Comentarios Recientes

0
Heliana Medina

Vivencias y Aventuras

Heliana Medina | helianamedina@lainformacion.com.do

El Tesla de Luis Abinader


  • Heliana Medina | 18-08-2020

¡Saludos lectores!

En 1885 se creó el primer vehículo con motor de combustión interna con gasolina. Desde entonces, el automóvil ha sido mucho más que un simple medio de transporte. Es un símbolo de poder ligado a la posición social y económica.

Y ¿quién posee más poder que los jefes de Estado?

Los vehículos oficiales utilizados por presidentes y demás líderes mundiales deben ser imponentes pero sobre todo seguros. Movilidad de lujo que va desde un Rolls Royce Phantom, Audi A8, Mercedes Benz, Jaguar, Ford y, la gran excepción, el ex mandatario uruguayo José Mujica, quien durante su mandato rompió la tradición presidencial al rechazar una oferta de un millón de dólares por no deshacerse de su antiguo coche, un Volkswagen Escarabajo de 1987. Vehículo que utiliza hasta la fecha.

En República Dominicana también hemos cambiado la tradición de los carros presidenciales. Desde Trujillo, Joaquín Balaguer, Antonio Guzmán y Salvador Jorge Blanco los vehículos eran de gama alta. En 1996, al llegar al poder Leonel Fernández sucedió un cambio radical, el entonces mandatario cambió los carros de lujos por “jeepetas blindadas” como vehículo oficial.

Los tiempos siguen cambiando. El pasado 16 de agosto, el presidente electo Luis Abinader, se trasladó a la toma de posesión del Poder Ejecutivo -para sorpresa popular- a bordo de un automóvil eléctrico fabricado por Tesla Motors.

Abinader se convirtió en el primer presidente dominicano en utilizar movilidad sostenible como medio de transporte oficial.

Todo indica que el mandatario apuesta a la sostenibilidad, al desarrollo de energías limpias y al cuidado del planeta.

Durante su período de campaña, el ahora jefe de Estado, se comprometió a asignar los recursos y el capital humano que sea necesarios para el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030, acordada por los países miembros de las Naciones Unidas en el 2016.

El ODS 7: energía sostenible y no contaminante busca garantizar el acceso universal a servicio de energía asequibles, confiables y modernas. La movilidad sostenible apunta al logro del ODS 7, impactando también la consecución de los demás.

Los países desarrollados continúan apostando a este tipo de tecnología y siguen motivando al no uso de los autos de combustión interna, de diesel y gasolina.

Que bueno que en República Dominicana sigamos los pasos de esos grandes países y, que desde la alta cúpula se promuevan acciones a favor de la salud del planeta. Nos urge avanzar hacia el cumplimiento de los ODS.

La sostenibilidad no la podemos ver como algo del futuro, sino como el presente, el ahora.

Según datos ofrecidos por la Asociación de Movilidad Eléctrica Dominicana (Asomoedo), actualmente en las calles del país circulan más de 300 carros eléctricos.

La movilidad eléctrica ofrece múltiples ventajas, cero emisión de gases contaminantes durante su funcionamiento, no produce contaminación acústica, porque el ruido que emite es muy mínimo. Más allá de los elementos desgastables como los frenos o los neumáticos, el mantenimiento de un vehículo eléctrico queda reducido a un chequeo del estado de las baterías y los motores eléctricos cada determinado tiempo. O sea, adiós a cambiar filtros, lubricantes, aceites y otros líquidos. Es mucho más eficiente que un vehículo tradicional. Su eficiencia ronda el 90% cuando en un automóvil tradicional se queda en el 30%.

Algunos inconvenientes que surgen con esta nueva modalidad es por ejemplo: ¿Dónde cargar la batería? Para ello el país debe contar con centros de recargas en avenidas y carreteras disponibles para todos los usuario. El precio de adquisición es muy elevado y existen pocos talleres especializados para el mantenimiento.

Y aunque mencionamos al inicio que este tipo de movilidad no contamina el planeta, la producción de electricidad para poder cargar estos vehículos sí.

Excelentísimo señor presidente, República Dominicana tiene patas cortas en temas de sostenibilidad. Nuestra condición de isla nos permite desarrollar toda clase de mecanismos para generar energías limpias y no contaminantes. Le propongo motivar la producción de electricidad para este tipo de automóviles a partir de energías renovables, como la solar, la eólica o la mareomotriz en el caso de la zona costera, entre otras. Evaluemos una posible reforma energética para independizarnos de los combustibles fósiles.

Para encaminarnos hacia un país con movilidad sostenible y con igualdad de oportunidades para todos y todas, debemos optar por autos híbridos, por su ahorro energético, menor impacto negativo hacia el medio ambiente y la accesibilidad en costos. Los automóviles híbridos rinden mejor con un menor consumo de energía, esto gracias a los motores eléctricos integrados; incluso en caso de quedarse sin combustible, pueden usar la energía que generaron por sí solos como respaldo, lo que es muy útil en casos de emergencia. Estos autos emiten 80% menos gases nocivos que los de gasolina por sus motores eléctricos, esto reduce la concentración de contaminantes que acumulan los gases de efecto invernadero.

Y por último, enhorabuena por su triunfo; cuente con nuestro apoyo como nación y tenga por seguro que seremos veedores de su gestión, con la esperanza de que usted cumpla con todo lo prometido.

Nos vemos pronto...

 @helimedinard


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba