Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Despejando el panorama


  • 14.07.2019 - 05:38 pm

El panorama político caracterizado por la indefinición, la anomia y la incertidumbre, parece que comienza a despejarse luego de la posición dada a conocer por el Departamento de Estado de EEUU, la cual ha sido interpretada en contra del proyecto reeleccionista, al favorecer que se respete el Estado de Derecho y la actual Constitución.
   
Las propias voces más elevadas de la opinión pública que favorecen la reelección, han entendido que ese comunicado de los EEUU hará desistir del propósito reeleccionista a los que propugnan por la reelección del Presiente Medina.
   
La retirada del Presidente Medina de producirse modifica el escenario político-electoral, el cual de mantenerse la desunión dentro del partido de gobierno, coloca a la oposición encabezada por el mayor partido de la misma, como la opción más favorecida por la posición americana.
   
En esa circunstancia quedará por definir cuál sería la fórmula electoral que concurriría a las elecciones con la mayor favorabilidad desde la oposición. En ese orden se da por descontado que una primera fórmula privilegiada sería la que encabece Luis Abinader, mientras que no se descarta una fórmula encabezada por Hipólito Mejía y un acompañante más joven y estratégico, que pudiera concitar el apoyo de las fuerzas oficialistas y de otros poderes fácticos, los cuales no le darían apoyo a una fórmula que encabece Leonel Fernández.
   
En cualquiera de esas combinaciones, se da por descontado que las fuerzas encabezadas por Medina impedirán la candidatura de Fernández y podrían acordar el apoyo a una fórmula opositora, siempre que la encabece la combinación que determine Mejía. Se piensa que una combinación de esa manera sería invencible, ya que reuniría gran parte de las fuerzas oficialistas, las del PRM y hasta las del PRD.
   
Pero en esa perspectiva no se descarta que las fuerzas oficialistas de Medina, se dirijan a lograr el máximo poder posible a nivel del Poder Legislativo y del Poder Judicial y de las altas cortes, incluyendo la Cámara de Cuentas, a manera de no solo alcanzar su mayor protección, sino de tener el poder suficiente para condicionar al próximo gobierno y mantenerse como factor decisivo de la gobernabilidad y sobre todo como formador y estimulador de la nueva clase dominante.
   
La actual angustia, provocada por el tranque que obstruye en esta ocasión el proyecto reeleccionista, parece que comienza a despejarse y estabilizarse. De estabilizarse el patrón sucesoral del poder de acuerdo a la fórmula constitucional actual de “dos períodos de gobierno y nunca más”, el sistema político dominicano podría comenzar a superar la vieja tradición autoritaria de la reelección, con lo cual el país podría entrar en una fase de consolidación de la institucionalidad democrática y del reinado de la Ley.
¡Esperemos, con paciencia, esas optimistas perspectivas!

La nueva Marcha Verde


La nueva Marcha Verde animó el domingo a Santiago, movilizando a cientos de simpatizantes con el propósito de que se le ponga fin a la impunidad y a la corrupción, y más concretamente para que se respete la Constitución que prohíbe la repostulación del actual Presidente y consecuentemente la reelección.
   
La nueva Marcha Verde no es lo mismo que antes, pero sigue siendo la mayor expresión de movilización y resistencia de la Sociedad Civil.
¡Enhorabuena!

Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba