24 Septiembre 2018 6:50 PM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Partidos políticos y renovación

ACTUALIZADO 31.08.2018 - 7:47 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Los partidos políticos dominicanos requieren con urgencia de un proceso de renovación, mediante el cual se transformen en instituciones que impulsen la evolución de la sociedad y el desarrollo humano.
   
Durante el foro realizado en República Dominicana por el Parlamento Centroamericano (Parlacen), líderes de la región plantearon la necesidad de que los dirigentes políticos asuman con responsabilidad las tareas pertinentes para modernizar a los partidos para colocarse   a la par con los cambios experimentados en el mundo actual.
   
Las fuerzas partidarias deben operar como instrumentos vanguardistas, jamás como núcleos particulares y personales, porque solo así cumplirán una misión patriótica.
   
Restaurar e innovar a los partidos políticos requiere de proyectos formativos y educativos, en razón de que es vital para que se comprenda, asimile e interprete a la política como una ciencia social al servicio de la colectividad y que organiza al estado y la sociedad.
   
Quienes están al frente de los partidos deben someterse a críticas y autocríticas en aras de identificar las debilidades que los atrapan, a fin de rectificar y emprender proyectos confiables, creíbles y alcanzables.
   
Es hora de superar la incapacidad y conjugar programas con el objetivo de trazar políticas que permitan resolver la  crisis económica, institucional y moral que aflige a los dominicanos.
   
Además, sustentar el comportamiento en principios éticos y valores morales, porque es la forma de impactar y rescatar la confianza perdida como consecuencia de la corrupción, desorden institucional y la apatía ante los problemas que socavan la paz social.

Preocupa la degradación de la democracia, debido a la desidia  de los políticos que han controlado y controlan el poder, porque  la ciudadanía ha perdido fe y confiabilidad.
Los partidos políticos están ante un dilema: o se renuevan o desaparecen.

Nexos RD-EEUU


Robin Bernstein, nueva embajadora de los Estados Unidos en República Dominicana, ha desglosado su agenda de trabajo, la cual tendrá como prioridad fortalecer las relaciones con el Gobierno y el pueblo dominicano.
   
En su esquema, la diplomática establece su disposición para cooperar y trabajar de forma directa con el Gobierno en procura de mejorar la educación e incentivar el comercio bilateral entre ambas naciones.
   
Otros aspectos que enfocará son medio ambiente, cultura y la solidaridad con los sectores más vulnerables; su carta de presentación evidencia un compromiso con programas sociales, económicos, humanos y diplomáticos que robustecerán los lazos históricos entre Estados Unidos y República Dominicana.
    
“Nuestros países comparten una conexión profunda e histórica y como tal, espero trabajar estrechamente con el gobierno y el pueblo dominicano para fortalecer nuestra relación bilateral y juntos avanzar en nuestros objetivos comunes”, ha dicho la embajadora a su llegada al país.
   
Ha de esperarse que la gestión de Robin Bernstein y el comportamiento de las autoridades nacionales  se desarrollen  en el contexto del respeto a la soberanía y la autodeterminación de ambas naciones.
   
La diplomacia debe emplearse para consolidar relaciones y aplicar procedimientos que regulen el comercio, la migración y lo consular en busca de aplicar acciones conjuntas por el desarrollo sostenible y el bienestar humano.
Bienvenida a República Dominicana, señora embajadora de los Estados Unidos.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.