Comentarios Recientes

0

Efemèrides especial 9 de septiembre 1928:Sylvio Cator, màxima figura en la historia del deporte haitiano


  • Francisco Angeles | 09-09-2020

 

Resumen de la historia deportiva de Haití, considerado el país más pobre del hemisferio occidental. Solo ha  ganado  dos medallas olímpicas, hechos  que ocurrieron entre1924 y 1928, hace casi 100 años. El Estadio Olímpico de Puerto Príncipe, inaugurado en 1952, lleva el nombre  de Sylvio Cator.

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA-.Sylvio Cator, ocupa la página principal en historia del deporte haitiano al convertirse en el primer atleta  de ese país en ganaruna medalla olímpicahace casi un siglo.Cator conquistó el domingo 9 de septiembre de 1928 la medalla de plata en salto de longitud en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam.

 

Hasta el día de hoy, su medalla de plata es el mejor resultado de un atleta haitiano en los Juegos Olímpicos, con solo otra medalla (bronce) para el equipo de rifle libre de Haití en los Juegos Olímpicos de 1924. 

 

Su récord mundial de salto de longitud sigue siendo el récord nacional de Haití y, con 92 años, el récord nacional más antiguo en atletismo, e irónicamente en el evento de salto atlético más antiguo conocido, que data de los antiguos Juegos Olímpicos griegos.

 

El más exitoso atleta haitiano de todos los tiempos, antes de comenzar su carrera en el atletismo, jugó al fútbol en el Trivoli Athletic Club y participó en eventos de carreras para en el Racing Club Haitien.

 

Haití considerado el país más pobre del hemisferio occidental, ha ganado dos medallas olímpicas hasta el dia de hoy.

 

Haitianos compitieron en Juegos Olímpicos de París 1924

 

Compitió en los Juegos Olímpicos de Verano de 1924 celebrados en París, Francia, en tres disciplinas,  tiro olímpico ( Free Rifle Team de Haití), en el que logró la medalla de bronce por equipo, luego en el salto de altura, en el que ocupó el puesto 15 y el salto de longitud, donde llegó en el lugar número 12.

 

Sylvio fue parte de esa primera medalla olímpica de Haití llegó en 1924, cuando su equipo de tiro entrenado en Estados Unidos ganó bronce. El país había estado bajo ocupación estadounidense en ese momento.

 

Pero en los Juegos Olímpicos de 1928, celebrados en Amsterdam, Países Bajos, de manera individual el nativo de Cavaillon, logró el sueño  de subir al pódium de los ganadores tras conquistar la medalla de plata en salto de longitud, perdiendo el oro ante Edward Hamm, por solo 16 cm. 

 

Sin embargo, Cator se convirtió en el máximo héroe deportivo haitiano cuando ganó una medalla de plata en el salto de longitud de 1928. El acontecimiento se produjo solo unas semanas después, el 9 de septiembre de 1928, en los campeonatos mundiales de atletismo, donde estableció un nuevo récord mundial, rompiendo la marca olímpica de Edward Hamm en el salto de longitud, por la asombrosa cifra de 7,93 metros.

 

Cator saltó a los libros de récords, convirtiéndose en el primer hombre en romper la barrera de 26 pies. Posiblemente, Cator también fue el primer hombre en saltar más de 8 metros, aunque la información sobre su salto de 1929 de 8,04 metros es escasa, y supuestamente su salto tuvo demasiado viento en contra. 

A 92 años del record mundial de Sylvio Cator

El 7,937 de Cator sigue siendo el récord nacional de Haití, lo que lo convierte en la marca más antigua del mundo del atletismo. 

Haití tambiéncompitió en los Juegos Olímpicos de Verano de 1932 en Los Ángeles, Estados Unidos. La delegación del país estuvo integrada por dos atletas de pista y campo, André Theard y Sylvio Cator, quien  había ganado previamente la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 1928.

 

De manera que la última vez que Silvio Cator compitió en el evento de salto de longitud fue en estos Juegos Olímpicos de 1932 en Los Ángeles, California, obteniendo el noveno lugar. 

 

Como atleta olímpico que representa a Haití, el récord mundial de salto de longitud de Cator ha sido desde entonces el récord mundial olímpico haitiano más antiguo, con 79 años de duración.

 

Haití,  en 1946  eligió a Catoren el cargo de alcalde de Port-au-Prince y luego lo honró con perpetuamente  al designar al Estadio Olímpico de Haití con su un nombre. Cator, también jugó para la selección nacional de fútbol de Haití.

 

El “Stade Sylvio Cator”, un estadio de usos múltiples que se terminó precisamente el año de su muerte en Port-au-Prince. 

 

En 1958, Haití emitió una serie de siete sellos en conmemoración de la medalla olímpica de Cator y el récord mundial 30 años antes.

