Comentarios Recientes

0

Juan Germosén añora ser exaltado al Pabellón de la Fama

Juan Germosén.


  • Tuto Tavárez | 06-12-2020

Con morriña allende los mares, lejos de su natal Tamboril, pero listo para tomar un vuelo, Juan Germosén sigue esperando el momento de su exaltación al Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano.

Cada vez que pasa un ceremonial y el nombre de Germosén no aparece, lo único que queda como consuelo es “quizás el próximo año será”.

El fino jugador de béisbol, está considerado el mejor intermedista de la pelota amateur, como tal se le escogió  el mejor del siglo en esa posición, que defendía con elegancia y precisión.

Desde que se retiró como jugador activo en 1983, Germosén ha estado esperando el momento de la exaltación, que sería la culminación a una carrera brillante, en el béisbol que se juega por amor a la camiseta y la patria.

Casi todos los que fueron compañeros de Germosén y brillaron como él, ocupan su lugar en el pabellón de los inmortales, pero el tranquilo jugador de Tamboril sigue esperando.

Quienes vieron a Germosén jugando, se asombran cuando se le dice que no está exaltado, porque saben puso los números en el terreno, con un comportamiento ejemplar en su vida privada y un caballero en el trato a los demás.

Germosén nació el 16 de septiembre de 1951 y ocho años más tarde, comenzó a sobresalir en el béisbol de pequeñas Ligas, siendo su primer manager Arismendy Martínez, cuando jugaban los niños en el play de Seo Reynoso.

El niño fue subiendo como en una escalera desde infantil, juvenil hasta llegar a la fuerte Liga 11 de Enero, que era la antesala para el béisbol amateur en Santiago.

Después de militar en la 11 de Enero se presentó a las prácticas del equipo amateur de su natal Tamboril, pero consideraron que estaba muy jovencito y que debía esperar un año, porque era una pelota muy fuerte.

Pero Freddy Toribio, el zorro dirigente de la pelota amateur, lo había visto en la Liga 11 de Enero y dijo que estaba listo para jugar amateur y lo llevó a su equipo de La Aurora, bateando para 306 en su primera experiencia.

Después de mostrar sus cualidades de bateador, corredor y defensa es llamado a la Selección Nacional, de la cual no se apartó jamás.

En 1971 vistió el uniforme dominicano en el Campeonato Mundial de Béisbol, celebrado en La Habana, Cuba y se llevó el liderato de bateo con elevado promedio de 386 y fue seleccionado el mejor segunda base.

El presidente de Cuba Fidel Castro bajó al terreno a felicitar a Germosén y le dijo: “Nunca he visto un segunda base como usted, no se venda como las reses cuando vayan los scouts norteamericanos”.

JUAN ES APODO

Aunque ha pasado a la historia con el nombre de Juan, este es un apodo, ya que su nombre es Luis Tomás Germosén Henríquez.

Una cosa que Germosén lamenta es no haber jugado nunca con el equipo del municipio de Tamboril, por lo que no puede decir que fue profeta en su tierra.

Sus momentos más difíciles fueron cuando tenía que ir con otro equipo a jugar contra Tamboril en el mismo municipio.

En Santiago, además de La Aurora fue campeón con el equipo Bermúdez, PUCMM,  y el Club Félix Benjamín Marte.

En la actualidad, Germosén reside en la ciudad de Nueva York junto a su compañera Mercedes Capellán, con quien ha procreado ocho hijos.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN BÉISBOL

Ir arriba