Comentarios Recientes

0

Efemèrides especial 6 de diciembre 1968:Cuando los dueños de equipos despidieron al Comisionado de MLB


  • Rafael Baldayac | 06-12-2020

 

 

William Eckert (1965-1968) cuando se convirtió en comisionado, no había visto un juego en persona en más de 10 años. Era casi completamente desconocido para el público, lo que llevó a los periodistas deportivos a apodarlo como "el soldado desconocido".

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA-.William Eckert, el   cuarto comisionado de MLB está considerado como más inepto en ocupar el cargo. El teniente general retirado de la Fuerza Aérea no tenía idea del juego y hasta se tuvo que integrar  a una junta de tutores para educarlo y así evitar las burlas de la prensa.

 

Eckert fue  nombrado comisionado de béisbol a finales de 1965 de una lista de candidatos que incluía más de 150 nombres y se le recordará al no haber suspendido juegos por los asesinatos de Martin Luther King Jr. y Robert Kennedy

 

El viernes 6 de diciembre de 1968los dueños de equipos no aguantaron más y lo despidieron. Eckert se desempeñó como Comisionado de las Grandes Ligas de Béisbol de 1965 a 1968. 

 

Sin embargo, pocos sabían quién era William Eckert en ese momento. Un periodista deportivo bromeó diciendo que los propietarios habían contratado al Soldado Desconocido; el apodo pegado. 

 

 Los propietarios querían a alguien ajeno al juego que fuera respetado por el Congreso, pero Eckert sabía poco sobre el negocio deportivo o sobre el juego en el campo. Ni siquiera había asistido a un juego en la década anterior. 

 

Ellos instalaron a Lee MacPhail, un candidato inmensamente más calificado, como asistente del general. También contrataron a Joe Reichler, un periodista deportivo de carrera, como jefe de relaciones públicas.

 

Inicialmente, los propietarios de los clubes no pudieron decidir si el próximo comisionado debería provenir de las filas del juego (por ejemplo, el presidente de las Ligas Nacional o estadounidense) o de otra parte.

 

 Finalmente decidieron que el nuevo comisionado debería tener una sólida formación empresarial para hacer frente a los problemas que enfrentaba el juego en ese momento.

 

Eckert no había aparecido en ninguna lista de posibles candidatos al principio. Solo se convirtió en un candidato serio para la comisión después de que su compañero oficial Curtis LeMay le diera una recomendación a Major League Baseball. 

 

El 17 de noviembre de 1965, por un voto unánime de los 20 propietarios de clubes de las Grandes Ligas, William Eckert se convirtió en el cuarto Comisionado de las Grandes Ligas.

 

Cuando se convirtió en comisionado, Eckert no había visto un juego en persona en más de 10 años. Era casi completamente desconocido para el público, lo que llevó a los periodistas deportivos a apodarlo como "el soldado desconocido".

 

Incurrió en la ira del público al negarse a cancelar los juegos después de los asesinatos del senador Robert F. Kennedy y Martin Luther King Jr., y el desdén de los dueños de los equipos porque se negó a lidiar con la fuerza con asuntos comerciales importantes. 

 

En 1968, los propietarios anticiparon una huelga de jugadores y hacía mucho tiempo que habían perdido la confianza en la capacidad de Eckert para manejar la situación. Por este motivo, Eckert se vio obligado a dimitir al final de la temporada, aunque aún le quedaban tres años de contrato. 

 

Eckert dimitió como comisionado el 6 de diciembre de 1968. Bowie Kuhn fue nombrado comisionado interino.

 

A pesar de sus fracasos y deficiencias tan publicitados, Eckert también desarrolló acciones de comité más efectivas, simplificó los métodos comerciales y ayudó a estabilizar las franquicias con estadios más grandes y arrendamientos a largo plazo.

 

Además, Eckert trabajó duro para promover el juego a nivel internacional, incluido una gira por Japón en 1966 de los Dodgers de Los Ángeles.

 

Vida personal, carrera y muerte 

 

William Eckert nació el 20 de enero de 1909 en Freeport, Illinois de Frank Lloyd y Harriet Julia (de soltera Rudy) Eckert.  La familia Eckert se mudó a Indiana, instalándose en Madison.

 

En 1924, a los 15 años, Eckert se alistó en la Guardia Nacional de Indiana.  Su hermano mayor también había sido miembro de la Guardia Nacional de Indiana.

 

Eckert se matriculó en la Academia Militar de Estados Unidos en West Point  en julio de 1926. Fue allí donde se ganó el sobrenombre de "Spikes" mientras jugaba fútbol americano. 

 

También jugó béisbol intramuros mientras estaba en West Point.  Se graduó en junio de 1930. 

 

Eckert sirvió en el ejército de los Estados Unidos desde 1930 hasta 1961. En 1940, se casó con Catherine Douglas Givens. Tuvieron dos hijos: William Douglas Eckert y Catherine Julia Eckert. 

 

Tras jubilarse de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en 1961, Eckert fue consultor de gestión y formó parte del consejo de administración de varias empresas.  Fue el Comisionado de Béisbol de 1965 a 1968.

 

Eckert murió en 1971 de un ataque al corazón, mientras jugaba tenis en las Bahamas.  Eckert está enterrado en el cementerio nacional de Arlington junto con su esposa, Catharine Givens

 

Carrera militar 

 

En 1930, después de graduarse de West Point, Eckert fue nombrado segundo teniente de artillería de campaña en el ejército regular. 

 

Luego asistió a las Escuelas de Vuelo del Cuerpo Aéreo en Brooks y Kelly Fields en San Antonio, Texas, se graduó en octubre de 1931 y fue transferido a la Escuela de Vuelo Avanzado del Cuerpo Aéreo en Kelly Field, Texas. 

 

Dos meses más tarde se trasladó al Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos y fue asignado a Selfridge Field, Michigan, para cumplir con el 36º Escuadrón de Persecución.

 

En abril de 1935, Eckert se unió al 29 ° Escuadrón de Persecución en Albrook Field, Zona del Canal de Panamá, donde estuvo destinado desde 1935 hasta 1937. 

 

En mayo de 1937, fue nombrado instructor de vuelo en la Escuela Primaria de Vuelo del Cuerpo Aéreo en Randolph Field, Texas.

 

En septiembre de 1938, fue seleccionado como uno de los dos oficiales de educación avanzada en la Escuela de Graduados de Administración de Empresas de Harvard y en junio de 1940 se graduó con una maestría.

 

Después de graduarse de Harvard, fue asignado a Wright Field, Ohio, donde se desempeñó sucesivamente como Ejecutivo de Producción, Contralor y Ejecutivo del Comando de Material.

En enero de 1944, Eckert ingresó en el Army and Navy Staff College. 

 

Al graduarse, dos meses después, el coronel Eckert fue asignado a Europa como comandante del 452 ° Grupo de Bombardeo (agosto de 1944 - septiembre de 1944).  

 

En julio de 1945, Eckert fue asignado como Ejecutivo en la Oficina del Subjefe de Estado Mayor de Material en el cuartel general de la Fuerza Aérea, y más tarde fue nombrado Jefe de la División de Reajuste y Adquisiciones de esa oficina. 

 

Más tarde, en noviembre de 1947 fue asignado a la Secretaría de la Fuerza Aérea y dos meses después pasó a ser Ejecutivo de la Subsecretaría de la Fuerza Aérea.

 

Y finalmente, en abril de 1949, Eckert se convirtió en Contralor del Comando de Material Aéreo en la Base de la Fuerza Aérea Wright-Patterson, Ohio.

 

Las Grandes Ligas han tenido 10 comisionados

 

Suman 10 los comisionados en la historia del béisbol de Ligas Mayores. El cargo surgió tras lo  que sucedió en la Serie Mundial de 1919, cuando los Medias Blancas de Chicago, después conocidos como «Medias Negras» al vender el clásico de Octubre.

 

En 1920 nombraron a Kenesaw Mountain Landis, que suspendió de por vida a varios jugadores que vendieron el clásico de Octubre.

 

Landis después se convirtió en un juez muy «duro», pues impidió la integración de peloteros negros y fue tildado de racista por diferentes cronistas de esa época. Marvin Miller, poco antes de su muerte lo acusó de pertenecer al Ku Klux Klan.

 

El Juez Landis murió de un infarto en Noviembre de 1944, estando en funciones de su cargo como Alto Comisionado.

 

Después de la muerte de Landis, los dueños de los equipos, tomaron la decisión de limitar los atributos legales de la figura del Comisionado, para no repetir la experiencia pasada. Albert B. «Happy» Chandler, fue nombrado para el puesto en 1945.

 

Mudó la oficina del comisionado a la ciudad de Cincinnati, al no gustarle la vida reinante en Nueva York.

 

Le toco vivir el problema que hubo con la Liga Mexicana, cuando Jorge Pasquel, ofreciendo mejores sueldos que en Ligas Mayores, atrajo la atención y varios jugadores se vinieron al circuito mexicano.

 

Muchos dueños de equipos se oponían que jugara un pelotero negro en las Ligas Mayores. Varios jugadores, atraídos por los dólares del veracruzano, dieron el brinco a México, pero ahí quedo eso.

 

Muchos dueños se oponían que debutara un pelotero de color en las grandes ligas y finalmente los convenció que eso era positivo para el béisbol de Estados Unidos y vino la presentación de Jackie Robinson. También el caso Gardella, contribuyó para que no fuera ratificado en 1951.

 

El tercer Alto Comisionado fue Ford Frick, que llegó al puesto en 1951 y duró varios años hasta 1965. Tuvo una gran amistad con Babe Ruth y durante su período de gestión.

 

Hubo varios deportes profesionales, que se convirtieron en rivales del béisbol, como el futbol americana profesional en primera instancia. Por decisión propia, renunció al puesto en 1964.

 

Lo que sucedió con el siguiente Comisionado, no tiene paragón. William Eckert estuvo de 1965 a 1968 y se le recordará al no haber suspendido juegos por los asesinatos de Martin Luther King Jr. y Robert Kennedy.El 6 de diciembre de 1968 los dueños de los equipos lo botaron.

 

Bowie Khun era abogado y consultor legal de MLB. Este si sabía del juego y tuvo muy buenas relaciones con los dueños de los equipos.

 

Primero aceptó el cargo en forma provisional y en 1970 lo nombraron como el quinto comisionado de las Grandes Ligas.

 

Su designación coincidió con la fundación de la Asociación de Peloteros, convirtiéndose en su enemigo público número uno.

 

Tras de varios pleitos con la Asociación de Peloteros y otros errores que cometió, dejó el cargo en 1984 y luego fue elegido como miembro del Salón de Fama de Cooperstown.

 

Llega Peter Ueberroth al puesto en 1984 y dura hasta 1989. El interés de los dueños de los equipos, era que llegara una persona que fuera positiva para el béisbol.

 

Pero le puso trancas a los agentes libres, que le costó a los dueños de los equipos más de 250 millones de dólares en pagos por daños y perjuicios, además de enturbiar las relaciones de trabajo con el sindicato de peloteros.

 

Bart Giamatti, presidente de la Universidad de Yale, autor, poeta, amante del béisbol y gran amigo de Bud Selig, se convirtió en el séptimo comisionado de MLB en 1989, Le tocó la suspensión de Pete Rose por apostar cuando era manager-jugador.

 

Llega el octavo Comisionado, Fay Vincent que estuvo de 1989 a 1992 y continuó la agenda de Giamatti.

 

Eran años de mucha confrontación y los dueños de los equipos se cansaron de tener un comisionado poco comprometido en la lucha por defender sus intereses y le exigieron la renuncia.

Los dueños de los equipos querían un Comisionado que defendiera sus derechos y con ese fin, decidieron nombrar a Bud Selig, uno de ellos mismos, quien aceptó el cargo de noveno comisionado de manera provisional en 1992 y luego permanente en 1998.

 

Un punto criticable la suspensión de la Serie Mundial en 1994, la declaración de empate del juego de las estrellas en el 2002 y el darle el beneficio de «home club» al ganador del juego de las estrellas.

 

El actual comisionado de la MLB es Rob Manfred, que llegó al puesto el 25 de Enero del 2015.

Robert D. Manfred Jr. (nacido el 28 de septiembre de 1958) es un abogado y ejecutivo de negocios estadounidense.

 

Es el décimo y actual Comisionado de la MLB. Anteriormente se desempeñó como Director de Operaciones de la Major League Baseball (MLB) y sucedió a Bud Selig como Comisionado el 25 de enero de 2015.

 

 

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN BÉISBOL

Ir arriba