Comentarios Recientes

0
Rafael A. Escotto

Rafael A. Escotto


Cumpleaños 80 de mi amigo Hipólito Mejía


  • 07.03.2021 - 03:43 pm

“Mientras más enaltezcas y celebres tu vida, más encontrarás en ella para celebrar” (Oprah Winfrey) 

Esta frase de Oprah Winfrey parece haber traído envuelta un agasajo de fiesta, de grandes e inolvidables recuerdos de una juventud estudiosa y fraterna, de ilusiones de adolescentes siempre merodeando en los libros, dibujando ansias  sobre capullos de nubes, cavilando ideales infinitos que viajan por los colores de la esperanza, llevándonos encantados, como en mágicos trineos, deslizando  añadas sobre sueños insulsos de mocedades, hoy de abuelos de cabellera canosas manoseadas por halagos de manos sutiles y cautivadoras de nietos amorosos.

Ayer, te ufanaba de tu pelo rubio que desertó de pronto de tu cabeza  con el venir de los años, y sucedió casi sin darte cuenta. Sin embargo, no lo necesítate porque debajo de lo yermo crecería más tarde el conocimiento feroz que fecundaría frondosamente tus caminos hacia un trono entonces ignorado  rodeado de perlas, de rubíes, de dilemas y contradicciones que suelen crecer alrededor de los que gobiernan naciones y pueblos.

Siempre te vimos crecer como crecen los hombres que nacen refugiados bajo el atuendo luminoso de los grandes, como Bernabé, el apóstol fiel y notable que ayudó gente amiga. Tony Zaiek, Daladier Cabral, otro amigo apellido Dájer, de Tamboril, Nicolás Benedicto, yo, y otros más, vimos levantarte erguido mientras estudiábamos en Santiago, similar a Saulo de Tarso, conocido como San Pablo, un líder político exitoso con la enseña tricolor de la patria ceñida sobre tu pecho.

Quién pensaría en aquella época de estudiante que desde el balcón eminente de la patria veríamos al amigo Rafael Hipólito Mejía Domínguez levantando su mano derecha con la que el patricio Juan Pablo Duarte juramentó a los trinitarios en nombre de la Santísima Trinidad para implantar una república libre e independiente. 

Hoy, a tus maravillosos ochenta años de edad, tus amigos de aquel Santiago episódico te saludamos y te abrazamos en éste tu cumpleaños como Jesús de Nazaret abrazó a su hermano Santiago el justo. 

Recordamos nuestra camaradería cuando íbamos a estudiar a tu casa en aquel Gurabo romántico y bucólico, entonces lejano y libres de malicias, de los Méndez, los Suarez, los Díaz, los Gómez, los Zouain Díaz, y los Domínguez, con su arroyo serpenteando montañas y laderas y del cual Antonio Sánchez Valverde hizo mención en su obra «Idea del Valor de la Isla Española». 

Nosotros, tus amigos sinceros, quienes no necesitamos nada material de ti que no sea poder celebrar tus ochenta años de edad viéndote tan entero y saludable, como la madera dura del guayabo. 

Amigo Hipólito, desde la monumental ciudad de Santiago, de viejas añoranzas juveniles; desde «El castillo» a partir de cuya elevación, desde lo imaginario, vimos a Yoryi Morel pintar el rojo intenso de las flores del flamboyán que bordean en hileras el arroyo Gurabo; permítenos felicitarte y desearte lo mejor en este tú cumpleaños ochenta junto a doña Rosa, a tus hijos y familiares.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba