Comentarios Recientes

0
Manuel Ángel Fernández

Un Análisis Financiero

Manuel Ángel Fernández | manuel_fdez@yahoo.com

Un 2020 para olvidar y retos financieros para el año 2021


  • Manuel Ángel Fernández | 28-12-2020

En este año 2020 que ya languidece, y que estamos ansiosos que termine, todo cambió. Nuestra vida cotidiana y nuestras costumbres fueron afectadas por la llegada de un enemigo en común: La Pandemia del Covid-19. Nos guste o no, hemos tenido que adaptarnos (tal vez por las malas) a esta nueva “covidianidad”. El mundo dio en pocas semanas un giro de 180 grados. 

Desde el punto de vista financiero las familias y las empresas han sido desbordadas por las medidas de confinamiento primero, y luego por las de contención para evitar la propagación del virus, que todavía hoy sigue afectando a la sociedad. Gracias a Dios, y en tiempo récord, ya se ha iniciado el esperado proceso de distribución de las primeras vacunas autorizadas por los organismos de control de la salud. Ojalá este proceso se realice de manera efectiva, humana y fluida, para poder pensar en una vuelta gradual a la normalidad.

Mientras tanto, debemos tomar medidas para eficientizar nuestras finanzas bajo estas circunstancias:

1. Fomentar y optimizar las finanzas personales: Hoy más que nunca debemos aprender a manejar de manera efectiva nuestras finanzas y tener un mayor control sobre nuestro efectivo. No hay de otra. De una buena vez hay que dejar atrás los malos hábitos de consumo, el despilfarro y las compras impulsivas. Una de las mejores decisiones que puede tomar en este nuevo año es educarse financieramente. Un buen curso-taller le otorgará las herramientas para tomar el control de sus finanzas personales y aprender a manejarse con disciplina, consumir de forma inteligente e invertir su dinero de forma eficaz.

2. Diseñar y aplicar un presupuesto: Una herramienta indispensable para este 2021 lo será sin lugar a duda un buen presupuesto. Este plan de ingresos y gastos le permitirá optimizar sus fuentes de ingresos y sobre todo a controlar sus gastos. Uno de los propósitos esenciales del presupuesto es identificar aquellos gastos superfluos o identificar aquellos que se están saliendo de control con el objetivo de mantenerlos a raya a través de una férrea disciplina. La idea es mejorar nuestra capacidad de ahorro y lograr excedentes después de restar los gastos a nuestros ingresos.

3. Evitar el sobre endeudamiento y desmontar deudas tóxicas: Bajo este escenario de pandemia es totalmente contraproducente meterse en deudas improductivas. Hay que ser, hoy más que nunca, muy precavido a la hora de contemplar tomar un préstamo. Si bien es cierto que las autoridades han logrado canalizar recursos frescos a las entidades de intermediación financiera en condiciones muy blandas y flexibles, debemos saber que este dinero hay que devolverlo y que cada decisión de financiamiento debe ser tomada con sapiencia. Si está sobre endeudado, se hace impostergable el diseño de un férreo proceso de desmonte de deudas, antes que sea demasiado tarde y las deudas se traguen sus ingresos, y con ello su tranquilidad.

4. Invierta de manera inteligente: No son buenos momentos para los ahorristas. El gobierno ha tenido que aplicar una agresiva política monetaria expansiva lo que ha ocasionado una reducción considerable de las tasas de interés que busca a través del crédito mantener en pie la actividad económica. Hasta finales del mes de noviembre se habían canalizado más de RD$160,000 millones en préstamos a los sectores productivos a tasas hasta un 8%, esto también ha ocasionado una baja sustancial en las tasas de los certificados financieros. Una buena idea es obtener mayores rendimientos a través del mercado de valores de acuerdo con su perfil de inversionista, es decir, su tolerancia al riesgo. 

5. Evitar los gastos hormigas: Como ya hemos mencionado, bajo esta crisis económica hay que cuidar cada peso ganado. Por tal razón hay que saber identificar y controlar los gastos hormigas, aquellos pequeños gastos cotidianos que por su bajo monto creemos (o no nos damos cuenta) que pueden alterar considerablemente nuestro presupuesto, pero que obviamente al consolidarlos resultan en un gasto considerable. Gastos hormigas pueden ser tomar un café con un amigo, comprar una empanada al final de la tarde, unas cervecitas con compañeros del trabajo al final del día, llevarle un helado a la esposa o un juguete al niño. Los gastos hormigas son como los pitufos, individualmente son muy pequeños, pero cuando se juntan son considerables.

6. Cubrir su riesgo de liquidez: Pocas veces nos preguntamos qué pasaría si perdemos nuestro empleo o nuestra principal fuente de ingresos. Con esta crisis económica por el tema de la pandemia la probabilidad de perder el empleo es mucho mayor. Por tal razón un buen propósito para iniciar el año es comenzar un plan de ahorros para lograr un monto que represente entre tres y hasta seis meses de nuestros gastos con el fin de tener un margen de tiempo para recuperarnos de un despido laboral o el cierre de nuestro negocio. Tener la tranquilidad de poseer ese colchón financiero nos permitirá dormir mucho mejor.

7. Invierta en Salud. Hasta el día que se escribió este artículo, los casos de contagio en nuestro país iban en aumento. Por eso, es indispensable la contratación de un buen seguro médico, que ojalá nunca necesitarlo, pero si se presenta una situación de contagio en algunos de nuestros allegados o relacionados, podemos contar con una buena cobertura de salud, para que los gastos médicos no se conviertan en una pesadilla. Por otro lado, es vital diseñar un buen protocolo de salud dentro y fuera de la casa para evitar ser contagiados. 

8. Diviértase sanamente: Uno de los aspectos, desde mi punto de vista, más negativos de este proceso es la desinformación. Las redes sociales son todos los días asediadas con malas noticias. Debemos aprender a manejar esto y buscar válvulas de escapes para no volverse locos. Hagamos ejercicio, intente el yoga, veamos buenas películas, llame a un buen amigo, lea un buen libro, comparta y juegue con sus hijos, organice un grupo de oración o de meditación, vea el amanecer o el atardecer, mime a su gato o a su perro, todas estas cosas no cuestan dinero, pero son muy provechosas y nos alimentan el alma, y sobre todo tenga en cuenta que existe un Dios que todo lo ve….

Finalmente, quiero desearles a todos mis lectores un feliz y productivo año 2021, pero sobre todo mucha salud. Estamos por iniciar un nuevo año cargado de nuevos retos y desafíos. En enero del 2021 esta columna cumplirá 10 años, y estamos felices de todavía llevarles educación y recomendaciones financieras a sus casas y negocios.

“Nunca pierdas la esperanza. Las tormentas hacen a la gente más fuerte y nunca duran para siempre” Troy E. Bennett

Por Manuel A. Fernández

Asesor Financiero

manuel_fdez@yahoo.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba