Comentarios Recientes

0
Vinicio Guzmán Luciano

Vinicio Guzmán Luciano


Duarte y el problema con los traidores


  • 25.01.2021 - 02:59 pm

Los traidores y separatistas frustraron e hicieron que la obra de Duarte, abortara, quedara incompleta y sin rumbo alguno después del 27 de febrero de 1844.

Luego de lograr lo que querían, estos permitieron entonces, que se levantara un Estado sobre los escombros y ruinas que se suscitaron después de la traición. Esto da como resultado que Santana desempeñara un status inmerecido y sin cumplir con las reglas y sin imperio de la ley, de ahí, un Estado sin instituciones fuertes y sin bases fundamentales como para echar raíces profundas y nutridas con que el árbol constitucional cobrara la mayor vigencia posible. Luego oímos a uno de esos presidentes salido de ese germen anti institucional, diciendo que la Constitución es como un pedazo de papel.

Gobernar a este país se tornó desde entonces, un asunto de poca envergadura si con dicho gobierno se cumplia con un capricho personal o la defensa de un grupo o clase social, no importando el perjuicio que pudiere causar al conglomerado social; cualquiera que quisiera, por el mismo capricho, podía gobernar este país, un ejemplo lo fue la era de Conchoprimo.

Ahora bien, no es un asunto que se da en Santo Domingo solamente, también  la América insurgente se involucra en el tipo de gobernanza que estoy llamando en este artículo, gobernanza caprichosa. En América los hay que gustaría decir ̈¨aqui yo soy el jefe¨; otros decir  ̈en mi gobierno!¨; otros ̈para eso estamos en el gobierno ̈ , y así continuamente se da ese estilo de comportamiento caprichoso y convencerse al fin de que aquí lo que vale es la ley del más fuerte, y como los más fuertes en la era de la Independencia, uno de los momentos más sublimes de la República, eran los conservadores o hateros y separatistas, tomaron el Estado a fuerza de cañones y de bayonetas, haciendo fracasar el proyecto incólume del hombre que logro que a pesar de los golpes, heridas y malquerencias causadas por los mancilladores y abusadores de poder, se creyera en él y lo que nos proponia, y que como dijera Julio Manuel Rodriguez Grullon en su reciente obra Duarte 25: ̈¨Somos dominicanos por Duarte, que supo enfrentar la fuerza y opinión prevaleciente en sus días ̈.

Es la verdad, si algo le debemos a Duarte, es ese peso de conciencia de que no podemos sino decir, que él representó y sigue ostentando el título del verdadero padre de la Patria.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba