Comentarios Recientes

0
Maricela Ortiz

Maricela Ortiz


Cristo es el fundamento


  • 29.07.2019 - 06:15 pm

Observemos juntos un punto neurálgico de una Verdad Presente distorsionada. El objetivo de este artículo no es crear malestar ni discordia, más bien es que podamos entender por la Biblia lo que Dios nos quiere enseñar. Por supuesto, esto es, si realmente queremos agradar a Dios y no a los hombres. Vamos a descubrir a la luz de la Palabra el error doctrinal que sostiene la infalibilidad de Pedro tener la llave del reino, y además un sucesor en la tierra.     

La palabra para Pedro es “Petros”, que significa roca pequeña. “Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro). Juan 1:42.
   
El uso de iglesia, gramaticalmente significa “ekklesia), es decir, que “Ekklesia” significa “asamblea” o “congregación” y en el AT griego se usa para referirse a la “congregación de Israel, o sea, el pueblo de Dios. Desde el principio de la historia redentora, Dios estuvo reuniendo a todos los que habían de ser redimidos por gracia. Por tanto, la resurrección de Cristo, la venida del Espíritu Santo, y el acontecimiento de los creyentes ser bautizados en el Pentecostés, cumplió la promesa de la única iglesia que Él prometió construir, y es Su cuerpo, la iglesia que somos nosotros, templo del Espíritu Santo; en donde ahora, mora Cristo por Su Espíritu en nosotros.  

Jesús usa un juego de palabra con la palabra “petra” que significa piedra de fundación.   Ahora, vamos a ver la pregunta de Jesús a sus discípulos: “Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas.” Mateo 16: 13-14. Luego le hace otra pegunta: “Él les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?” v. 15
  
“Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.” Mateo 16:16. “Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.” v. 17
  
En la respuesta de Jesús es donde se saca el texto (v. 19) fuera de contexto, leamos: “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.” v.18 “Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.” Mateo 16: 19 “y sobre esta roca edificaré mi iglesia”, hace referencia al fundamento de esa declaración revelada por Dios, al Pedro responder: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente” Es sobre esta Verdad Presente, Cristo como fundamento, que en ese momento estaba siendo revelado como Cristo a los discípulos y a todos los hombres. Donde el que creyera en Él, de ahí en adelante iba a ser salvo en este Nuevo Pacto.  Cristo es el fundamento de la iglesia.
   
Cristo era la promesa de salvación que esperaba el pueblo de Israel, y en ese momento en que Jesús hace la pregunta se estaba revelando a Él mismo como Cristo, como el Hijo de Dios. Por tanto, es sobre esta declaración revelada a Pedro, donde se fundamenta y se edifica la iglesia. Por lo que, todas las cosas subsisten por Él y para Él. Es a través de Cristo que tenemos entrada al reino de los cielos.
   
“Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos” Las lleves representan autoridad, y es dada por Dios a la iglesia. Donde todos los que crean en Cristo, tendrán entrada al reino de los cielos y autoridad para predicar el Reino de Cristo.
  
Poco después, podemos ver a los discípulos predicando el Reino de Cristo. Por ejemplo, Pedro predicó a los judíos que se habían convertido en el judaísmo (Hechos 2:38-41); llevó también el mensaje del reino de Cristo a los samaritanos (Hechos 8:14-17); predicó por igual a los gentiles (Hechos 10:30-35, 44, 45), y todos se arrepintieron y creyeron en el Reino de Cristo.      
   
Pedro, hablando de Cristo, y no de él, nos dice: “Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.” 1 Pedro 2:4-5

Isaías profetizó de Cristo como el fundamento: “por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure.” Isaías 28:16
  
Luego, Pedro tocante al tema retoma esta profecía y la afirma: “Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado.” 1 Pedro 2:6
   
Pablo refiriéndose a Cristo, como el fundamento (misterio oculto en el AT y revelado en el NT), habló a la iglesia diciendo: “y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.” 1 Corintios 10:3

Cristo es esa piedra de fundación, es decir, el fundamento. “Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” Hechos 4:11-12 Y un detalle muy importante a tomar en cuenta: “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.”1 Corintios 3:11
   
Cristo es la cabeza de la iglesia, por tanto, es una falacia y un error colosal pensar que Pedro u otros pudieran cumplir una función tan fundamental en la iglesia, ya que el rol de primacía es reservado únicamente para Cristo. Comprobemos: “edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo” Efesios 2:20 “porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.” Efesios 5:23 Cristo la llama mi iglesia enfatizando que Él es Su único arquitecto, constructor, dueño y Señor.







Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba