Comentarios Recientes

0

Efemèrides especial 25 de enero 2008:Batazo memorable:"El Furcalazo" decidiò 20ma, corona de Aguilas Cibaeñas


  • Rafael Baldayac | 25-01-2021

 

 

Con un bullicioso Estadio Cibao,abarrotado a toda capacidad, Rafael Furcal disparó el  dramático estacazo por los “platanitos” del jardín central en la octava entrada del último partido de la serie final 2007-08 para colocar arriba a las Aguilas 2-1, ventaja que jamás perdieron con una última oportunidad para los azules del Licey sus archirrivales. El equipo de las Aguilas se convirtió en el primer conjunto en coleccionar 20 trofeos de campeones en el beisbol R.D.

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA-.Uno de los batazos más dramáticos en la historia del beisbol dominicano fue el jonrón de Rafael Furcal, conocido como el “Furcalazo” para que las Águilas Cibaeñas derrotaran por primera vez en finales consecutivas a su archirrival Tigres del Licey convirtiéndose en el primer equipo de la pelota dominicana en alcanzar las veinte coronas.

 

Los amarillosen el octavo partido de la serie final celebrado el viernes 25 de enero 2008 superaron a los azules  2 carreras por una, para proclamarse campeonesal cierre de la gran final de la temporada 2007-08, quedando los cibaeños como los máximos ganadores de campeonatos de por vida en la Lidom.

 

Con este resonante triunfo los aguiluchos le cortaron el paso doble a los liceístas,negándole  el imperativo deseo  de coronar los festejos de su centenario  colocándose  en su cabeza la  diadema 20 que le daría la supremacía en la pelota nativa.

 

Esta fue una dulce venganza para los cibaeños en respuesta al famoso “Tutilazo”, que le dió el triunfo a los azules  en la final del 2002, logrando el desquite de la misma  manera,  gracias al impactante y dramático “Furcalazo”.

 

Furcal disparó el  soberbio estacazo por los “platanitos” del jardín central en la octava entrada de este último partido de la serie final para colocar arriba a su equipo con marcador de 2-1 ventajas que jamás perdieron con una última oportunidad para los felinos.

 

El Mayimbito Furcal colocado a la derecha del home plate estaba 1-0 en el conteo cuando el zurdo Dámaso Marte le tiró una recta baja y engarzó la pelota que recorrió cerca de 400 pies de distancia.

 

Mientras los cibaeños  le “aguaban la fiesta” a los capitalinos  revalidabanel titulode monarcas por octavo ocasión y  Félix Fermín ratificabasu condición de  manager más ganador  de la liga con cinco títulos.

 

Los campeones nacionales y caribeños comenzaron la temporada 2007-08, dedicada  ala memoria del  fenecido presidente aguilucho  Ricardo–Tito-Hernández, conla vista puesta en  la celebración  como  anfitriones de la Serie del Caribe tras conseguir  por primera vez la sede total para Santiago de los Caballeros.

 

El consejo directivo aguilucho encabezado por Winston Llenas  puso  su  desvelo por la organización y el gran remozamiento a que fue sometido el  Estadio Cibao, “el nido aguilucho”  para acoger a los distinguidos visitantes  en este exitoso escenario  del magno  evento beisbolero regional.

 

Aguilas y Licey en disputa por la supremacía fue el otro ingrediente que le dio “sazón”  al campeonato, con una entusiasmada fanaticada aguilucha y el  estreno de un nuevo merengue dedicado al equipo de la autoría de Huchi Lora y musicalización de Jochy Sanchez.

 

El aguerrido conjunto cibaeño no tuvo su mejor temporada regular  ya que perdieron 22 de sus últimos 40 desafíos. Pero despues de muchos tropiezos  finalmente  ganaron sus últimos tres compromisos para clasificarse  casi arrastrándose, con precario record de 24-24, la oncena ocasión que pasaban a postemporada con record de 500 o por debajo de este.

 

Ellos, incluso perdieron sus series particulares contra Licey 3-7 yGigantes 3-7,  con distancia de  5.5 juegos de los líderes Gigantes (29-18). Licey (29-19) se clásico segundo y en cuarto las Estrellas (23-26). Quedaron fuera  Escogido (21-28) y Toros (19-30).

 

Alexis Gómez tuvo en la serie regular el más alto promedio de bateo entre los aguiluchos con .290 (124-36) 23 CA, 16 CE, 3Hrs.,  8 H2, 8 BRen 35 juegos; seguido de Hector Luna con .287 (143-41), 12 CA, 13 CE, 3 H3 en 39 desafíos.

 

Con números nominales: Brandon Moss .322 (59-19),  4H2 en 15 partidos y Tony Batista .295 (61-18) con tres jonrones y 11 CE en solo 16 encuentros.Mendy Lopez aunque bateo .243 (173-42) dominòel equipo en dos renglones,  CA (27) y  CE (29, siendo tercero en la liga en jonrones (6). Victor Díaz (7) fue el máximo jonroneros del club,  quedo  a uno del gigante Brad Nelson (8) lider de la liga.

 

Johnny Cueto, tuvo 4-1, 2.88de efectividad en seis aperturas, máximo en victorias (4) y en ponches propinados (37 con solo 7 boletos en 31.2 episodios; José Lima registró la mejor efectividad con 2.66 tirando en 50.2 de entradas.

 

Muy inconsistente estuvo el cerrador José Vargas (1-2, 5.14) que  logro 10 salvamentos en la ronda regular, Derek Lee (2-2, 3.72) brillóen 9 inicios, 35 ponches en 42 episodios y Edward Valdez (2-1, 2.41 en 13 juegos y 4 aperturas) hizo su aporte antes  de ser enviado en cambio a los Leones del Escogido.

 

Clasificados  para el Todos Contra Todos  se refuerzan en el draft de importados con la adquisición del catcher boricua Raúl Casanova y al lanzador Danny Graves, y ante un bullpen poco confiable  contratan al conocido relevista zurdo Randy Choate. 

 

Además la ofensiva aguilucha  se fortalece de manera notable, pese a la partida de Sebastien Boucher, con la presencia de los grandes ligas Rafael Furcal y Edwin Encarnación.

 

Moralmente apoyaron a su estelar torpedero Miguel Tejada, afectado por acusaciones e investigaciones  en Grandes Ligas, derivadas de la publicación del  famoso “Informe Mitchell”, sobre uso de sustancia prohibidas, un día despues, 12 de diciembre de 2007, de ser  cambiado de los Orioles de Baltimore a los Astros de Houston.

 

Tuvieron  las sensibles  bajas de José Lima, que se reportó  a la liga de Corea, Encarnación perdió varios juegos por lesión y el pitcher  nicaragüense Davern Hansack  también se marchó del país en medio de la contienda semifinal.

 

Operaciones de beisbol actuó rápido para contratar al carismático lanzador boricua Nelson Figueroa y al zurdo Eric Knott,  y al jardinero Chris Roberson, así como al receptor venezolano Carlos Maldonado,  en lugar del lesionado Casanova, quedando más tarde con lamáscara Gustavo Molina, procedente de la Liga de Venezuela.

 

El equipo de las Aguilas levantó vuelo definitivo hacia la final con el dramático jonrón de Mendy Lopez (jueves 10 de enero 2008) contra el cerrador de los Gigantes Dario Veras para darle sensacional  victoria  viniendo de atrás en el Estadio Cibao.

 

Colectivamente apenas batearon .239 con 7 jonrones y 75 carreras anotadas en esta semifinal. Chris Roberson fue el único aguilucho entre los diez mejores bateadores con .277 (47-13) con 4 vueltas impulsadas en 12 juegos,  Rafael Furcal se robo seis almohadillas y  Mendy Lopez  remolcó 11  y Tejada 10 anotaciones.

 

Contaron con el respaldo del picheo donde los  lanzadores recién llegado sumaron cinco de los diez triunfos cibaeños. Eric Knott (2-0, 1.59, 19 K), Nelson Figueroa (2-1, 1.29), Derek Lee (2-1, 2.04), Randy Choate tuvo tres salvamentos en la semifinal.

 

Cuando se escriba el manual de “como ganar en round robin” las Aguilas serán los autores. En  17 participaciones,  de 18 Round Robin,  los mameyes dejaban registro de 187-112 (628) bien lejos de Licey (146-122) en este tramo.

 

Las Aguilas (10-7) quedaron a un juego de Licey (11-6) al cierre de la serie semifinal  o Round Robin,  Estrellas (7-10) y  Leones (6-11) fueron eliminados una vez más.  Bajo este sistema los aguiluchos conseguían sus 15to. Pasaporte hacia la final, ganando 10 veces la corona.

 

Huestes cibaeñas y capitalinas están de esta manera por tercer corrido en la final pactada  al mejor de nueve desafíos. El 14 de enero 2008 Licey, con un no hitter, avanzó a la serie final  por quinto año consecutivo. Ervin Santana,Dámaso Marte (7) y Carlos Marmol (8) se combinaron para victoria 3-0 sobre  Estrellas. Este fue el primer juego sin hits ni carreras en la historia de las semifinales.  

 

 Los cibaeños, previo al inicio de la contienda final se sobreponen a otra triste situación alrededor de Miguel Tejada con la trágica muerte  de su hermano  Freddy en un accidente de motocicleta, así como la salida a Estados Unidos del torpedero  Tijei Peña  por compromisos con su organización mayoritaria. 

 

RESUMEN DE LA SERIE FINAL 2008:

 

En la inauguración de la serie final  el jueves 17 de enero de 2008 las Águilas Cibaeñas picaron delante  ganando ese primer juego frente a los Tigres. En los primeros tres innings los bates aguiluchos conectaron 10 de sus 14 hits, incluyendo un cuadrangular de Edwin Encarnación con dos en bases.

 Las Águilas fabricaran sendos rallys de 4 y 3 carreras en el primero y el tercero, durante los cuales anotaron sus siete primeros bateadores, suficientes para derrotar al Licey 8-3 en el Estadio Quisqueya.

Para lograr el primero del 9-5, las Águilas, que no fueron dadas como favoritas, también contaron con el excelente relevo de Santiago Ramírez, que ganó  lanzando tres entras sin libertades, mientras Arnaldo Muñoz y Randy Choate lanzaron el octavo y el noveno también sin desperdicio.

A la ofensiva, además del jonrón de Encarnación, Rafael Furcal bateó de 5-2 con una anotada y una empujada, Luis Polonia remolcó dos con hit en el tercero y Héctor Luna conectó de 4-3 y llevó otra a la goma. Por el Licey estuvieron en el box Randy Leek, que perdió, Héctor Mercado, Edward Ramírez, Eduardo de la Cruz, Jorge Sosa, Franklin Germán, Carlos Pérez y Guillermo Mota, cargando con la derrota el abridor Leek.

Edwin Encarnación pegó candela con el madero disparando dos cuadrangulares la segunda victoria corrida  aguilucha la noche del  viernes 18 de enero de 2008.  En un dilatado y accidentado partido, que se vio interrumpido dos veces por problemas con el fluido eléctrico en el estadio Cibao, las Águilas aplastaron a los Tigres  18 carreras por 3, en el segundo juego de la final del béisbol invernal dominicano.

En el partido, los aguiluchos dispararon cuatro cuadrangulares, dos de ellos a cuenta de Edwin Encarnación -que ya acumula tres vuelacercas- con dos compañeros a bordo en cada ocasión, empujando siete carreras. Por las Águilas también pegaron jonrones Mendy López y el veterano Luis Polonia. José Bautista disparó un jonrón por el Licey.

La victoria fue para el estadounidense Eric Knott (1-0), quien lanzó cinco entradas y aceptó tres carreras y cinco indiscutibles, mientras que la derrota se le anota a José Mercedes que salió sin poder sacar un solo out en el primer inning.

 El carismático Nelson Figueroa lanzó juego completo y la ofensiva cibaeñas anotó doce carreras para dar otra paliza al Licey por tercera noche consecutiva y poner la serie  final 3-0 a su favor, el sábado 19 de enero 2008 en el parque Quisqueya.

El marcador finalizó 12 carreras por 4,  con las Águilas ligando dos rallies demoledores que dejaron sin aliento a los Tigres. En el segundo episodio los aguiluchos anotaron 4 vueltas y en el quinto decidieron el partido con 6 carreras más. El mejor a la ofensiva fue Rafael Furcal que bateó de 4-2, un jonrón  dentro del  terreno y remolcó 4 carreras. Alberto Castillo y Luis Polonia empujaron par de vueltas cada uno. Por Licey el refuerzo Armando Ríos pegó par de indiscutibles y anotó 2.

Por los Tigres el lanzador Ramón Ortiz fue vapuleado con cuatro carreras cibaeñas pero habia sido el serpentinero de más duración en la loma azul, con 3 entradas y un tercio de oficio. Tras finalizar el partido el equipo de los Tigres se reunió en el clubhouse y se anunció  la despedida del manager Tim Tolman.

Carlos Mármol rescató a los Tigres el domingo 20 de enero en el Cibao. El estelar cerrador por fin fue figura al limitar la amenaza aguilucha en un octavo episodio no apto para cardíacos para que los azules obtuvieran su primer triunfo en la Serie Final con pizarra 7 por 4. La serie se mantuvo en control de las Águilas 3-1.

Con el Estadio Cibao a casa llena, coloreado casi totalmente de banderas mamey Mármol obligó a Víctor Díaz a batear para doble matanza en situación de hombres en tercera y primera sin out y aunque bajó una vuelta acabó las posibilidades de rally de las Águilas. Después lanzó un noveno episodio en blanco para dar fin al encuentro.

Los Tigres se valieron de tres errores de la defensa aguilucha, dos de ellos del inicialista Mendy López y otro del jardinero derecho Víctor Díaz, durante la séptima entrada para montar un rally de 4 carreras, todas sucias. Mientras que ligaron tres vueltas en el primer, tercero y cuarto innings.

Juan Cedeño que relevó desde el segundo episodio al expulsado George Lombard controló hasta el quinto acto a las Águilas. Carlos Péez y Guillermo Mota continuaron la buena labor monticular por los Tigres en el quinto y sexto actos. 

En el segundo inning  Lombard  y el jardinero  Luis Polonia fueron expulsados luego de que el pitcher golpeara a Polonia, adrede, de acuerdo con la apreciación y decisión del árbitro. Ambas bancas se limpiaron pero no hubo trifulca.

Ervin Santana estuvo lo suficientemente efectivo para lanzar cinco entradas sin carreras, para que los Tigres  derrotaran  a las Águilas  con score de 5-1 en el quinto juego de esta serie final celebrado el lunes 21 de enero 2008 en el estadio Quisqueya. Licey, que también contó con el gran relevo de Franklin Germán, Carlos Pérez, Eduardo de la Cruz, Jorge Sosa y Oneli Pérez, logra su segundo triunfo consecutivo, acercándose a uno en la final frente a las Águilas, que todavía la dominaban 3-2 la contienda.

Los Tigres fabricaron un rally de cuatro carreras en el quinto inning, tres contra el abridor  aguilucho Bartolo Colón, tras combinar dos hits, una base por bolas, un golpeado, una jugada de selección y dos lanzamientos salvajes de Julián Tavárez.  Por las Águilas Cibaeñas también estuvieron en el box,  Randy Choate, Franquelis Osoria y Arnaldo Muñoz, cargando con la derrota Colón (0-1) que lanzó muy bien en las cuatro primeras entradas, pero explotó en la quinta.

A la ofensiva el puertorriqueño Armando Ríos empujó dos con sencillo en el quinto, José Bautista con cuadrangular y sencillo y Mathew Tupman que anotó y empujó otra. Luis Polonia, en la causa perdida, bateó de 4-4. El  partido fue presenciado por la estrella de las Grandes Ligas y los Medias Rojas de Boston, Manny Ramírez, y  la periodista Alicia Ortega lanzó la primera bola.

 En el sexto desafío el miércoles 23 de enero 2008,  las Águilas,  perdiendo 5-1, fabricaron un rally de cinco carreras en el sexto, suficiente para derrotar a los Tigres del Licey 7 por 5 en el Estadio Cibao, colocándose a un juego para retener el título de campeones nacionales.

Para superar al Licey, con el score abajo por cuatro, los aguiluchos aprovecharon dos errores del cuadro azul, un lanzamiento malo de Franklin Germán, un sencillo de Edwin Encarnación, una base por bolas a Bernie Castro y tres dobles de Rafael Furcal, Luis Polonia y Tony Peña Jr., este último empujador de las dos carreras decisivas, colocando la serie final 4-2 a su favor.

El partido lo ganó, en rol de relevo, el dominicano Santiago Ramírez, perdiendo el también criollo Eduardo de la Cruz, con juego salvado para el norteamericano Randy Choate.

En el partido, Mendy López pasó a ser el líder de todos los tiempos en jonrones conectados en series finales, con ocho, superando a Winston Llenas y Ricardo Joseph, al sacarlo en el quinto inning.

Los Tigres no se dieron por vencidos  y el sustituto Yordanis Ramírez, con el juego empatado a cuatro, aprovechó la debilidad de los lanzamientos de Julián Tavárez para conectar sencillo al prado de derecho, con el que empujó a José Offerman desde tercera, carrera con que el Licey derrotó  a las Águilas 5 por 4 en el séptimo juego de la serie final efectuado el jueves 24 de enero de 2008 en el Quisqueya.

Con su triunfo, los Tigres, que también contaron con el buen relevo de los dominicanos Juan Cedeño, Oneli Pérez y Carlos Mármol en las últimas cuatro entradas, se acercaron a un juego de los mameyes aun con dominio de la serie 4-3.

Licey usó en el box a José Mercedes, Franklin Germán, Víctor Álvarez, Edward de la Cruz, Juan Cedeño, Oneli Pérez, que se acreditó el triunfo, y Carlos Mármol, que logró el salvamento.

Por las Águilas lanzaron Eric Knott, Santiago Ramírez, Arnaldo Muñoz, Julián Tavárez, que perdió, y Juan Carlos Oviedo (Leo Núñez). Las cinco carreras azules fueron remolcadas, dos por Erick Aybar, igual cantidad por Mathew Tupman, y la decisiva que salió del bate de Yordanis Ramírez.

Un  dramático cuadrangular  de Rafael Furcal en el octavo episodio coronó a las Águilas Cibaeñas campeonas del béisbol invernal dominicano.

El intermedista aguilucho encontró una recta que se quedó colgando para mandarla a las graderías del jardín central  para decidir el partido  con pizarra de 2-1 para la gran celebración la noche del viernes 25 de enero 2008 en el estadio Cibao.

Nelson Figueroa, Mendy López y Rafael Furcal, con sus hazañas , se encargaron de escribir el guión de un final dramático que permitió a las Águilas coronarse campeón por vigésima ocasión en la pelota criolla, en otro de los emocionantes  finales que han protagonizado en toda la historia estos dos grandes colosos: Águilas- Licey.

Figueroa, lanzador ganador y considerado Más Valioso, lanzó ocho entradas de una carrera y seis hits, ponchando nueve, para su segundo triunfo de la serie. Ramón Ortiz, por lo Tigres, hizo seis ceros pero su ventaja se desvaneció tan pronto salió del montículo.

López conectó jonrón solitario en el séptimo frente al relevista Guillermo Mota para empatar las acciones 1-1 y comenzar la historia de la proclama 20 de los cibaeños, máximo en la pelota dominicana.

Furcal, llegado en un cambio este año, vía Leones del Escogido, se convirtió en el héroe de cierre al disparar  el dramático jonrón decisivo en el octavo frente a Dámaso Marte, que cargó con el fracaso.

En el noveno las Águilas resistieron un último ataque de los rayados. Randy Choate sacó el primer out con ponche de Wily Aybar, pero permitió que los siguientes dos bateadores alcanzaran bases y fue relevado por Franquelis Osoria, que después de una mini batalla con Ronnie Belliard, logró sacarle de out con un elevado al jardín derecho. Arnaldo Muñoz aseguró el triunfo con el out 27 por la vía 53.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN BÉISBOL

Ir arriba