Comentarios Recientes

0

Efemèrides especial 11 de enero 1948:73 aniversario de la Tragedia de Rìo Verde


  • Rafael Baldayac | 11-01-2021

 

 

Ha sido la más infausta tragedia deportiva que haya vivido la República Dominicana y una de las más grandes catástrofes aéreas en la historia de la aviación de este país.En enero de 2001 el presidente Hipólito Mejía promulgó el decreto número 57-01, que declara el día once (11) del mes de enero de cada año “Día Nacional del Pelotero Dominicano”.

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA-.Hoy se conmemora el 73 aniversario de la Tragedia de Rio Verde, una fecha luctuosa para el deporte dominicano,  declarada desde el 2001 Dia Nacional del Pelotero Dominicano en homenaje póstumo a los beisbolistas que perecieron en esta catástrofe aérea  del  domingo 11 de enero de 1948.

 

 Ese fatídico domingo murieron los 32 miembros de la delegación del Santiago Baseball Club al estrellarse en espesa zona montañosa el avión que lo transportaba de regreso a su ciudad natal tras celebrar un doble partido del campeonato nacional de béisbol amateur en la llamada Perla del Sur.

 

Los 18 jugadores del team, y sus acompañantes, directivos y periodistas, que viajaban en la aeronave perdieron la vida en el fatal accidente. No hubo sobrevivientes.

 

Se determinó que la frágil nave aérea, un bimotor Douglas D-4 de la Compañía Dominicana de Aviación, identificado como H1-6, fue  abatida por el mal tiempo, precipitándose hacia las escarpadas montañas de Río Verde, sección Jagüey, del municipio de Yamasá, en la provincia de San Cristóbal, República Dominicana.

 

Todo ocurrió al caer la tarde del fatídico domingo 11 de enero de 1948 luego de que el seleccionado santiagués terminara su jornada deportiva con un triunfo vespertino, 9 carreras por 2 sobre las Estrellas del Sur, en la ciudad de Barahona, en el marco de Torneo Nacional de Béisbol Amateur 1947-48.

 

Un informe de las autoridades de aeronavegación reveló que el piloto del avión, Ramón María Hernando, teniente de Ejército Nacional, y el copiloto del mismo rango, José del Carmen Ramírez Duval, se confundieron de ruta. 

 

Era un día frío y lluvioso y los comandantes del aparato perdieron la orientación  por las dificultades climatológicas. Ante las precariedades intentaron aterrizar de emergencia en la ciudad capital, pero equivocadamente sobrevolaron muy bajo por la nebulosa zona montañosa del accidente.

 

Ellos creyeron que lo hacían sobre el Valle del Cibao, próximo a su destino, la ciudad de Santiago de los Caballeros.

 

Independientemente de los factores que provocaron la desgracia, en este pequeño país caribeño, en ese entonces bajo el yugo de la tiranía de Trujillo, se vivió una consternación colectiva declarando el gobierno nueve días de duelo nacional.

 

 

En el fatal accidente de aviación perdieron la vida siete destacados miembros de  la selección nacional, varios de ellos con experiencia en los campeonatos mundiales de béisbol amateur, pero que jugaban en los torneos locales para el Santiago Baseball Club.

 

La selección de República Dominicana perdió en esta tragedia a sus estelares lanzadores Ramón –Bombo– Ramos, Juan de Dios Ventura Escalante (Loro)  y Francisco –Bebecito– del Villar, quienes habían brillado en las series mundiales de 1941 y 1942, de La Habana, Cuba y 1944, de Caracas, Venezuela.

 

También  estuvo entre las víctimas el sensacional intermedista Aquiles Martínez Estrella, con grandes actuaciones en esos torneos mundialistas, así como los jardineros Víctor Manuel Saint Claire (Papito Lucas), José Bautista Álvarez (Chino) y  Rafael Antonio Raposo (Papiro), que representaron al país en eventos internacionales.

 

Los otros once jugadores que perecieron en el fatídico accidente aéreo fueron los serpentineros Miguel Rodríguez Jiménez (Boquita), José Dolores Aybar (Pepillo),  Maximiliano –Puchulan– Rivera y el catcher Antonio –Toñito– Martínez.

 

Además perecieron los infielders Manuel Enrique Tatis, Fernando Valerio, Leonte Hernández y José Jiménez y los guardabosques Alberto Estrella y Antonio Devora, junto con el entrenador y antesalista Pedro Báez (Grillo A).

 

Enrique –Mariscal– Lantigua, catcher titular del equipo santiagués y selección nacional, fue el único que escapó a la tragedia, al decidir hacer el viaje por la vía terrestre desde Barahona hacia la ciudad capital, donde residía.

 

Murieron también en este fatal accidente tres connotados periodistas: Luis José Luque Paune, jefe de la página de deporte de La Información y presidente de la Asociación de Cronistas Deportivos de Santiago (ACDS), así como Antonio Devora y Puchulan Rivera, quienes además de lanzador y jardinero en el Santiago Baseball Club, ejercían el periodismo deportivo en esta ciudad.

 

En esta espantosa tragedia perdieron la vida los distinguidos médicos Belarminio López, Arnaldo Cabral y Luciano Hernández, directivos del team que encabezaban la delegación deportiva que viajó a la llamada Perla del Sur.

 

También entre las víctimas por coincidencia figuraban dos hijos de distintos ex presidentes de la República Dominicana: el lanzador y jardinero Alberto Tomás Estrella (Mimo), descendiente de Rafael Estrella Ureña, y Elpidio –Piro– Victoria, vástago de Eladio Victoria, empleado público que tomó la fatal decisión de subir al avión en Barahona.

 

Ha sido la más infausta tragedia deportiva que haya vivido la República Dominicana y una de las más grandes catástrofes aéreas en la historia de la aviación de este país, que a partir de entonces ha sido cuna de la mayor constelación de estrellas latinoamericanas en el béisbol de las Grandes Ligas.

 

El campeonato de beisbol 1947-48

 

En el mes de diciembre de 1947, se puso en marcha el Campeonato Nacional, diríamos, de Béisbol semi profesional, con la participación de seis conjuntos representativos de diferentes regiones de la República: “Guerra y Marina”, “Papagayo”, “Estrellas de Oriente”, “Estrellas del Sur”, “Escogido Mocano” y “Santiago”.

Para la fecha del domingo 11, el día de la tragedia, se anunciaron tres encuentros en la continuación del torneo mencionado, el equipo “Santiago” jugaría contra las “Estrellas del Sur” en Barahona; el “Escogido Mocano” se enfrentaría al team “Papagayo” en La Romana y las “Estrellas de Oriente” se trasladaban a la capital para competir con el “Guerra y Marina”.

De acuerdo a la versión del capitán piloto retirado FAD, Ricardo Antonio Bodden López, el sábado 10 de enero de 1948, la Oficina de Operaciones Aéreas de la Compañía Dominicana de Aviación en el Aeropuerto “General Andrews”, mostraba en la pizarra correspondiente a la lista de vuelos, un aviso muy importante.

 

El aviso estaba pegado en la caseta de comunicaciones del Aeropuerto de Santiago señalando que estaba fuera de servicio, debido a que el día anterior, el segundo teniente piloto Reyes Kunhardt (Llío), había hecho un vuelo rasante en un avión AT-6 y con la punta del ala, chocó y destruyó la antena.

Santiago no tenía comunicación aérea.


En la lista de vuelos domésticos en la capital, estaba anotado que dos aviones DC-3, viajarían a Barahona, donde las tripulaciones pernoctarían. Esos dos aviones recogerían uno en Santiago, al equipo de pelota (los jugadores) y el otro a los directivos, periodistas y fanáticos.

La tripulación de ambos aviones estaba compuesta de la siguiente manera: Comandante 1er. Teniente piloto Felipe Cartagena Portalatín; Copiloto 1er. Teniente piloto Ramón Peralta; Comandante 1er. Teniente piloto Ramón Hernando Ramírez, Copiloto 2do. Teniente piloto Ismael E. Román Carbuccia.

El copiloto Román Carbuccia salió del campamento por un momento en la cercanía del aeropuerto, y cuando dieron la orden de despegue, al no encontrarse a Román, ordenaron al 2do. Teniente piloto José del Carmen Ramírez Duval que lo sustituyera y se fuera hacia Barahona, donde dormirían.

En la tarde del 11 de enero, después de finalizar el segundo juego de pelota, los dos aviones despegaron, con intervalo de 15 minutos. Ya en el aire los aeroplanos, los tripulantes comenzaron a sentir el mal tiempo que imperaba en la ruta.

 

Cada vez que trataban de comunicarse por radio con el campo de aviación de Santiago, no lo podían hacer, su torre de radio estaba destruida y no podían conocer cuáles eran las condiciones de visibilidad y lluvia en la cercanía del campo.

El Teniente Cartagena Portalatín, mocano de origen, decidió aterrizar en la entonces Ciudad Trujillo, mientras que Hernando Ramírez determinó viajar hacia Santiago, lo cual no pudo realizar por el mal tiempo, y entonces marchó hacia la capital, en cuyo camino se estrelló en las montañas de Río Verde, muriendo todos los ocupantes, 18 peloteros, piloto, copiloto y 12 pasajeros, dando un total de 32 seres humanos.

 

Datos de interés sobre el avión:

 

Sobre la Tragedia de Rio Verde, todavía hay cosas de la que se sabe poco, incluyendo detalles  técnicos del avión y la tripulación: Sabemos que el tipo de avión que se accidento en Rio Verde, Yamasá, un avión D-6, marca Douglas H1-6 en que viajan los peloteros y algunos directivos y fanáticos.

 

El Douglas DC-6 es un avión comercial y de transporte propulsado por motores de pistones fabricado por Douglas Aircraft Companyentre 1946 y 1959. Ideado a finales de la Segunda Guerra Mundial como transporte militar, una vez terminada la contienda fue rediseñado para poder competir con el Lockheed Constellation en las rutas de transporte de largo alcance.

 

Se construyeron más de 700 unidades, algunas de las cuales aún realizan servicios de carga, militares o antiincendios. El DC-6 recibía la denominación de C-118 Liftmaster en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, así como la de R6D en la Armada.

 

Sobre la aerolínea Dominicana 

 

Los aviones eran de la aerolínea Dominicana que había iniciado sus operaciones el 4 de mayo del año 1944, durante la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina. Desarrollaba en principio solo vuelos de cabotajes (es decir solo dentro del país) a Santiago, Barahona, Puerto Plata, San Juan de la Maguana, La Romana y Montecristi.

 

Su primer presidente fue el señor Charles McLaughlin, suegro de Héctor Bienvenido Trujillo, hermano de Rafael Trujillo.

 

 La compañía inició sus vuelos internacionales en 1951, debido a la necesidad de tener una aerolínea nacional que cubriera esas rutas debido al gran número de ciudadanos dominicanos que ya comenzaban a emigrar a ciudades como Nueva York, San Juan, Miami y Madrid. Las primeras naves incorporadas al servicio fueron DC-3, DC-4 yDC-6.

 

La Administración Federal de Aviación, Federal Aviation Administration (FAA) en inglés, es la entidad gubernamental responsable de la regulación de todos los aspectos de la aviación civil en los Estados Unidos, le otorgo en 1944 a la República Dominicana la Categoría I de manera que todas las  aeronaves de matrícula dominicana eran (HI-).

 

 La aerolínea adquirió aviones DC-8 para sus vuelos más largos como al Aeropuerto JFKen Nueva York. También se adquirieron aviones DC-9 y Boeing 727 durante ese período. Los 727 fueron comprados nuevos al fabricante, Boeing. Así mismo, se adquirieron dos aviones Carvair ATL-98 para operaciones de carga.

 

Debido a la crisis financiera y el mal manejo de sus directores, a principios de 1995, perdieron la categoría de su matrícula no podían viajar a territorio estadounidense y el Gobierno Dominicano decidió cerrar Dominicana de Aviación.Estos datos históricos lo aporta el Ex Capitán Piloto, Ricardo Bodden en su portal Aerocápsulas de enero del 2009.

 

HISTORIA DE LOS AEROPUERTOS:

 

En el libro Aviación Dominicana se señala la diferencia entre aeródromo y aeropuerto.

 

El aeródromo comprende únicamente el terreno, tanto tierra como mar, destinados a la llegada y salida de aeronaves. Mientras que el aeropuerto contiene, además del aeródromo, las instalaciones complementarias para el servicio de navegación aérea

 

En la década de los años 20 se crea el aeródromo "Miraflores" primero construido en la capital dominicana, lo que comprende hoy el Km. 8 de la Carretera Duarte, entre la Ave. John F. Kennedy, la Ave. Luperòn y la Núñez de Cáceres, específicamente en las inmediaciones donde se encuentra hoy "Distribuidora Corripio".

 

Este aeródromo fue auspicie de la llegada el 6 de febrero de 1928, del famoso aviador norteamericano Charles E. Lindbergh en su avión "Spirit of St.Louis", el cual fue recibido por el Presidente Horacio Vásquez y el entonces General Trujillo, suceso que acrecentó el entusiasmo por la aviación en el país.

 

Sobre los Aeropuertos es importante recordar que en la década de los 40 por la demanda aérea y crecimiento vertiginoso que experimentó y se pronosticaba experimentar la ciudad de Santo Domingo hacia el margen occidental provoco la sustituyera el Aeródromo "Miraflores" para darle paso al "Aeropuerto General Andrews".

 

Esta terminal estaba ubicada próximo a la Avenida San Martín y Leopoldo Navarro, anteriormente conocida como Avenida Presidente Ríos. Este aeropuerto fue creado para las operaciones tanto militares como civiles, el 22 de Enero de 1944 e inaugurado en el primer centenario de la Independencia de la República Dominicana.

 

El moderno Aeropuerto "General Andrews" fue nombrado en honor al comandante de las

El mismo General Andrews asistió a la inauguración del aeropuerto por invitación del Presidente Trujillo. Justamente un año después de esta inauguración falleció dicho General.

 

El aeropuerto contaba con dos pistas de aterrizaje de 7,000 y 5,500 pies, respectivamente, pasando estas por encima de lo que es hoy el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, la Avenida 27 de febrero y la Avenida John F. Kennedy, abarcando sus terrenos los sectores actuales de Naco, Piantini, El Vergel y el Ensanche La Fe, pero que en aquel entonces solo eran las afueras de Ciudad Trujillo.

 

En la década de 1950 Rafael Leónidas Trujillo buscó la ayuda de urbanistas italianos y franceses y comenzó la construcción de un nuevo, gigantesco y moderno Aeropuerto a las afueras de la ciudad de Santo Domingo.

 

La construcción de la misma a principios de la década del 50 se originó por la caída de un avión carguero en el farallón al norte de la avenida Pedro Henríquez Ureña en el patio de la residencia de Marina Trujillo, entre la Avenida Tiradentes y la Abraham Lincoln.

 

En 1955, el dictador ordenó oficialmente la construcción de un nuevo aeropuerto situado en la península de Punta Caucedo, a varios kilómetros al este de la ciudad.

 

La construcción de la actual terminal conocida como Aeropuerto Internacional de Las Américas José Francisco Peña Gómez, se inició en 1956 y su puesta en servicio fue en 1958, siendo inaugurada oficialmente el 10 de noviembre de 1959.

 

A lo largo de su historia, el principal Aeropuerto de la R.D ha recibido diversos nombres:

1959, se denominó a la terminal con el nombre de "Aeropuerto Internacional de Punta Caucedo".

 

1959, posteriormente diez días después de su apertura cambiado por el de "Aeropuerto Internacional General Trujillo".

 

1961. tras la muerte del dictador, el aeropuerto volvió a su nombre original. "Aeropuerto Internacional de Punta Caucedo".

 

1966.,  Luego de la Guerra Civil y las Elecciones presidenciales de 1966, el Dr. Joaquín Balaguer cambió nuevamente el nombre por el que iba a ser reconocido definitivamente: la denominación de Aeropuerto Internacional Las Américas  aprobado por medio de la Ley 389 de 18 de diciembre de 1968.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN BÉISBOL

Ir arriba