Comentarios Recientes

0

Palestina conmemora su simbólica Declaración de Independencia


  • Agencia EFE | 15-11-2020

En 1988, el histórico líder Yaser Arafat proclamó un día como la independencia de Palestina, un hecho simbólico que cada año recuerdan los palestinos tan solo como día festivo en Cisjordania y Gaza por la falta de soberanía.

Más de tres décadas después, con territorios palestinos ocupados por Israel, la consecución de un Estado independiente aún no se ha logrado, pero "el camino hacia la independencia se pavimenta con paciencia, perseverancia y firmeza", consideró hoy el presidente, Mahmud Abás.

"Nuestra independencia completa y real" se materializará "el día en que la ocupación israelí acabe y la bandera palestina se levante sobre las mezquitas e iglesias de Jerusalén", dijo Abás en sus redes sociales.

La jornada de hoy se conmemora como festivo en los territorios palestinos aunque la efeméride queda más bien en segundo plano por la ausencia real de independencia y la desafección política de la población.

El liderazgo palestino reclama la creación de un Estado según las fronteras anteriores a la Guerra de los Seis Días de 1967, cuando comenzó la ocupación israelí.

Desde entonces, Cisjordania y Jerusalén Este -reclamada por los palestinos como capital de su futuro Estado- permanecen ocupados por Israel, y Gaza -gobernada de facto por el movimiento islamista Hamás- está aislada bajo bloqueo israelí desde 2007.

En este contexto, las perspectivas que Arafat se marcó con su simbólica proclamación de hace 32 años parecen aún lejanas. El mandatario, que entonces permanecía exiliado en Argel, leyó una solemne declaración escrita por el famoso poeta palestino Mahmud Darwish.

"Su declaración fue un punto de inflexión en la historia del movimiento nacional palestino, cuando la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) confirmó su aceptación de la solución de dos estados para el conflicto palestino-israelí", destaca hoy la agencia oficial de noticias Wafa.

Sin embargo, las negociaciones de paz entre palestinos e israelíes están suspendidas desde 2014.

Las relaciones entre sus autoridades se tensaron aún más con los cuatro años de mandato del presidente de EE.UU., Donald Trump. Entre otras medidas favorables a los intereses de Israel, este reconoció Jerusalén como capital israelí y presentó un plan de paz que daba vía libre a la anexión israelí de parte de Cisjordania.

Esta situación, señalan analistas, parece que se revertirá con la llegada a la Casa Blanca del nuevo presidente electo, Joe Biden, que podría intentar acercar de nuevo a palestinos e israelíes en la mesa de negociaciones.

Aún así, en las calles palestinas la percepción sigue siendo más bien de escepticismo: muchos no ven un fin a corto plazo de la ocupación ni perspectivas reales para la consecución de un Estado propio y soberano. EFE


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN ASIA

MÁS CONTENIDO EN EXTERIOR

Ir arriba