Comentarios Recientes

0
Ramón Enrique Marmolejos

Ramón Enrique Marmolejos


Dios dejó impreso las señales de su gloria en toda su creación


  • 05.12.2019 - 12:00 am

“ ¡Oh Jehová, Señor nuestro, Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra! Has puesto tu gloria sobre los cielos;  De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, A causa de tus enemigos, Para hacer callar al enemigo y al vengativo.  Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste,  Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?  Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra.  Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies:  Ovejas y bueyes, todo ello, Y asimismo las bestias del campo,  Las aves de los cielos y los peces del mar; Todo cuanto pasa por los senderos del mar.  ¡Oh Jehová, Señor nuestro, Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!" (Salmos 8:1-‬9)

"El poder de Dios resplandece en la creación del mundo y en el continuo gobierno del mismo. Y él ha dejado impreso las señales de su gloria en todas sus obras, y es precisamente que la felicidad y bienaventuranza consiste en conocer a Dios, él, a fin de que ninguno errase el camino por dónde debes ir hacia esta felicidad, no solamente plantó la semilla de la religión de la cual hemos hablado en el corazón de los hombres, sino que de tal manera se ha manifestado en esta admirable obra del mundo, y cada día se manifiesta y declara que no se puede abrir los ojos sin verse forzado a verlo. Es verdad que su esencia es incomprensible, de tal manera que su deidad trasciende todo sentimiento humano; pero él ha inscrito en cada una de sus obras ciertas notas y señales de su gloria, tan claras y tan excelsas que ninguno por ignorante y rudo que sea puede pretender ignorancia." (Juan Calvino, Institución de la religión cristiana, página 13)

La obra de Dios es tan inmensa y gloriosa que en esta vida no tendríamos tiempo para contarla y enumerarla, ya que él ha impreso señales de su gloria en toda su obra, como él nos enseña en su palabra: "Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.  Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría.  No hay lenguaje, ni palabras, Ni es oída su voz.  Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol;  Y este, como esposo que sale de su tálamo, Se alegra cual gigante para correr el camino.  De un extremo de los cielos es su salida, Y su curso hasta el término de ellos; Y nada hay que se esconda de su calor." (Salmos 19:1-‬6)

Dios nos enseña una y otra vez en la biblia, la cual es la palabra de Dios, la santa escritura, que una de las señales que él ha dejado en la obra de la creación es su misericordia: "Tuyos son los cielos, tuya también la tierra; El mundo y su plenitud, tú lo fundaste.  El norte y el sur, tú los creaste; El Tabor y el Hermón cantarán en tu nombre.  Tuyo es el brazo potente; Fuerte es tu mano, exaltada tu diestra.  Justicia y juicio son el cimiento de tu trono; Misericordia y verdad van delante de tu rostro.  Bienaventurado el pueblo que sabe aclamarte; Andará, oh Jehová, a la luz de tu rostro." (Salmos 89:11-‬15)

Dios dejó impresas las señales de su gloria en toda su obra, todo lo creado por él le debe adoración, honra y respeto para beneficio de toda su creación: "Alabad a Jehová desde los cielos; Alabadle en las alturas.  Alabadle, vosotros todos sus ángeles; Alabadle, vosotros todos sus ejércitos.  Alabadle, sol y luna; Alabadle, vosotras todas, lucientes estrellas.  Alabadle, cielos de los cielos, Y las aguas que están sobre los cielos.  Alaben el nombre de Jehová; Porque él mandó, y fueron creados.  Los hizo ser eternamente y para siempre; Les puso ley que no será quebrantada.  Alabad a Jehová desde la tierra, Los monstruos marinos y todos los abismos;  El fuego y el granizo, la nieve y el vapor, El viento de tempestad que ejecuta su palabra;  Los montes y todos los collados, El árbol de fruto y todos los cedros;  La bestia y todo animal, Reptiles y volátiles;  Los reyes de la tierra y todos los pueblos, Los príncipes y todos los jueces de la tierra;  Los jóvenes y también las doncellas, Los ancianos y los niños.  Alaben el nombre de Jehová, Porque solo su nombre es enaltecido. Su gloria es sobre tierra y cielos.  Él ha exaltado el poderío de su pueblo; Alábenle todos sus santos, los hijos de Israel, El pueblo a él cercano. Aleluya." (Salmos 148:1-‬14)

La sagrada escritura nos enseña en el libro de Apocalipsis que un día, al final de todos los tiempos, cuando él llame a juicio a la raza humana, todas las naciones tendrán que reconocer la grandeza de la obra de Dios. Es urgente que nos preparemos para ese día y nos preguntemos ¿Estoy yo preparado para el día de mi encuentro con Dios? Corre con toda tu alma y corazón a los pies de nuestro bendito Señor y Salvador, el Señor Jesucristo para que te unas al coro celestial: "Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues solo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado." (Apocalipsis 15:3-‬4)

Es tiempo de tener Un Encuentro con Dios y contemplar toda su belleza, ya que él dejó impresas las señales de su gloria en toda su creación. 

- Todas Éstas citas Bíblicas las encontrará en la Biblia Reina Valera 1960 -


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba