18 Noviembre 2018 5:09 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Un Papa latino entre latinos

ACTUALIZADO 21.07.2013 - 7:27 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La visita de su Santidad, el Papa Francisco a países latinos del Nuevo Mundo, comienza con una visita a los estados unidos del Brasil y con la serie de actividades programadas para llevar a cabo, a partir de este lunes, e incluye actividades multitudinarias como la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y una Misa concelebrada bajo la presidencia del Arzobispo de Río, la inauguración de un pabellón destinado a la rehabilitación de adictos a sustancias alucinógenas en el Hospital San Francisco que mantiene la Orden Franciscana en un barrio de clase media baja, al norte de Río de Janeiro, además de la consabida visita protocolar y de intercambio con funcionarios gubernativos.
Jóvenes de varias naciones del continente se encuentran desde la semana anterior, entre los centenares de miles de visitantes que han llenado hoteles, pensiones y viviendas de amigos en la ciudad de Río, para participar en la JMJ ; y entre los mismos, se encuentran decenas de dominicanos organizados dentro de movimientos pastorales en Parroquias del país.
Este viaje es crucial para establecer la figura del Papa Francisco en su relación con los fieles del catolicismo cristiano de estas latitudes, si bien se abona a lo positivo de esa imagen, la forma en que ha venido realizando la salutación semanal en Ciudad del Vaticano, en donde, además de realizar la bendición de los fieles como sus predecesores, lleva a cabo un paseo entre las multitudes, desde un vehículo descapotado que los organizadores de la visita a tierra brasileña han señalado que también utilizará para pasearse entre el público y los fieles, eliminando, con este aparato, el llamado Papamóvil.
La visita a Brasil debe cumplirse, sin duda, en medio de un programa de cierta rigurosidad, aunque no hay que dudar que a lo estrictamente organizado, el Papa Francisco añadirá toques personales del tipo que lo han distinguido a lo largo del todavía breve pero sin duda original mandato como cabeza de los cristianos católicos. En ello no se apartará mucho del estilo que lo distinguió como Arzobispo de Buenos Aires, la capital argentina, de la que fue extraído para colocar sobre sus hombros la grave responsabilidad de ser Primado del Cristianismo Católico, con un Pontífice vivo, aunque, al parecer, con serios problemas de salud, nunca claramente confesados para el público, cual ha sido el caso de Benedicto XVI.
Como Arzobispo de Buenos Aires, el ahora Papa Francisco nunca vivió en la residencia tradicional de los Obispos de la importante ciudad del sur del continente, sino que se hizo preparar una pequeña habitación junto al ábside de la Catedral bonaerense; nunca utilizó vehículo especial y para las visitas pastorales a las parroquias de su jurisdicción, utilizó autobuses y trenes, viajando siempre entre el común de las gentes.
Este hombre, pues, es el Papa que a partir de hoy realiza esta visita a los brasileños y, con ellos, a los miles de feligreses que se han trasladado a la otrora capital del Brasil: un hombre inusual, capaz de singularidades sorpresivas para los fieles pero, más que para éstos, para el cuerpo de seguridad organizado con motivo de esta visita.


 ¡Cómo cambia la Historia!

 Con la resolución del Consejo Superior Policial que ordena la cancelación y retiro forzoso de dos coroneles policiales y otros oficiales y clases que hace un tiempo realizaron un allanamiento en el residencial La Mulata III , en Sosúa, en la Provincia de Puerto Plata, comienzan a salir al público, historias que entonces eran desconocidas y a olvidarse sucesos que se divulgaron como sucedidos, aunque no ocurrieron.
Para comenzar, el allanamiento fue realizado para apoderarse de dinero y de joyas por un valor estimado de sesenta millones, que desaparecieron con el allanamiento; no era cierto que las armas en posesión del grupo de alemanes allanados, carecían de registro y de licencias; y no parece que la muerte de uno de los residentes hubiere sido un acto necesario, sino destinado a magnificar un acontecimiento cuya finalidad era el robo… de parte de autoridades policiales.
 
Las investigaciones van dando lugar al conocimiento de la verdad, poco a poco.   



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.