Comentarios Recientes

0
Manuel Ángel Fernández

Un Análisis Financiero

Manuel Ángel Fernández | manuel_fdez@yahoo.com

El emprendimiento como herramienta contra la desigualdad

Foto: Fuente Externa


  • Manuel Ángel Fernández | 09-06-2020

De acuerdo con el conglomerado de organizaciones benéficas no gubernamentales que lucha contra la pobreza OXFAM, en el mundo existen 2, 153 multimillonarios que poseen más riqueza que 4,600 millones de personas, o sea, un 60% de la población mundial. Como es evidente el problema de la desigualdad está muy arraigado, tomando ya matices escandalosos.

En América Latina y el Caribe el 20% de la población concentra el 83% de la riqueza. El número de multimillonarios en la región pasó de 27 a 104 desde el año 2000, mientras que 66 millones de personas, un 10.7% de la población vivía en extrema pobreza, según la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL). Vivimos en un mundo donde los pobres son cada día más pobres y los ricos cada vez más ricos.

Según un estudio de Quality of Life, se determinaron los 10 países con mejor calidad de vida, siendo este el resultado: 1. Canadá 2. Suecia 3. Dinamarca 4. Noruega 5. Suiza 6. Finlandia 7. Australia 8. Holanda 9. Nueva Zelanda y 10. Alemania.

Para este estudio se tomaron factores como buen mercado laboral, estabilidad económica, igualdad de ingresos, un buen sistema de salud y de educación, y una fuerte estructura empresarial que fomenta el emprendimiento

Como podemos observar, aquellas naciones que invierten en la generación de nuevas empresas han logrado tener mejores resultados en términos de igualdad, y esto obviamente impacta positivamente en la calidad de vida de sus ciudadanos.

En la República Dominicana, a través del Viceministerio de Pymes, desde hace ya algunos años se han establecido mecanismos y leyes que buscan fomentar el emprendimiento.

Sin lugar a duda un tema aún pendiente para poder lograr mejores resultados en términos de emprendimiento es el de la formalización. Aún tenemos una gran cantidad de negocios que actúan en la sombra, lo que hace cuesta arriba cuantificar y a la vez apoyar más la creación de nuevas empresas. Si queremos marcar una diferencia en términos de igualdad debemos seguir trabajando duro en la formalización de nuevos negocios.

Así mismo, para que el emprendimiento sea sostenible, el pequeño y mediano empresario debe educarse financieramente y a la vez capacitarse en áreas de la gestión como operaciones, contabilidad, estrategia, procesos y mercadeo.

Otro tema importante es que nuestros emprendedores puedan contar con políticas fiscales que promuevan su desarrollo, y no que sean un escollo para la formalización de nuevos negocios.

Por otro lado, es urgente la puesta en marcha de la ley de garantías mobiliarias que le permita a las pymes ofrecer en garantía sus bienes muebles (inventarios, vehículos, maquinarias, equipos, etc.) Así mismo es necesario ya la implementación de la ley de garantías recíprocas, que consiste en entidades que presentarán avales a favor de las pymes.

Así mismo, se debe establecer los mecanismos para la aplicación de la ley 141-15 de Reestructuración y Liquidación de Empresas y Personas Físicas, la cual ayudaría a mantener a flote a aquellos negocios que estén pasando por dificultades financieras.

Sin lugar a duda, el desarrollo y fomento del emprendimiento a través de leyes y políticas de desarrollo, es clave para poder reducir los altos niveles de desigualdad que afectan a nuestra sociedad.

Por Manuel A. Fernández

Asesor Financiero

manuel_fdez@yahoo.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN ECONOMÍA

Ir arriba