Comentarios Recientes

0
Marilyn Ventura

Candilejas

Marilyn Ventura | marilynventurard@gmail.com

El horno y las galletitas


  • Marilyn Ventura | 11-11-2020

Feliz día para todos

Como reza un viejo adagio “el horno no está para galletitas”.  Y ante la situación de los artistas dominicanos con el toque de queda y la prohibición del cúmulo de personas, todo parece indicar que se ha caldeado mucho más.

Aquí se deben poner sobre la mesa dos puntos importantes.  El primero es que la pandemia todavía no ha cesado y más en países como el nuestro donde gran parte de la población no está debidamente informada de las estadísticas del mundo y un posible rebrote.

El segundo tema va en relación a la desesperación de muchos artistas, músicos y trabajadores del sector del entretenimiento, quienes tienen varios meses sin producir dinero.

El tópico es bastante complejo y entendemos se debe buscar una solución viable para ambas partes.

Los artistas deben entender que la aglomeración de personas, especialmente cuando se habla de una fiesta, trae alcohol, el uso inadecuado o no uso de la mascarilla y por supuesto la violación al distanciamiento social.

Países como Italia, Francia y España, luego de abrir sus economías, se vieron en la necesidad de cerrarla de nuevo por el regreso del Covid 19.  

Es importante que en momentos como este el estado dominicano cree una especie de programa social o fondos para los músicos dominicanos.  Algo parecido a Fase, donde estas personas puedan tener algún ingreso que les permita pasar estos meses.

Tengo entendido que el sector de los músicos no fue incluido en estos programas de ayudas del gobierno.  Otra idea sería que el gobierno patrocine o auspicie algunos conciertos virtuales  y los artistas reciban pagos por su participación.

Hay muchas ideas que pueden fluir y generarse, pero urge una solución a esta penosa situación que solo agrede al gobierno, mortifica a los artistas y que está poniendo en riesgo la salud y la vida de mucha gente.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba