Comentarios Recientes

0

Efemèrides especial 03 de diciembre de 1982:Thomas -La Cobra-Hearns, toda una leyenda del boxeo mundial


  • Rafael Baldayac | 03-12-2020

 

 

 

Un día como hoy, Thomas Hearns derrotó a Wilfredo Benítez y ganó el título superwelter CMB. Hearns apodado «La Cobra» fue campeón del mundo en los pesos wélter, superwélter, mediano, súper mediano, semipesado y crucero. Fue uno de los grandes boxeadores de su generación. Tenía una potencia de puños, rapidez y largos brazos que le daban un gran poder de alcance y definición.

 

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA-.Thomas Hearns, apodado La Cobra, el viernes 3 de diciembre de 1982, un día como hoy, derrotó al puertorriqueño Wilfredo Benítez convirtiéndose en campeón mundial en dos categorías del boxeo.

 

Es después de perder sus títulos mundiales de boxeo de peso welter ante Sugar Ray Leonard,que Thomas Hearns gana la corona de peso súper welter del CMB en una decisión por mayoría de puntos sobre Benítez en el Superdome, Nueva Orleans, Louisiana.

 

Hearns le ganó la partida al puertorriqueño superándole por puntos a lo largo de 12 asaltos, infligiéndole así al anterior campeón superwelter del CMB la que fuera únicamente su segunda derrota en 47 combates.

 

“The Hitman” continuó su carrera hasta hacerse con siete títulos mundiales en cinco categorías de peso, antes de retirarse del boxeo en 2006.

 

Se conoce como «La Cobra de Detroit»

 

Aunque se le conoce como «La Cobra de Detroit», Thomas Hearns nació en Memphis el 18 de octubre de 1958.

 

Hearns empezó a practicar boxeo desde chico en Memphis, Tennessee, USA. Como amateur disputo 155 combates ganando 147, fue campeón nacional en peso wélter en 1977.

 

 Siendo amateur solo logra 11 KO pero eso no importó ya que cuando se encuentra en el campo profesional lo que no conseguía siendo amateur la demolición de sus oponente.

 

Se hizo profesional a los 19 años y logró una seguidilla de 28 victorias consecutivas, 26 de ellas por nocaut, lo que le valió su primera oportunidad titular.

 

Hearns derrotó a dos boxeadores dominicanos

 

En ese trayecto una de las primeras víctimas fue el dominicano Inocencio –Mao- De la Rosa al que le gano por decisión mayoritaria de los jueces en pelea celebrada el 23 de agosto  de 1979 en Cabo Arena, Detroit, Michigan para elevar su invicto a 21-0.

 

Antes de la famosa pelea contra Sugar Ray Leonard, donde perdió el título,  Hearns retuvo la fana el 25 de junio de 1981 ante el dominicano Pablo Báez.

 

Báez era un cotizado retador, que  enfrentó a Hearns en su tercera defensa por el título mundial del peso wélter,  versión AsociaciónMundial de Boxeo (AMB).

 

El criollo cayó fulminado por los puños de campeón a los 2:10 minutos del cuarto asalto en el combate que tuvo como escenario el Astrodome, de Houston, Texas. Hearns mejoró su invicto a 32-0 al vencer por segunda vez a un dominicano.

 

Hearns había conquistado la corona welter de la AMB, el 2 de agosto de 1980 cuando noqueó en dos asaltos al mexicano Pipino Cuevas, para el primero de los 7 títulos mundiales que habría de ganar en su extraordinaria carrera. Todo había terminado en poco más de cinco minutos.

 

 Hasta aquí llegó el largo y brillante reinado de Pipino Cuevas en la división de los Welter. Hearns, en cambio, se convirtió en uno de los mejores peleadores de la década de los 80 y de la historia del boxeo.

 

Tommy Hearns ganó los campeonatos mundiales de los pesos welters, superwelters, medianos, supermedianos y semicompletos y protagonizó célebres peleas con super astros como Sugar Ray Leonard, Roberto Durán, Wilfredo Benítez, Iran Barkley y Marvin Hagler, por mencionar solo algunos.

 

Su primera derrota llegó el 16 de septiembre de  1981 en la unificación de las coronas welters ante Sugar Ray Leonard, en la que The Ring consideró la «Pelea del Año». Cayó por KO técnico al 1:45 del decimocuarto round del combate celebrado en el Caesars Palace, de Las Vegas, Nevada.

 

En 1999 gana el título peso crucero versión IBO que luego perdería ante Uriah Grant el 8 de abril del 2000 cuando pondría fin a su exitosa carrera como boxeador profesional.

 

Se retiró en el año 2000, pero como suele ocurrir en la historia del boxeo, regresó al entarimado cinco años después, y ha realizado dos combates, ganándolos ambos. Hearns termino su carrera con registro de 61 victorias, 5 derrotas y un empate, con 48 triunfos por KO.

 

Hearns, ¿fue una superestrella del boxeo?


El analista del boxeo Carlos Nina Gomez responde a esta pregunta señalando que Thomas Hearns, fue un boxeador estelar pero no una superestrella.

 

Considera que el nativo de Detroit, quien brilló, como peso welter, en la década de los 80,  era dueño de una pegada demoledora. Tenía el mejor uno-dos del boxeo: Jab-recto.

 

Recuerdo cuando el dos de agosto de 1980 atropelló al mexicano José –Pipino-Cuevas quien a la sazón era el monarca welter, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB). En el segundo asalto devastó, incluso con el jab-recto “telefoneado”, a Pipino Cuevas.

 

 Este enjuto boxeador, joven, de seis pies de estatura, se encaminaba a ser el mejor welter del boxeo moderno.

 

Donde comenzó su debacle fue cuando protagonizó, el 16 de septiembre de 1981, una sangrienta pelea -por la unificación del título welter- con su paisano Sugar Ray Leonard.

 

Parecía que Hearns ganaría el pleito, pero en el 13avo round, Leonard, pese a que tenía el ojo derecho casi fuera de sitio, con la retina lastimada, impuso su calidad, inteligencia y científico estilo. Noqueó en el 14avo asalto a Hearns después de llevarlo hacia las cuerdas a puros puñetazos.

 

De piernas gelatinosas y mandíbula de cristal

 

Cuando me preguntan que si Thomas Hearns fue una superestrella del boxeo moderno, de inmediato respondo: No.  Sí fue un estelar, que logró resonantes triunfos y que en la pelea de revancha con Leonard, el 12 de junio de 1989, lo derrotó claramente….y hasta lo mandó dos veces al piso.

 

 Hearns fue víctima de un gran fraude. Al término del combate el anunciador del ring informó que “la pelea es empate”. Ha sido una de las decisiones más absurdas en la historia del boxeo. Leonard fue protegido.

 

 Otra de las positivas demostraciones de Hearns fue la registrada en 1982 cuando, pese a que cayó a la lona con un simple jab, derrotó en 15 asaltos al puertorriqueño Wilfredo Benítez, uno de los más sapientes técnicos.

 

 En abril de 1984 le produjo un fulminante nocaut, en el segundo asalto, al panameño Roberto Durán, el más grande púgil latino de todos los tiempos.

 

Sin embargo, aquella victoria de Hearns se produjo por una sencilla razón: Durán, quien apenas entrenó menos de un mes, tuvo que rebajar -con baños saunas- unas 20 libras en menos de 15 días.

 

Su apoderado, Luis Spada, a quien lo que más le interesaba era el dinero que se iba a llevar al bolsillo, fue el gran culpable de aquella amarga derrota. El combate se pactó en los mediados.

 

Thomas Hearns, vapuleado dos veces por Iran Barkley -a quien posteriormente Durán le arrebató la corona del peso mediano en una titánica pelea montada el 24 de febrero de 1989-, adolecía de tres aspectos bien vulnerables: Mandíbula de cristal, piernas gelatinosas y blandito en los planos bajos.

 

 Es decir, con sólo recibir un “inofensivo” golpe a la mandíbula, se iba al piso. Sus piernas trastrabillaban cuando el cansancio lo atacaba y con un leve puño a los costados, también se iba a la lona.

 

 En 1984, en su violenta pelea con Marvin Hagler, quedó demostrado que Thomas Hearns no asimilaba. Hagler lo masacró en tres rounds. Lo emborrachó a golpes y Hearns se vio frustrado al no poder vencer a Hagler quien brillaba como campeón mediano.

 

 De manera que un boxeador, aunque capacitado, exitoso, ganador de varios títulos mundiales, pero afectado por las citadas debilidades, no puede ser encasillado en el exclusivo grupo de los superestrellas del boxeo.

 

PERFIL DE TOMMY HEARNS

 

 

Nombre Completo: Thomas Hearns

 

Fecha De Nacimiento: 18 de octubre de 1958

 

Debut: El 25 de noviembre de 1977, en Detroit, Michigan, noqueó en dos a Jerome Hill

 

Ganó el Título Mundial: 

El 2 de agosto de 1980, en Detroit, Michigan, se impuso por nocaut técnico en dos asaltos al mexicano Pipino Cuevas y lo despojó del título welter de la AMB.

 

El 3 de diciembre de 1982, en Nueva Orleáns, se impuso por decisión mayoritaria a Wilfredo Benítez y obtuvo el título superwelter del CMB.

 

Recuperó el cetro de peso medio del CMB el 23 de junio de 1986, en Las Vegas, al noquear técnicamente en ocho asaltos a Mark Medals.

 

El 29 de octubre de 1987, en Las Vegas, noqueó en cuatro rounds a Juan Domingo Roldan y se apoderó del vacante título medio del CMB.

 

Se convirtió con campeón supermediano de la OMB el 4 de noviembre de 1988, en Las Vegas, al derrotar por decisión mayoritaria a James Kinchen.

 

Obtuvo el título de peso semicompletos de la AMB el 3 de junio de 1991, en Las Vegas, al derrotar por decisión unánime a Virgil Hill

 

Perdió Su Título
En la cuarta defensa, cuando unificó su cetro de la AMB con Ray Leonard, campeón del CMB, quien lo derrotó por nocaut técnico en 14 asaltos el 16 de septiembre de 1981, en Las Vegas.

 

El título superwelter no lo perdió, renunció a él después de cuatro defensas para ir en busca del cetro medio. En su segunda etapa como campeón superwelter del CMB, sólo hizo una defensa y renunció para ir en busca del cetro medio del CMB.

 

El 6 de junio de 1988, en Las Vegas, Iran Barkley lo derrotó por nocaut técnico en tres asaltos y lo despojó del cetro medio CMB, en la que fue su primera defensa. Después de dos exposiciones renunció al cinto supermediano.

 

Perdió el título semicompletos el 20 de marzo de 1992, en Las Vegas, Iran Barkley lo venció por puntos

 

Retiro
El 4 de febrero de 2006, en Michigan, venció por nocaut técnico en diez giros a Shannon Landberg.

 

 

 

WILFREDO BENÍTEZ, UN GENIO DE LA DEFENSA

 

Wilfredo Benítez, el campeón más joven de la historia, escribió momentos de gloria en el boxeo latinoamericano.

 

Benítez fue un niño prodigio en el boxeo, que se hizo profesional a los 15 años y llegó a ser campeón mundial a los 17. Asombró al mundo desde 1973 cuando se estrenó en el boxeo a la paga y hasta 1990 cuando decidió colgar los guantes.

 

Por su excelencia defensiva, que lo convertía en un blanco imposible de localizar para sus rivales lo llamaron “El Radar”.

 

 Sin embargo Wilfredo Benítez fue mucho más que las virtudes defensivas que enmarcaron su estilo y exhibió asimilación y pegada suficientes para hacer parte de “los cinco magníficos” junto a  “Sugar” Ray Leonard, “Mano de Piedra” Durán, Marvin Hagler y Tommy Hearns, que firmaron una época legendaria para el boxeo durante dos décadas.

 

En una época en la que Alfredo “Salsero” Escalera y Wilfredo “Bazooka” Gómez eran la punta de lanza del gran boxeo de Puerto Rico, Benítez puso su nombre en la galería de los grandes escenarios después de coronarse campeón mundial en 1976.

 

El 6 de marzo de 1976, aún con cuerpo y cara de adolescente, Benítez ganó la corona del peso welter junior de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al vencer por decisión dividida al colombiano Antonio Cervantes ‘Kid Pambelé’, quien traía una foja de 81 peleas profesionales, entre ellas 10 defensas exitosas de su título.

 

El combate se llevó a cabo en el famoso coliseo ‘Hiram Bithorn’, de San Juan, donde Benítez era local y por entonces ya un ídolo por su carisma y su estilo en el cuadrilátero, pues poseía una técnica depurada, una cintura ágil para esquivar los golpes, piernas rápidas y puños de hierro.

 

Es así como siendo un adolescente, derrotó a “Kid Pambelé”, para coronarse campeón mundial de los welters Jr. (140 libras) versión de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

 

Esto fue el principio de su leyenda porque “El Radar”, de la mano de su padre y entrenador Gregorio Benítez, abandonó los welters juniors en 1979 para buscar suerte en los pesos welter.

 

El mayor obstáculo era la presencia del mexicano Carlos Palomino, un campeón sólido que había destronado a John H. Stracey, un hombre al que los mexicanos le guardaban rencor por haber arrebatado la corona a José “Mantequilla” Nápoles.

 

Mientras Bob Arum, promotor de Benítez, andaba en la búsqueda de una pelea titular, Palomino llegó a defender su título ocho veces, hasta que finalmente fue convencido de viajar a Puerto Rico para arriesgar su corona del CMB.

 

Benítez llegaba invicto (36-0 y un empate) y tenía clara ventaja en alcance y estatura por lo que desde temprano dictó el pleito para dominar a Palomino por decisión.

 

De manera que este fue el segundo título mundial en su tremenda trayectoria y después de perder el cinturón y el invicto ante “Sugar” Ray Leonard se constituyó el legítimo desafiante de “Mano de Piedra” Durán en los superwelters.

 

 Un combate para recordar

 

Esa pelea es considerada de catálogo en la historia del boxeo moderno y en todo caso la mejor de el “Radar” Benítez.

 

Aquella noche en el Caesars Palace de Las Vegas, el nativo de El Bronx de apenas 24 años le dio una lección al siempre combativo Durán y le quitó el título mundial de las 154 libras versión del CMB. Fue desde entonces el más joven boxeador en ganar tres títulos mundiales en distintas categorías.

 

Entonces apareció la oferta de enfrentar al temible Thomas Hearns en New Orleans.El “Hitman” de Detroit, llevaba ventaja física apreciable y venció sin reparos a Benítez el 3 de diciembre de 1982.

 

La victoria sobre Benítez por decisión mayoritaria de los jueces fue celebrada en el Superdome,  de New Orleans, Louisiana, logrando de esta forma ceñirse el cinturón superwelter CMB, y mejorando su record a 36-1.

 

 

Benítez, con este revés, que se produjo antes de cumplir 25 años se quedó sin título mundial y ya no volvería a codearse con la gloria.

 

La derrota ante Hearns marcaría el declive de su carrera al extremo de que tras ganarle a Tony Cerda perdió con Mustafá Hamsho y Davey Moore.

 

Al final de 1986 las cifras de Benítez le marcarían el retiro. Tenía cinco derrotas y cinco victorias en sus recientes 10 peleas y ya no quedaba mucho para darle al boxeo.

Los primeros signos de daño a su salud aparecieron y aunque intentó regresar dos veces, (una de ellas junto a Manny Stewart) antes de cumplir 32 años, su carrera estaba terminada.

 

Actualmente vive de una modesta pensión prácticamente inmovilizado por el daño a su cerebro tras años de golpes en el ring.

 

Un grande de una época maravillosa y otro de los nombres que le han puesto lustre al boxeo boricua.

 

 

Ficha técnica de Wilfredo Benítez

 

Nombre completo: Wilfredo Benítez

 

Apodos: El Radar, Bible of Boxing

 

Fecha de nacimiento: 12 de septiembre de 1958

 

Lugar de nacimiento: El Bronx, Nueva York

 

Récord: 53-8-1 y 31KO’s

 

Títulos mundiales: Welters Junior AMB (1975-1979), Welter CMB (1979), Peso Superwelter CMB (1982)

 

Contra peleadores mexicanos:Enero 14 de 1979  Carlos Palomino (Ganó por decisión) y en Agosto 3 de 1990  Ariel Conde (Ganó por KO en siete as altos).

 

Defensa de la corona:Defendió la corona con éxito dos veces, ambas ante exitosos exponentes del boxeo: el futuro campeón mundial Carlos Santos y el legendario excampeón ligero y wélter del mundo Roberto Durán. Ambos fueron derrotados por puntos en quince asaltos en Las Vegas, Nevada.

 

La pelea con Santos fue la primera vez en la historia del boxeo en que dos puertorriqueños se medían por un título mundial.

 

Declive de su carrera:

Pierde esta corona del mundo el 3 de diciembre de 1982 ante Thomas Hearns.De ahí en adelante, la carrera de Benítez y su salud fueron deteriorándose paulatinamente. En 1987, Benítez visitó Argentina para una pelea.

 

Cuando su dinero y sus documentos les fueron robados, tuvo que pasar un año en ese país antes de poder regresar a Puerto Rico.

 

Enfermedad:Benítez vivió con su madre, Doña Clara Benítez, en Puerto Rico, hasta la muerte de esta en el 2008. Benítez requiere de asistencia médica constante debido a los golpes sufridos durante sus años como boxeador. Entre otros, Félix Trinidad y Héctor Camacho (este último antes de fallecer en el 2012) le han brindado ayuda.

 

Record vitalicio:Benítez tuvo un registro de 53 victorias, un empate, con 31 triunfos  por la vía del nocaut. Sufrió 8 derrotas (4 por KO, la mayoría de ellas cuando ya estaba en declive de salud).

 

Desde 1996, Benítez es integrante del Salón de la Fama Internacional del Boxeo.

 

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN COMBATE

Ir arriba