Comentarios Recientes

0

Romance del ciclo diario

Rafael Peralta Romero


  • Miguelina Medina | 29-11-2019

(I)

Amanece ya y las gallinas

se están tirando del palo

mi compadre deja su lecho

y procura su café colado.

“Pachito, Pachito levántate

que el maíz no está desgranado

mira si voy a esa tarima

y te despego a fuetazos”.

Suena la ponchera suena

con el caer de los granos

y con el pi pi se congregan 

los pollos frente al rancho.

“Pi pi pi, falta mi pollita

y la gallina javá no ha llegado”.

—Llama, llama que todavía

es temprano, muchacho.

Pi pi pi, vienen toditas

pero esas dos no han llegado.

—Echa el maíz que si no viene

es que ya se las comió el gato,

y mira a ver si te das prisa

que anda suelto el barraco,

hay que buscar la mula

y regar el cacao.

—Que con qué quieres los víveres

—Con tomate y bacalao

y anda pronto que voy a la loma

y el sol está calentando.

 (II)

Sobre cuna de madera

una criatura ha despertado,

tras la chiva corre

corre Pachito

llevando la lata

en sus manos.

—Aquí está la leche, mamá.

—Ponla en el fogón, cristiano.

Sobre el colchón de lana

la niña sigue llorando.

—Calla mi palomita

que tu leche se está enfriando,

cállate un chin morenita

que el tetero ya está lavado.

(III)

(Tololé tololá

esta ceiba

voy a tumbar,

aunque sea fuerte

yo la tumbo

tololé tololá

porque la Virgen

me va a ayudar)

(IV)

—Papá yo tengo sed

—Espera un poquito 

y vas a beber.

—Papá, pero aquí no hay río

—Espera y confía

que tú andas conmigo.

—Por Dios y por la Virgen

anda bejuco de agua

y a mi muchachito quita la sed

a mi muchachito la sed calma

mi chiquito necesita de ti

anda bejuquito de agua.

(V)

Sobre la loma y la llanura

vino a tenderse el crepúsculo

y por el camino tortuoso

bajan padre e hijo.

Sobre la mula vienen

los frutos del conuco.

La yagua por si llueve

bajo los brazos.

Olor a frutas,

hambre y cansancio

vienen de la loma

también bajando.

(VI)

Con el croar de las ranas

y el cantar de los pájaros

en el silencio del cacaotal

vuela para los cerdos un llamado

,,chon, chon, chon”

ladridos de perros

“Mira, negrita estáte tranquila”.

advierte la voz del amo.

Sobre la loma y la llanura

vino a tenderse el crepúsculo

en el hogar la familia

come, habla y reza junto.

Una luna muy clara

asoma sobre aquel mundo

Una lámpara se apaga

y por hoy termina el ciclo.

Rafael Peralta Romero

(Nació en Miches, R. D.  Académico de la ADL)


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba