Donald Trump dejó calladamente de ser presidente de Estados Unidos este miércoles en su club Mar-a-Lago de Palm Beach (Florida), adonde llegó poco antes de que el demócrata Joe Biden asumiera la Presidencia en una ceremonia en Washington de la que él estuvo ausente por voluntad propia. Acompañado de su esposa, Melania, su hija Tiffany y el flamante prometido de esta, Michael Boulos, Trump, que aún no concedió la victoria de Biden, llegó a Palm Beach siendo todavía presidente a bordo del Air Force One, que había partido de la base Andrews, en Maryland.   UN TRUMP INUSUALMENTE CALLADO Y DISTANTE   En contra de su costumbre, no hizo declaraciones en el aeropuerto y se dirigió directamente a Mar-...

El ministro brasileño de Salud, Eduardo Pazuello, admitió  que el Gobierno fue alertado con al menos seis días de anticipación que Manaos, la mayor ciudad de la Amazonía,...

La Unión Democrática Renovadora (Unamos), antiguo Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y antes escisión del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), lanzó...



Ir arriba