 

Una manera de honrarlo póstumamente, donde Haití no solo celebra la plata olímpica  sino también su récord mundial de salto de longitud con la emisión de siete sellos.Cator murió el 21 de julio de 1952. 

 

Récords mundiales de salto de longitud masculino

 

El salto de longitud es el evento de salto atlético más antiguo conocido, que data de los antiguos Juegos Olímpicos griegos, por lo que si se dispusiera de estadísticas adecuadas, un poseedor del récord mundial moderno podría afirmar que es el mayor saltador de longitud en más de 2.600 años. 

 

Hay evidencia registrada de un saltador antiguo que sobrepasaba los 7 metros (23 pies), aunque su técnica era diferente (llevaba pesas en las manos, por ejemplo) y los funcionarios griegos lamentablemente desatendieron los estándares de monitoreo de la IAAF para la velocidad del viento, pruebas de drogas, etc.

 

La progresión del récord mundial, por lo tanto, comienza a principios del siglo XX.Estados Unidos ha dominado las listas de récords mundiales de salto de longitud, y estadounidenses como Myer Prinstein y Alvin Kraenzlein tenían récords mundiales generalmente reconocidos a fines de la década de 1890. 

 

Pero el primer poseedor del récord mundial de salto de longitud reconocido por la IAAF fue el británico Peter O'Connor. O'Connor, nacido en Inglaterra pero criado en Irlanda, estableció un récord mundial no oficial a principios de 1901 y luego saltó 7,61 metros (24 pies, 11½ pulgadas) en Dublín el 5 de agosto de 1901, una actuación que luego fue reconocida por la IAAF como el primer récord mundial masculino de salto de longitud.

 

La marca de O'Connor se mantuvo durante casi 20 años antes de que el escuadrón inicial de poseedores de récords estadounidenses se hiciera cargo. Edward Gourdin fue el primero en pasar la marca de los 25 pies, saltando 7.69 / 25-2¾ mientras saltaba para Harvard en 1921.

 

Robert LeGendre rompió la marca de Gourdin durante los Juegos Olímpicos de París de 1924, pero no en el evento de salto de longitud. En cambio, LeGendre logró su salto récord de 7.76 / 25-5½ durante la competencia de pentatlón. 

 

Según los informes, Gourdin saltó más de 7,8 metros (25-8) el día después de la final olímpica de salto de longitud de 1924, pero lo hizo en una exhibición que no fue sancionada por la IAAF, por lo que no recuperó el estatus de récord mundial.

 

El estadounidense DeHart Hubbard saltó 7.89 / 25-10¾ mientras competía por la Universidad de Michigan en 1925 y fue dueño de la marca mundial durante tres años hasta que Edward Hamm alcanzó los 7.90 / 25-11 en las Pruebas Olímpicas de Estados Unidos de 1928.

 

Sylvio Cator de Haití le quitó el récord mundial a los Estados Unidos con un salto de 7,93 / 26-0 más tarde en 1928. Chuhei Nambu llevó el récord a Japón con un esfuerzo de 7,98 / 26-2 en 1931. Nambu también estableció el triple mundial Jump Mark en 1932, convirtiéndose en el primer hombre en poseer ambos récords de salto horizontal simultáneamente.

 

Sylvio Paul Cator: "El saltamontes haitiano"

 

Nacido en octubre de 1900 en el departamento de Sud de Haití, Cator se distinguió a una edad temprana en una serie de deportes como fútbol, ​​tenis y atletismo. Participó en el salto de altura y el salto de longitud en los Juegos Olímpicos de Verano de 1924 en París y ganó la medalla de plata (la última medalla olímpica ganada por Haití) en el salto de longitud en los Juegos Olímpicos de Verano de 1928 en Ámsterdam. 

 

De hecho, Cator rompió el récord mundial en salto de longitud en un encuentro celebrado en París un mes después de los juegos de Ámsterdam. Tales hazañas llevaron a la prensa estadounidense a llamarlo el "saltamontes haitiano", un apodo incómodo aunque apropiado para la primera persona en completar 26 pies en su evento emblemático.

 

Todo ese éxito quedó bajo la sombra de Estados Unidos. Cuando Cator tenía quince años, los marines estadounidenses desembarcaron en las afueras de Puerto Príncipe y comenzaron una brutal ocupación militar de Haití.

 

 La ocupación moldearía, devastaría, todos los aspectos de la vida haitiana, incluido el atletismo. Si bien la prensa extranjera atribuyó a los marines estadounidenses el entrenamiento de Cator, el saltador de longitud de clase mundial en ciernes insinuó que los ocupantes eran un obstáculo más que una ayuda para su desarrollo. 

 

En entrevistas entregadas a la prensa estadounidense, Cator declaró que tenía "pocos incentivos para el ejercicio formal" en su país ocupado, pero afirmó que "las colinas alrededor de Port-au-Prince [eran] lo suficientemente numerosas y empinadas como para mantener en condición a cualquier persona activa.

 

“En pocas palabras, Cator sostuvo que fue Haití lo que lo moldeó, no los marines estadounidenses.

 

De hecho, Cator, como muchos de sus compatriotas, expresó una fuerte oposición a la ocupación. Durante su infancia, Cator se negó a jugar béisbol, el deporte que las tropas estadounidenses exportaron a toda América Latina pero que no impusieron a los haitianos. 

 

Tal resistencia a la ocupación se hizo más explícita a medida que Cator maduraba y alcanzaba renombre internacional. En 1930, Cator se unió a los activistas estudiantiles para hacer demandas públicas por la destitución de Louis Borno, el presidente de Haití respaldado por Estados Unidos. 

 

Además, Cator presentó sus demandas de liberación de Haití ante dos comisiones que el presidente de Estados Unidos, Herbert Hoover, envió a Haití ese año. 

 

En el verano de 1932, Cator era mucho más que un atleta. Se había convertido en presidente de la Federación de Deportes de Haití y corresponsal de United Press. Se había consolidado como un vocero abierto y erudito de Haití capaz de defenderlo en francés, inglés, español y criollo haitiano. En resumen, Cator era un atleta olímpico cuya importancia trascendía el deporte.

 

Cuando Cator llegó a Los Angeles, California para los Juegos Olímpicos, la prensa estadounidense lo caracterizó como parte de una invasión de atletas extranjeros. La ironía no pasó desapercibida para Cator. 

 

El hecho de que venía de una tierra invadida —que estaba en el país y luego ocupaba el suyo— nunca estuvo lejos de su mente. ¿Cómo podría ser cuando el agregado oficial del equipo olímpico haitiano era coronel de la Infantería de Marina de Estados Unidos?

 

A pesar de la vigilancia que experimentó como miembro del equipo olímpico haitiano y empleado del gobierno haitiano, Cator siguió encontrando formas de criticar a Estados Unidos. En particular, usó la prensa negra para ese fin. 

 

Roger Didier, escritor de Associated Negro Press(ANP), explicó que los afroamericanos que obtuvieron medallas en Los Ángeles tuvieron que “mudarse y dejar espacio para otro, que no ganó ni título ni puntos en el Golden West, pero que se destaca entre todos ellos en sus contribuciones al prestigio del negro ". 

 

Al final, su derrota en la pista fue irrelevante. Lo que importaba era su espíritu, su personificación del "coraje [que] ayudó a sus compatriotas a frustrar las ambiciones egoístas del gran Napoleón".

 

Más de seis décadas después de la muerte de Cator en Puerto Príncipe, todavía abundan ideas mucho menos favorables sobre Haití y los haitianos. 

 

En muchos aspectos, han cambiado muy poco desde que Henry McLemore y United Press registraron su sorpresa de que Cator no caminara con "plumas de vudú en la mano". 

 

Hoy en día, los principales medios de comunicación explican que los olímpicos haitianos representan la “nación más pobre de las Américas” como si escribir simplemente “Haití” no fuera suficiente. 

 

Muestran poco interés en los pensamientos, esperanzas y ambiciones de los atletas haitianos. En cambio, las cuentas de los "escasos fondos" disponibles para el Comité Olímpico de Haití.

 

Como es el deporte actual en Haití?

 

Haití tiene el fútbol de asociación como su deporte más popular. Haití tiene literalmente cientos de clubes de fútbol más pequeños que compiten a nivel local. El baloncesto está ganando popularidad de forma lenta pero constante, especialmente entre los jóvenes.

 

La mayoría de los partidos de fútbol tienen lugar en el Stade Sylvio Cator, ubicado en Port-au-Prince. La selección nacional de fútbol de Haití fue la segunda selección caribeña en llegar a la Copa del Mundo en 1974. También ganó la Copa de la Nación del Caribe en 2007.

 

Uno de los futbolistas más conocidos de Haití es Joseph Eduard Gaetjens, quien jugó para la selección nacional de fútbol de los Estados Unidos y marcó el gol de la victoria de la Copa Mundial de la FIFA 1950.

 

En 1974, la selección nacional de fútbol de Haití se clasificó para la Copa del Mundo. El nombre más grande del equipo en ese momento era Emmanual Sanon, que había jugado en más partidos de clasificación que cualquier otro haitiano en el equipo.

 

 Sin embargo, es imposible hablar de fútbol de Hatian sin mencionar a Sylvio Cator. Comenzó a ganar popularidad cuando ganó la plata en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam de 1928 en salto de longitud. También participó en la popularización del fútbol en Haití, razón por la cual el estadio más grande y popular de Haití lleva su nombre.

 

Eventos deportivos y deportistas relacionados con Haití. 

Deportes populares de Haití: Fútbol (Soccer), baloncesto. Éxito deportivo en Haití: Llegó a la Copa Mundial de la FIFA en 1974 y ganó la Copa de la Nación del Caribe en 2007 (fútbol)

 

Atletas más sobresaliente de Haití: Sylvio Cator (pista y campo, fútbol): ganó la plata en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam de 1928 en salto de longitud y Joseph Eduard Gaetjens (fútbol).Silvio P. Cator, nació el 9 de octubre de 1900 y murió el 21 de julio de 1952.

 

Trivia deportiva de Haití: Este país hizo su primera aparición oficial en los Juegos Olímpicos de 1924 enParís. Sin embargo, algunas fuentes enumeran 1900 como su primera aparición, ya que Léon Thiércelin, un competidor de esgrima, puede ser de nacionalidad haitiana.

 

Durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, los atletas de Haití y Liechtenstein se sorprendieron al descubrir que sus banderas eran idénticas. Después de los juegos, se agregó una corona amarilla en la esquina de la bandera de Liechtenstein.

 

Sylvio Cator estableció el récord mundial de salto de longitud de 7,93 m en 1928. Su récord de salto de longitud sigue siendo (2016) el récord nacional de Haití y es el récord nacional más antiguo en atletismo. Su principal instalaciones deportivas: Stade Sylvio Cator, ubicado en Port-au-Prince.

 

Datos interesantes de Haití en Juegos Olímpicos

 

El Comité Olímpico Nacional de Haití, el Comité Olympique Haïtien (HAI), fue creado por primera vez en 1914 y solo fue reconocido por el Comité Olímpico Internacional (COI) una década después (1924). 

 

La nación haitiana estuvo representada por primera vez en los Juegos Olímpicos de verano cuando los esgrimistas André Corvington y Léon Thiércelin compitieron en París, Francia. 

 

A partir de ese momento, tuvieron que esperar a que el Comité Olympique Haïtien fuera reconocido internacionalmente antes de volver a participar.

 

Antes de que un equipo oficial de Haití fuera enviado a los Juegos Olímpicos de 1924, el equipo de rugby francés en 1900 incluía al nacido en Haití Constantin Henriquez, quien se convirtió en el primer atleta negro en competir en los Juegos Olímpicos, y también en el primer atleta negro en ganar una medalla de oro. 

Además, hubo dos esgrimistas de nacionalidad haitiana que compitieron en los Juegos Olímpicos de Verano de 1900.

 

En 1924, Haití envió once atletas y dos oficiales a París, Francia. El equipo de tiro masculino (Astrel Rolland, Destin Destine, Eloi Metullus, Ludovic Augustin y Ludovic Valborge) hizo historia en Haití cuando se convirtieron en los primeros atletas que representaron a Haití en ganar una medalla olímpica. Ganaron el bronce para el rifle libre del equipo masculino el 27 de junio de 1924.

 

En la siguiente Olimpiada, Haití volvió a ganar la plata cuando Silvio Cator ocupó el segundo lugar en salto de longitud masculino en 1928 en Ámsterdam, Países Bajos. Desde entonces, Haití aún no ha ganado otra medalla olímpica. Haití también tiene que enviar su primer contingente a los Juegos Olímpicos de Invierno.

 

Haití en el Mundial de Futbol: Haití se ha clasificado para la Copa Mundial de la FIFA en una ocasión, en 1974. Perdió los tres partidos de la fase de grupos, permitiendo 14 goles y marcando 2.

 

El jugador haitiano Ernest Jean-Joseph fue suspendido después de fallar en las pruebas de detección de drogas en 1974. Jean-Joseph afirmó que fue golpeado por algunos funcionarios haitianos antes de que lo llevaran a casa en desgracia.

 

Silvio Cator

 

Nombre completo: Sylvio Paul Cator

Género: Masculino
Altura: 5-10 (178 cm)
Peso: 165 lbs (75 kg)
Nacimiento: 9 de octubre de 1900 en Cavaillon, Sud, Haití
Fallecimiento: 21 de julio de 1952 (51,286 años) en Port-au-Prince , Ouest, Haití
País: 
HAI Haití
Deporte: Atletismo

Medallas: 1 Plata (1 Total)

Juegos olímpicos: Amsterdam 1928

Atletismo masculino: Salto largo

Representando a Haitíhttps://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/5/56/Flag_of_Haiti.svg/23px-Flag_of_Haiti.svg.png 

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN ATLETISMO

Ir arriba