Comentarios Recientes

0
Pascual Ramos

Pascual Ramos


Acciones que pervierten mentalidades


  • 16.10.2019 - 06:51 pm

El sucede y viene hacer o al caso, engancha los presagios pervertidos de seres endemoniados, prejuiciados por tabúes culturales, que sirven de máscaras carnavalescas, brindando pleitesía al libertinaje que corrompe mentalidades, bajo influencias mal sanas, de pensares que producen ideas encubadas, en cerebros prostituidos, honrando al Judas traicionero, que navega libremente por los partidos políticos y las religiones del diezmo inquisidor de conciencia, generando pensamientos de división, destrucción y muerte.
     
La subasta de la compra y venta de conciencia, en el mercado de la oferta y la demanda del favoritismo paternalista; amamanta  los discursos, los cultos y homilías, respondiendo conforme las características de los diseñadores del sistema imperante, defendiendo intereses monetarios; por entender que es la sociedad, donde impera la ley del dinero. “Porque donde manda papeleta, no manda centavo” y  “donde manda coronel, no manda soldado”.   
     
El escritor Fernando Savater en su libro ¡No te Prives!, Defensa de la Ciudadanía (2014); explica, que: “En el juego político hay indeseables, aunque la legalidad actual les ampare y encuentren votantes que les apoyen. Y no deja de sorprender lo poco que cuentan los principios para los principales partidos cuando les tienta la rebatiña electoral y el oportunismo”. (Pág.173).
     
Savater, poseedor de varios doctorados honoris causa otorgados por universidades de España, Europa y América; precisa pero en la página 31 del indicado libro, lo siguiente: “Los políticos son torpes, venales, perniciosos y por tanto culpables de los padecimientos de la ciudadanía en crisis”. Por lo que entiende el profesor de Filosofía en la número 73 de su obra social, que: “En una sociedad abierta y pluralista, por tanto laica y no sometida a rigideces teocráticas, las leyes no deben pretender zanjar las divergencias morales de los ciudadanos sino crear un ámbito en el que puedan convivir todas sin humillación de nadie”.  
      
Los resabios de los representantes políticos, vierten en el tejido social, el veneno  del divisionismo, que socava el espíritu de la creatividad democrática solidaria; impidiendo que triunfe el bien común, conforme se plantea en los principios éticos y morales de humanismo cristiano, muy bien explicado en la Teología de la Liberación, donde se honra la enseñanza profética de amistad, amor y paz de Jesús Cristo, cimentada en la predica de igualdad, por ser hijos e hijas de un mismo Padre, creador de todo cuanto existe. Idea que solo se entiende, poniendo en práctica la fe en el Supremo Dios, por medio de la oración personal y colectiva.  
      
El escenario está preparado y los dirigentes, porque eso de líder no existe, se espuelean como gallos salvajes en el rin de la contienda de los anti-valores patrióticos, donde se perfila saldrán ganadores, los amos y señores de los efectivos monetarios, obtenidos producto del “trabajo honrado”, que han realizado por décadas; en instituciones, empresas e industrias del Estado; pervirtiendo mentalidades, que delatan conductas y comportamientos individuales y colectivos de pecados capitales, en el seno de una sociedad sedienta de justicia y de paz.










Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba