Editorial

Una lucha difícil pero necesaria

La lucha contra la corrupción es una misión muy difícil pero al mismo tiempo necesaria e impostergable. Es imposible que la nación dominicana llegue a buen destino, si es conducida a través de las pautas y prácticas de la corrupción, las cuales han asumido en los últimos tiempos la categoría de sistema social y cultural, legitimando en el psiquismo colectivo del dominicano la idea malsana de que hacer política es hacer negocio para la apropiación privada de los recursos públicos o como dice el pueblo para “hacerse” con los cargos públicos. Ese sistema social de la co­rrupción y esa cultura hay que desmantelarlos, por lo que se hace imprescindible que el Gobierno impulse los procesos que lleven a ese propósito, tal como lo ha reiterado el nuevo gobierno que encarna Lui...

Articulistas

Ir arriba