Comentarios Recientes

0

Efemèrides Especial 01 de Marzo 1903:Elevaciòn del montìculo ha favorecido a los lanzadores


  • Rafael Baldayac | 01-03-2021

 

Un montículo más alto, en general, favorece al lanzador. Con la ventaja de la altura, el lanzador tiene mayor control y puede poner más velocidad en losenvíos de la bola, ponchar más bateadores, haciéndole  más difícil el contacto con la pelota en la caja de bateo.

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA/.Con el propósito de ayudar al desempeño de los lanzadores el comité de reglas de las Grandes Ligas, dictaminó el dia primero de marzo de 1903  que el montículo de los serpentineros  tendría una altura  máximo de 15 pulgadas por encima del plato.

 

También conocido como la colina de los sustos, el montículo de los lanzadores, es el área de tierra elevada en el centro del cuadro desde donde el pitcher hace sus envíos al plato. 

 

Justo detrás del centro del montículo está la goma del lanzador, que este debe tocar con su pie de pivote o sostén, mientras se prepara y realiza el lanzamiento hacia al home plate.

 

Este montículo de los lanzadores se mantuvo plano durante los inicio del beisbol, hasta que logra en esta fecha establecer la altura de 15 pulgada. Realmente no hay una notación escrita de la palabra “montículo” hasta que se formaron las reglas de 1903.

 

La reglamentación de mantuvo vigente por más de 60 años. Desde 1903 hasta 1968 este límite de altura era de 15 pulgadas, pero a menudo era ligeramente más alto, a veces tan alto como 20 pulgadas (50,8 cm), en especial en los estadios de los equipos que hacía hincapié en los lanzadores, como el de Los Dodgers de Los Angeles  los que tenían fama de tener el montículo más alto en las mayores.

 

Un montículo más elevado, en general, favorece al lanzador. Con la ventaja de la altura, el lanzador gana más influencia y puede poner más velocidad en la bajada de la bola, lo que hace más difícil para que el bateador pueda darle de lleno la bola con el bate.

 

 La reducción del montículo en el año de 1969   estaba destinada a "aumentar el bateo" una vez más, dado que el "pitcheo" se había vuelto cada vez más dominante, llegando a su punto máximo el año anterior; 1968 que se conoce entre los historiadores del béisbol como "El Año del Pitcher". Esta norma restrictiva al parecer hizo su trabajo, contribuyendo a la oleada de bateo del béisbol moderno.

 

Es muy importante que el montículo se mantenga en buenas condiciones. El lanzador depende de tener una buena posición en el montículo, y puede lesionarse si resbala durante su lanzamiento. Este es un problema especialmente serio cuando los equipos juegan bajo una lluvia que no es lo suficientemente severa como para requerir un retraso por lluvia.

 

Christy Mathewson  en la obra “Pitching in a Pinch”, comentó que antiguamente la altura del montículo podría cambiarse de un día para otro para adaptarse al estilo de lanzamiento del lanzador del equipo local.

 

Continúan algunas acusaciones de destreza con los montículos, generalmente con equipos visitantes quejándose de que los montículos en el bullpen del visitante no coinciden con el montículo del campo, por lo que los relevistas que ingresan al juego no se adaptan adecuadamente al montículo del juego.

 

Según los historiadores a finales de 1800, aproximadamente en 1859, no había goma de lanzamiento, solo una línea que se trazaba en la tierra a unos 45 pies del plato de home. 

 

Unos años más tarde cambiaron la línea del box  para que los lanzadores ya no pudieran dar 2 o 3 pasos antes de lanzar la pelota desde la goma de lanzar.

 

La primera línea de la colina central que tenia  de 6 pies cuadrados todavía estaba a 45 pies del home plato, no 60 pies y 6 pulgadas como lo es hoy. 

 

Otra perspectiva es que la distancia entre el plato de home y los montículos de los lanzadores se midió inicialmente desde el pie delantero del lanzador durante los primeros días del juego, no como es hoy donde la distancia se mide desde el pie trasero.

 

En esos días, a los bateadores se les permitía decirle al lanzador dónde quería que lanzara la pelota. Aproximadamente en 1882 decidieron mover el box de los lanzadores a 50 pies porque estaba empezando a ser demasiado difícil para el bateador. 

 

Unos años más tarde cambiaron las reglas nuevamente para hacer la caja de lanzamiento un poco más pequeña y el bateador perdió el control de decirle al lanzador dónde lanzar las bolas.

 

Es decir que la altura del montículo no ha sido constante, ni siquiera bien definida, a lo largo de la historia del béisbol.  

 

Alrededor de 1893, se utilizó un box con una placa hecha de madera, no de caucho o goma. Esta placa de lanzamiento se instaló a unos cinco pies detrás del borde trasero del box de lanzadores lo que nos dio la distancia de 60 pies. 

 

La diferencia en la medida de 60 '6 pulgadas y lo que se midió en esa época fue "supuestamente" culpada al tornillo de tierra por no medir la distancia correctamente. Probablemente tenían que echarle la culpa a alguien y el encargado del terreno era tan bueno como cualquiera.

 

Uno debe recordar que el montículo de los lanzadores todavía estaba plano durante esos años hasta que establecieron una altura de 15 pulgadas en 1903. Realmente no hay una notación escrita de la palabra “montículo” hasta que se formaron las reglas de 1903.

 

El montículo se ha mantenido a la misma distancia del plato de home durante más de 100 años. El siguiente gran cambio tuvo lugar a mediados de la década de 1960, cuando durante esa época, los lanzadores dominaban el juego.

 

 La baja efectividad y ambas ligas ayudó a que se nombraran a los lanzadores JMV causaron que la MLB hiciera otro cambio alrededor de 1967.

 

 

Después de una temporada en la que Bob Gibson tuvo una efectividad de 1.12 y Carl Yastrzemski ganó el título de bateo con un promedio de 301, el montículo se redujo a 10 pulgadas en 1968. Y Si eso no fuera suficiente para cambiar el juego y hacerlo más ofensivo, llegó el bateador designado un par de años después, en 1973.

 

Con esas modificaciones, se pudo ver un cambio en la mecánica de los lanzadores que pasó de "mantenerse erguido y caer" a "dejar caer y conducir".

 

Actualmente la goma del lanzador está colocada de modo que su borde delantero esté exactamente a 60 pies y 6 pulgadas del punto trasero del home plate  y esté elevado 10 pulgadas por encima del resto del campo de juego. 

 

El área del montículo alrededor de la goma de lanzamiento es plana. Comenzando a 6 pulgadas frente a la goma, o 60 pies desde el plato de home, el montículo se inclina hacia abajo a una velocidad de 1 pulgada por pie en un tramo de al menos 6 pies.

 

La regla 1.04 del libro de reglas de la MLB establece: “El plato de los lanzadores estará a 10 pulgadas por encima del nivel del plato de home. 

 

El grado de pendiente desde un punto a 6 pulgadas frente a la placa será de 1 pulgada a 1 pie y dicho grado de pendiente será uniforme”. 

 

El libro de reglas continúa para detallar otros detalles del montículo con respecto a la goma de lanzamiento, el diámetro y el tamaño del área nivelada en la parte superior del montículo.

 

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN BÉISBOL

Ir arriba