Comentarios Recientes

0
Manuel Ángel Fernández

Un Análisis Financiero

Manuel Ángel Fernández | manuel_fdez@yahoo.com

Solo queda reinventarnos


  • Manuel Ángel Fernández | 22-04-2020

En el mes de junio del año pasado, participé como conferencista en una actividad empresarial invitado por una reconocida entidad de intermediación financiera nacional. El tema de la disertación era el de la Innovación de las empresas.

En aquellos momentos hablábamos de la Innovación como la receta ideal para sobrevivir en un entorno de negocios globalizado y competitivo. Decíamos que aquellas empresas dispuestas a innovar eran las que tendrían un mayor potencial para prosperar. Estas empresas debían estar atentas a los cambios del entorno, y responder a estos con mejoras significativas.

Hoy en día, en plena crisis por la pandemia del coronavirus, la innovación toma un sentido de sobrevivencia. Los distintos artículos de los más reconocidos economistas del país coinciden en que las Mipymes serán las más afectadas por el bajón económico ocasionado por las medidas de confinamiento establecidas por el gobierno para enfrentar el avance del virus.

Es mucha la incertidumbre generada por la disminución pronunciada de la actividad económica. El gobierno ha diseñado un mega paquete de medidas financieras para ayudar a las empresas a subsistir mientras dure esta situación, que, hoy en día, no tiene una certeza de terminar en el corto plazo.

En tales circunstancias, solo queda reinventarnos. Cambiar nuestro modelo de negocios y ajustarlo a esta realidad. En las crisis se pueden encontrar oportunidades. Hay una frase de Albert Einstein que se adapta muy bien a esta situación que dice “En tiempos de crisis solo la imaginación es más importante que el conocimiento. Y ante esta realidad toca buscar nuevas estrategias, y nuevos nichos de mercados. Tal vez es hora de aplicar esta otra frase que dice “No busques clientes para tus productos, busca productos para tus clientes”. Lo mismo se ajusta a los servicios.

Tenemos casos de pequeñas sastrerías, costureras y modistas, que en vez de producir vestidos como antes, están produciendo mascarillas, gorros y batas para el personal médico y sanitario. Otros, en vez de tratar de atraer clientes a sus negocios, han decidido ir a dónde sus clientes y llevarles las mercancías que necesitan. Conozco restaurantes y papelerías que están surtiendo comidas y material gastable de oficina respectivamente cuando antes no era parte de su oferta de servicios.

Hay psicólogos dando consultas a través de Skype. Nosotros los docentes, hemos convertido nuestra casa en aulas virtuales y estamos impartiendo.

clases a través de innovadoras herramientas como Zoom, Google Classroom, Microsoft Teams, entre otras. Un reconocido analista financiero ya empezó a dar asesorías financieras virtuales y pronto ofrecerá seminarios de finanzas e inversión totalmente on line.

Así mismo, leí un artículo sobre de un par de jóvenes emprendedores, que habían logrado mucho éxito con la comercialización y venta en los Estados Unidos de papelería de lujo marca Karst Stone Paper, y que, además, en medio de la pandemia, lograron desarrollar y vender un nuevo formato de desinfectante de manos, en tan solo siete días.

Una buena pregunta para hacerse en estos momentos es ¿cómo podemos ayudar a nuestros clientes en estos momentos? Ellos deben saber que estamos para ellos y por tanto debemos buscar maneras novedosas para satisfacer sus necesidades.

Por Manuel A. Fernández

Asesor Financiero

manuel_fdez@yahoo.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN ECONOMÍA

Ir arriba