Comentarios Recientes

0
Manuel Ángel Fernández

Un Análisis Financiero

Manuel Ángel Fernández | manuel_fdez@yahoo.com

Presupuesto 2021 y Primer Disgusto


  • Manuel Ángel Fernández | 05-10-2020

La luna de miel del nuevo gobierno con la población ha llegado a su fin. La semana pasada el gobierno presentó el anteproyecto de Ley de Presupuesto General del Estado para ser sometido a su aprobación en el Congreso. La nueva pieza presupuestaria asciende a RD$1.37 billones. Los ingresos previstos ascienden a RD$746, 313.8 millones, por tanto, se requerirán RD$291, 528. 5 millones de fuentes financieras adicionales para cubrirlo. 

Por otro lado, el gasto previsto será de RD$891, 378.8 millones más aplicaciones financieras por RD$146, 463. 5 millones. 

Del total de los gastos previstos un 86.2%, es decir RD$768, 215.5 millones serán destinados a gastos corrientes, y el restante 13.8% será orientado a gastos de capital, es decir RD$123, 163.2 millones.

El nuevo presupuesto prevé un déficit fiscal de RD$145, 064.9 millones, lo que representa un 3% del PIB. 

Este anteproyecto de presupuesto, según las autoridades, está enfocado a reforzar la canalización de recursos al sector salud, educación, programas sociales y proyectos de inversión.

Lamentablemente, tal como ha sido publicado en la prensa, las autoridades tienen planeado nuevas fuentes de ingresos, que vienen a afectar aún más la estrechez de liquidez de la población.

Una de las alternativas de nuevos ingresos busca establecer un impuesto transitorio del 3% al consumo vía tarjetas de crédito y débito, así como cualquier otro medio de pago en moneda extranjera. Por otro lado, también se incluye aplicar el impuesto sobre la renta al salario de navidad, para sueldos por encima de los RD$35,000.00.

Estas dos medidas, obviamente van a afectar el bolsillo de una clase media cada vez más diezmada y en vías de extinción. Estas propuestas han caído muy mal en la población cuya indignación no se ha hecho esperar en las redes sociales y medios de comunicación. Es increíble, que una vez más, se le pidan más sacrificios a una población que está harta de tanto dispendio de recursos en actividades poco productivas. 

Estamos de acuerdo que el gobierno necesita más recursos para poder cumplir con sus objetivos y combatir la pandemia del Covid-19, pero me parece que esto no debe realizarse a costa de sustraer más recursos a la población, el gobierno debe preservar su capacidad de ahorro, y no seguir castigando más el bolsillo de la clase media y baja. En las clases de economía en la universidad nos enseñaron que la política fiscal debe procurar la “redistribución de la riqueza mediante transferencias a los más pobres e impuestos a las rentas más elevadas”

Una idea que se nos ocurre es atacar aquellas actividades muy rentables, pero que son nocivas para la capacidad de ahorro de la población. Se nos ocurre interesante gravar un 40% las utilidades de los consorcios de bancas de apuestas, las loterías y los casinos. ¿Por qué no empezar por ahí?.

Confiamos en la sensatez de nuestro presidente, y que estas nefastas medidas no serán aplicadas por el bien de la ciudadanía.

Por Manuel A. Fernández

Asesor financiero

manuel_fdez@yahoo.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba