Comentarios Recientes

0
Ramón E. Durán

Ramón E. Durán


A nadie sorprendió la división del partido oficial


  • 30.08.2019 - 05:00 pm

Para  los dominicanos que le damos  seguimiento a nuestro  quehacer  político, no constituyó  sorpresa  lo que parece  ser una lamentable división del oficialista  Partido de la Liberación Dominicana, pues  con lo acontecido en la cámara baja el pasado 16 de agosto,   hasta ahora todo indica   que su situación es irreversible.
 
Luego de lo sucedido con  la reelección de  Radhames Camacho, de la  corriente de Danilo Medina,  éstos  argumentaron   que Leonel Fernández fue el primero en violar el pacto que le otorgaba a Demóstenes Martínez la presidencia de la cámara de diputados debido a las    manifestaciones frente al congreso en contra de la modificación de la Constitución para posibilitar la reelección de Danilo Medina,  argumento que consideramos tiene   poca base de sustentación, porque lo que  hizo desistir a  Danilo  de sus aspiraciones fue el rechazo general de la población y la intervención directa  de los  Estados Unidos a través de su Secretario de Estado, Mike Pompeo.
   
Como señalan los entendidos, en política´´ hay cosas que se ven y otras que no se ven´´ porque  de  haberse cumplido el pacto que comprometía  la elección de Demóstenes Martínez,   de una manera  u otra,  esto iba a   fortalecer  la pre-candidatura de Leonel a la presidencia de  la República.
   
La situación de Danilo y Leonel, más bien se  parece a  dos gallos que  no pueden estar en el mismo gallinero..´´ solamente  yo,  porque aquí no cabemos los dos´´. Según los analistas si Leonel Fernández resulta vencedor en las primarias del  6 de octubre, por estrategia y pensando en el futuro,   Danilo  no lo va a dejar pasar, aunque el partido se quede fuera del poder.

Pero como señalamos   en otra oportunidad,   de  imponerse  el candidato favorito de Danilo  Medina,  entonces Leonel y su grupo, con los muchos   millones  acumulados   durante sus 12 años de gobierno,  harán  lo mismo, es decir  tratarán  de impedir el triunfo del danilismo  aunque esto también implique sacrificar el  partido  por los siguientes cuatro años, o quizás  para siempre, pensamos nosotros.

Cualesquiera   que resulte   el vencedor en  la primarias, tratará  de  buscar  un  acercamiento  para la reconciliación y  subsanar heridas  y ofensas  con el objetivo  de ganar unidos las elecciones, pero también  recordemos que entre los dos principales líderes hay un pleito  casado  por  asunto de  sobrevivencia y el control del partido, por lo que   ninguno quiere que el otro llegue. Además el temor de los danilistas es que si Leonel gana las elecciones,  después de tantos golpes bajos recibidos  éste podría  pasarle  factura.

Para algunos,   de no haber  entendimiento a lo interior del PLD previo al evento del 6 de octubre, a la oposición le convendría que Leonel Fernández sea escogido como el candidato a la presidencia  por el partido morado.
     
Partiendo de esta hipótesis  los  partidos  que celebrarán las primarias cerradas, podrían hacer  lo posible para que los ciudadanos que no están inscritos en su padrón acudan a votar por Leonel Fernández.

Ellos  saben  que tener el poder a su favor  ofrece muchas ventajas aunque con el inconveniente de que ahora la nueva ley de partidos impone restricciones en los gastos de campaña, donde tal vez,  como en el pasado  no  se podrá   hacer uso de los recursos económicos del gobierno de  manera desmedida.
 
Estamos seguros   de que al final  en  las primarias solamente    participarán  dos candidatos,    el oficialista que resulte  con la   mejor aceptación  en la encuestas que se  están  realizando   y Leonel Fernández,   porque     faltando pocos días  para el 6 de octubre,    los demás  candidatos se retirarán  para producir un golpe de  efecto  y trabajar juntos   con el propósito de   fortalecer al candidato seleccionado, que posiblemente resulte ser  el ex ministro de Obras Publicas Gonzalo Castillo, ya que es el  que  mejor imagen proyecta  y posee  perfil    presidenciable.  
 
Como la práctica de la  política tiene cierta similitud con el  juego de Ajedrez, donde hay que pensar bien antes de  mover la ficha,  de acuerdo a un   diputado del PRM,   la votación de los diputados  de ese partido a favor de la reelección de Radhames Camacho  fue una decisión ejecutada   para debilitar al PLD. Y no lo dudamos  porque solamente con el partido oficial dividido la oposición tiene  más posibilidades  de llegar al poder.







Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba