unidad de los poderes Ejecutivo y Congresual, ya que los precios de los carburantes deben adaptarse a la realidad económica, al poder adquisitivo de los sectores productivos y de la población.
   
De igual manera, es preciso rebasar el desorden institucional, a fin de fortalecer la democracia en base al respeto a la Constitución de la República y el orden jurídico, puesto que es  determinante para que el comportamiento de gobernantes y gobernados obedezca al mandato institucional.
   
Rescatar, conservar y preservar los recursos naturales es una faena patriótica que debe estar en la agenda de prioridades, en procura de frenar la deforestación y contaminación, porque hay que frenar la extinción de las riquezas ecológicas; la flora y la fauna se extinguen ante la indiferencia de los funcionarios gubernamentales.
   
Fortalecer las exportaciones y disminuir las importaciones es una competencia oficial pendiente, en el contexto de políticas económicas que contribuyan con la estabilidad de la economía, protección de los productores nacionales y un equilibro de las balanzas Comercial y de pago.
   
En fin, los males que se han citado en este enfoque, representan una parte de los asuntos pendientes que provocan una problemática social y económica que perjudica a la población, y obstruyen el desarrollo de República Dominicana.
  
Ojalá que los funcionarios mediten a la luz del cuadro deprimente que agobia a la gente, y decidan cumplir con la misión de trabajar para responder a las necesidades básicas de los dominicanos; esa es su responsabilidad.

Descanse en paz, César Medina

Ha muerto César Medina, quien en vida conjugó el periodismo y la política, en cuyas carreras logró muchos éxitos.
   
Este momento es propicio para solidarizarse con los familiares y allegados al periodista y diplomático, porque pierden a un ser querido.

Que el alma de César Medina descansen en paz.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.