Comentarios Recientes

0
Luisa Rebecca Valentín

Entre usted y yo

Luisa Rebecca Valentín | luisavalentin@lainformacion.com.do

Entre usted y yo... edición 2 de julio 2020

Melba Díaz De Monsanto y Luisa Rebecca.


  • Luisa Rebecca Valentín | 02-07-2020

"El alma en una nube y el cuerpo como un lamento, viene el problema del pueblo, viene el maestro.  El cura cree que es ateo y el alcalde comunista y el cabo jefe de puesto, piensa que es un anarquista... Las buenas gentes del pueblo han escrito al MInisterio y dicen que no está claro cómo piensa este maestro, dicen que lee con los niños lo que escribió un tal Machado antes de ser exilado, les habla de lo innombrable y de otras cosas peores, les lee libros de versos..." Patxi Andion.

***

Felicidades a los maestros que forjan la Patria con amor, a través de la enseñanza.  

****

A través de los años, nos encontramos con profesores a quienes olvidamos y a otros que no olvidamos. El maestro que da más allá del programa de clases, que deja huellas para toda la vida, resulta ser un guía eterno.  El que no se limita a ser solo el profesor de una materia.

***

Es gente a la que uno recurre y recuerda siempre por cada consejo, por cada acto de fe y de confianza que nos infundió. A través de los años y sé que ustedes también, han vivido experiencias memorables con  maestros, por lo que les invito a hacer su lista. Recientemente murió don Víctor Martínez, un maestro de vocación que tocó la vida de muchos y eso lo certifica la cantidad de testimonios.  Igual yo, puedo recordar nombres como Iván García, Libanesa Carrasco, Norma García, Mariíta Jiminián, Pedro Diep; Arelis García y  Ramón Mera, (ambos idos a destiempo), Enriquillo Martínez, Frank Peña Pérez, entre una larga lista de grandiosas personas con quienes aprendí.

***

Pero también están los amigos, los abuelos, los tíos, que no nos enseñan en clases, que también se convierten en maestros y dejan enseñanzas a lo largo de nuestras vidas. En fin, maestro puede ser un árbol, un amigo, un atardecer, una flor, una película, un mensaje que no iba para usted, pero lque e cae como anillo al dedo, en fin, la vida misma es maestra y tiene muchas maneras de dar una enseñanza a cada instante.  Para que haya un maestro tiene que haber un alumno ávido de conocimiento.  Dicen que cuando el alumno está listo aparece el maestro.

****

Cada vez que pueda, dedique algún momento a maestros que hayan marcado su trayectoria profesional y de vida. Llámeles, escríbales, visíteles, es gratificante.  Lo va a disfrutar y si, usted nunca les olvidó, entonces ahora ellos son los que no le van a olvidar.  De manera particular hago especial mención a mi maestra doña Melba Díaz de Monsanto.  Vivo ejemplo de capacidad, rectitud, conocimiento, coherencia y entrega en las aulas.  Fue mi maestra y cada vez que puedo aprovecho la ocasión para compartir con ella buenos momentos.  Cómo olvidarla!

**

Este domingo, cumpla con el deber y ejerza el derecho al voto. Tome las precauciones de lugar y vaya!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba